Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La oferta más “barata” no es necesariamente la oferta más rentable

Aspectos a tener en cuenta por las pequeñas empresas industriales a la hora de escoger una máquina aserradora

Redacción MU03/12/2007
Las pequeñas y medianas empresas artesanales tienen buenas perspectivas de éxito si logran desarrollar su tecnología de producción al compás de su proverbial potencial innovador. Sin embargo, a menudo no aprovechan todas las posibilidades de aumentar su productividad y alcanzar al mismo tiempo una mayor eficacia en la ejecución de pedidos, porque piensan que no se puede poner en práctica el potencial de racionalización inherente a las diferentes etapas de producción. En las empresas artesanales, tales como cerrajerías, pequeñas y medianas empresas especializadas en productos desarrollados por ellas mismas o compañías proveedoras, esto vale ya para la primera etapa de la cadena de valor, o sea el aserrado.
foto
Máquina de aserrar circular para cortes a sesgo KASTOdisc A10 para el uso universal en talleres.

A veces, ni siquiera se conoce el tipo de máquina de aserrar existente en la empresa, porque los responsables se consumen en los trabajos diarios y se ocupan de los clientes, de modo que solamente se interesan a corto plazo por el potencial de racionalizar los tiempos de paso y la flexibilización, es decir cuando hay que invertir dinero para sustituir una máquina.

Una cerrajería con sólo algunos empleados se ocupa principalmente de pedidos relacionados con la construcción, tales como barandillas de balcones, escaleras, cubiertas de patios o invernaderos. ¿Cuál sería, en este caso, el tipo de sierra más universal, la sierra circular o la sierra de cinta? Vale la pena explicar en detalle las características más importantes de estos dos tipos de aserrado. Puede descartarse desde el principio ya el tercer tipo de sierra conocido por todo el mundo, o sea la sierra de arco, porque ya no hay innovaciones tecnológicas en este sector y se aplica sobre todo en talleres de prueba o bien en empresas que no tienen que aserrar todos los días.

La sierra circular destaca por su espacio necesario más reducido

Gracias al mayor avance por diente, las cierras circulares tienen la ventaja tecnológica de un rendimiento de corte más elevado. Muchas veces, las empresas se deciden por sierras verticales. En este tipo de sierra, hay una hoja de sierra, en el caso de Kasto por ejemplo, con un diámetro máximo de 350 mm que se desciende desde arriba. El material es avanzado o bien de manera manual mediante una palanca o bien por fuerza mediante un cilindro hidráulico o un convertidor hidroneumático. Otro criterio de selección muy importante es el margen de velocidad de corte que debe estar adaptado a la gama de pedidos de la empresa. La máquina debería disponer, por lo menos, de un motor de polos conmutables que cubre dos velocidades de corte, por ejemplo 18/36 m/min para materiales macizos con un diámetro máximo más bien grande de 100 mm - apropiado en parte para materiales de altas aleaciones, tales como acero inoxidable, - ó 36/72 m/min para aceros perfilados y metales no férreos. Algunos fabricantes ofrecen un avance automático de la pieza, con el que pagando sólo un pequeño sobreprecio se puede obtener un accionamiento regulado por frecuencia con una velocidad de corte continua de 12 a 60 m/min, lo que facilita adaptar la velocidad de manera óptima al material por aserrar. Así, se pueden cortar aceros de construcción con un diámetro máximo de 100 mm o aceros CrNi con diámetros más pequeños aplicando una velocidad de corte de 12 m/min, mientras que los perfiles pueden cortarse con una velocidad de corte de 25 m/min y aceros perfilados con una velocidad de 25 a 50 m/min. Además, las máquinas con avance automático de la pieza son el primer paso hacia la automatización, permitiendo así que el operador pueda alejarse de la máquina durante el corte de pequeñas series y encargarse de otras tareas. Además, los cortes a sesgo hasta 45° a la izquierda y 60° a la derecha son una de las gran ventajas de este tipo de máquina. Sin embargo, el criterio más importante de seleccionar una sierra circular de esta clase de potencia es el espacio necesario muy reducido, ya que muchas veces la sierra es desplazada a una esquina tras ejecutar el pedido de aserrado para aprovechar el espacio adicional para el montaje.

Las sierras de cinta tienen la ventaja de un margen de corte más grande

Gracias a su diseño, las sierras de cinta, tienen un margen de corte más grande (260 mm o superior). Estas sierras de bastidor giratorio disponen de una cinta de sierra de 27 mm y deberían estar equipadas con un cojinete giratorio muy robusto que garantiza cortes a sesgo precisos de 45° a la izquierda a 60° a la derecha en dirección de avance del material y, al mismo tiempo, longitudes de corte y cortes ortogonales precisos. Además, es indispensable tener guías de cinta de carburo metálico y poleas de inversión amortiguadoras que permiten alcanzar resultados de corte óptimos. Estas sierras de cinta tienen un accionamiento parecido a las sierras circulares, es decir estas máquinas funcionan con velocidades de corte continuas o escalonadas de 20 a 110 m/min. Y este margen de velocidad de corte más grande implica ya que la sierras de cinta pequeñas tienen un potencial más elevado. Realizan velocidades de corte más rápidas sin romperse y pueden aplicarse de manera más flexible que las sierras circulares sin llegar a sus límites. En la versión automática, la pieza es avanzada mediante husillo roscado a bolas rodantes y electromotor, lo que garantiza cortes de suma precisión, aun cuando solamente se produzcan pequeñas series. En caso de pedidos de corte de grandes series, esta máquina permite utilizar cintas de sierra de carburo metálico (figura 3) gracias a su construcción robusta. Ejemplo de mecanizado: esta máquina es capaz de cortar un material redondo de 42CrMo4 con una resistencia a la penetración de 56 HRC (dureza Rockwell C) en 2 mm dentro de 2 minutos con una velocidad de corte de 110 m/min. Sin embargo, las cintas de carburo metálico suelen utilizarse sólo en casos excepcionales, ya que siempre hay que adaptar la herramienta con mucho cuidado a la tarea de corte. A diferencia de las cintas de carburo metálico, la cinta HSS es de uso universal y no presenta problemas en la aplicación. Todas estas características demuestran que las sierras de cinta ofrecen altas prestaciones aun en caso de aleaciones de alta resistencia y tienen, generalmente, el diseño más flexible.

El corte flexible a sesgo

Las empresas transformadoras de metal y cerrajerías deben ocuparse de una gran variedad de pedidos. Generalmente, estas empresas producen todas las piezas que forman parte del pedido y no recurren a fuentes externas, tales como el comercio de acero preparativo, en la ejecución de sus pedidos. La gama de piezas por trabajar comprende material macizo con secciones circulares y cuadradas y todos los perfiles que se suelen utilizar en hogares privados y pequeñas empresas industriales. Por este motivo, el criterio decisivo al seleccionar una sierra es el margen de corte. Además de la parte de material macizo y las dimensiones de los perfiles, es imprescindible tener en cuenta la parte de los cortes a sesgo. Para la gama de pedidos de este sector es importante saber que las máquinas de bastidor giratorio, no permiten utilizar la zona de trabajo máxima como carga continua en caso de cortes de 90° con material macizo, sino más bien con material perfilado. Gracias a su potencial universal de aplicación, este tipo de sierras de cinta es idóneo para las tareas de la construcción metálica más ligera, que forman parte de los trabajos típicos de las cerrajerías. Así, se pueden aserrar vigas con un ancho máximo de 400 mm sin problemas y muy exactamente, si el ángulo de corte es inferior a 90°. Al fin y al cabo, en caso de cortes a sesgo de 45° a 60° hay un margen de corte de 240 ó 210 mm respectivamente. Es decir, se pueden llevar a cabo todas las tareas corrientes de la construcción metálica ligera, y en algunos casos se puede recurrir probablemente a una máquina más pequeña de esta serie. Gracias al avance automático de la pieza, este tipo de máquina permite igualmente realizar series más pequeñas sin presencia continua del operador. Además, esta máquina es también apropiada como primera sierra o como sierra universal de manejo fácil para la construcción de moldes.

El aserrado productivo

Las empresas transformadoras de metal que se ocupan también del aserrado para la producción, deberían seleccionar una sierra de cinta de columna doble, creada especialmente para los cortes en serie, en vez de una máquina de bastidor giratorio. La construcción de este tipo de máquina requiere un bastidor muy rígido y la parte superior de la sierra es guiada por dos columnas, lo que garantiza la recepción sin problemas de presiones de corte más elevadas. Así, se pueden alcanzar tiempos de corte más favorables, lo que permite reducir considerablemente los gastos por corte. Con una KASTOtwin A 2, por ejemplo, se puede cortar un acero de herramientas 1.2344 con un diámetro de 242 mm en aprox. 12 minutos con una cinta de sierra corriente HSS; un acero inoxidable 1.4301 con un diámetro de 150 mm puede cortarse en aprox. 5 minutos con una cinta de sierra de dentado ligeramente más elevado. Gracias a la construcción compacta, que dirige el flujo de las presiones de corte completamente hacia la máquina, en algunas tareas de corte se pueden utilizar también cintas de sierra de carburo metálico. Estas cintas de sierra de carburo metálico no pueden aplicarse de manera tan universal como las cintas HSS y requieren mucha experiencia por parte del operador respecto a la técnica del aserrado. Dado que no se pueden realizar cortes a sesgo, este tipo de máquina no es tan flexible, pero ofrece una mayor productividad.

Eficacia de los procedimientos de aserrado

Aparte de la tarea de corte individual, los gastos de inversión son un factor decisivo a la hora de seleccionar una nueva máquina de aserrar. Muchas veces solamente se calculan y comparan los precios de compra de la máquina. Pero en este caso es imprescindible incluir en este precio de la máquina todas las opciones deseadas, tales como un accionamiento regulado por frecuencia, la refrigeración por pulverización, el avance de material, etc. Además, en cualquier máquina, y esto vale sobre todo para las máquinas de aserrar, los gastos consecutivos, o sea la herramienta de la sierra y los lubricantes, no son nada desdeñables. Suponiendo un cálculo simplificado, los gastos de inversión de las sierras circulares y sierras de cinta de esta clase son parecidos y ascienden a aprox. 8.000 EUR a 25.000 EUR según el rendimiento de corte correspondiente. Muchas veces, las máquinas con avance automático de la pieza y sistema de mando PLC correspondiente que están en este margen de precio, son más ventajosas, ya que estos gastos adicionales pueden amortizarse rápidamente gracias a un grado de automatización más elevado y el ahorro de gastos de personal. Sin embargo, los gastos de la máquina acarrean gastos consecutivos, o sea los gastos de lubricantes-refrigerantes y, sobre todo, los gastos de la herramienta. Al parecer, los gastos de la herramienta no son muy elevados: según la longitud, una cinta de sierra HSS cuesta entre 30 y 80 euros, una hoja de sierra circular HSS vale entre 80 y 150 euros según el diámetro y el número de los dientes. Pero si se toman los gastos en función de la vida de la máquina (“cost per lifecycle”), hay un resultado sorprendente: los gastos de inversión de la máquina sólo representan el 20 por ciento, mientras que los gastos de la herramienta representan el 70 por ciento de la inversión total.

Los demás gastos se refieren a los materiales adicionales para la producción. Está claro que estos valores sólo son valores orientativos que deben comprobarse en la práctica en función de las condiciones de aplicación y la demanda de la máquina individuales.

foto
Sierra de cinta para cortes a sesgo - la sierra universal aun para cortes a sesgo en ambos lados.

Seguridad

Hoy día, es evidente que todas las máquinas de aserrar están conformes a las normas de seguridad corrientes que se han reunido bajo la marca CE. Esta directiva CE comprende principalmente la Directiva relativa a máquinas, cuya primera versión ha aparecido en 1989 y que ha sufrido varias modificaciones hasta el año 1995, así como la norma EN 13898 “Máquinas-herramientas. Seguridad. Sierras para metal frío” de 2003. Para más información sobre las prestaciones y la conformidad de la máquina recomendamos recurrir al manual de servicio y la documentación de piezas de repuesto de la máquina. n

foto
KASTOfunctional durante el corte con cintas de sierra de carburo metálico.

Recomendación: no comprar máquinas baratas

La oferta más “barata” no es necesariamente la oferta más rentable. Y hay diversos motivos para este hecho: si una máquina aparentemente más económica tiene una construcción más frágil, las herramientas pueden desgastarse prematuramente. No hay máquina de aserrar sin piezas de desgaste o repuesto, y por lo tanto es también recomendable comprobar si el proveedor de la máquina será capaz de suministrar rápido y fácilmente las piezas necesarias. Si la máquina no funciona, los gastos de inversión más reducidos no sirven para nada, y hay que tener en cuenta que el fabricante de la máquina tiene que invertir mucho dinero para la organización y el mantenimiento de un sistema eficaz de suministro de piezas de repuesto.

foto
KASTOtwin A 2 - sierra automática para la producción con rendimiento elevado.
foto
KASTOpos GA 4 - la sierra de cinta para cortes a sesgo con un gran margen de corte.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS