Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La AFM, o para qué pueden servir las asociaciones

Ferran Puig Vilar01/02/2002
La dictadura, en 1946, no es que no permitiera partidos políticos, es que ni siquiera permitía las asociaciones fuera del sindicato único oficial. Por este motivo, AFM tuvo que constituirse, en ese momento, como sociedad anónima. Condicionantes de los tiempos, la sede oficial se establece en Madrid a pesar de que los fundadores son abrumadoramente vascos y catalanes. Claro que la presencia física en Madrid se reducía a un buzón para la correspondencia. Al no existir una aportación económica en forma de cuotas, la actividad era prácticamente nula. Así eran las cosas en la España de la posguerra.
foto
La misión estatutaria original de AFM es calificada de “una mezcla de utopía y voluntarismo” por Patxi Aldabaldetrecu en el apartado dedicado a la historia de AFM de su libro Máquinas y Hombres. Guía Histórica (Elgoibar, 2000). Aunque tuvo el valor de ser un primer paso hacia un intento de racionalización y reestructuración del sector – muchas veces los promotores sólo siembran semilla y deben conformarse con ver los resultados desde otras perspectivas, a veces demasiado tarde.
Lo cierto es que la AFM de entonces se limitaba a ejercer de grupo de presión frente a la administración, en particular intentando defender el mercado interior frente a la entrada de maquinaria exterior, y forzando a la aplicación de fuertes aranceles. Eran los tiempos de la autarquía.
A partir del plan de estabilización de 1959 ideado por López Rodó, que dio lugar a los primeros intentos significativos de exportación, la AFM buscaba protección para la financiación de las ventas al exterior. La creciente competitividad del mercado interior lleva a la necesidad de exportar y, ésta, a la organización de ferias. Así, en 1961 se celebra la primera Feria Española de la MH, en 1962 se ingresa en Cecimo (lo que permite a 30 fabricantes españoles exponer en la siguiente feria europea, precursora de las actuales EMO).
La tímida apertura que se produjo a principios de los 70, que se manifestó casi exclusivamente en la promulgación de una Ley de Asociaciones, permitió a la AFM entrar en una nueva fase y protagonismo, que llega hasta hoy.  Pero eso no ocurrió sin tensiones.
En aquellos años se produjo la primera crisis energética, que encontró a medio mundo con el paso cambiado y provocó una crisis económica de proporciones insólitas desde hacía muchos años – y que España, contrariamente a otros países, no resolvería hasta 1985: de nuevo os miembros de AFM acudieron de nuevo a la administración en busca de ayuda.
Pero en aquél momento la AFM se encontraba paralizada por un enfrentamiento entre socios catalanes y vascos, y el ministro del momento condicionó las ayudas a la resolución de este conflicto. Así se constituyó AFM como asociación – si bien la sociedad anónima anterior se mantuvo prudentemente durante un tiempo como refugio, para el caso de que entre las intenciones del ministro estuviera la de dominar la asociación a partir de la fuerza, entonces dominante, del Sindicato Nacional del Metal. Tal cosa no llegó finalmente a ocurrir.
Cruz Arriola, de Maquinaria Lagun, fue el primer presidente de esta nueva etapa. Ignacio Olascoaga, que contaba con la aceptación de los dos grupos enfrentados, fue nombrado Director General y encargado de promover el armisticio. Alberto Ortueta, hoy Director General, compartió con Olascoaga las acciones de gestión hasta su jubilación en 1983.

Lanzamiento definitivo

La recuperación económica que se produjo a partir de este momento y el entusiasmo y buenos oficios del equipo que se formó a partir de entonces fueron las claves del espectacular desarrollo de AFM y de su influencia en la ordenación y promoción del sector. La decidida apuesta tecnológico-empresarial de los sucesivos gobiernos de la recuperada autonomía contribuyó también a la consecución de la situación actual, con una asociación muy reconocida internacionalmente que representa a unos fabricantes situados en el 8º lugar del mundo y el 4º de Europa (Suiza incluida). Probablemente también influyó el advenimiento y popularización del control numérico, a modo de revulsivo transformador.
Hoy AFM cuenta con unas muy correctas instalaciones en el Parque Tecnológico de San Sebastián, emplea a más de 10 personas y sus múltiples actividades se extienden a todo el mundo en favor de la exportación, junto a la promoción y el desarrollo interno de sus empresas asociadas. AFM como promotora general: de aspectos empresariales y de gestión por si misma, de tecnología a través de Invema, de formación a través del IMH (Instituto de la Máquina-Herramienta), con el broche del entrañable Museo. Entidades y acciones que, junto a otros organismos no dependientes como centros tecnológicos (Ideko, Tekniker, Fatronik y otros), y un elevado número de organizaciones de la dinámica sociedad civil del País Vasco,  conforman un conjunto de voluntades y vocaciones que se potencian entre si.
foto
La máquina-herramienta española, vasca en un 70%, está, y se siente, arropada por este entramado promotor de una industria que constituye todo un orgullo, y también una muestra de cómo la unión de esfuerzos, cuando es canalizada positivamente, consigue salvar obstáculos y alcanzar metas que, hace sólo 20 años, parecían imposibles.
Ha influido en el gobierno vasco no sólo para la creación de la red vasca de tecnología sino para que la máquina-herramienta tenga en ella un papel predominante. Y sin duda ha sido el artífice, y el canal, por el que el gobierno vasco ha acudido en auxilio de industria tan estratégica en al menos dos ocasiones recientes. Claro que ha encontrado un terreno abonado por la tradición y la cultura del trabajo del metal. Pero la máquina herramienta española de hoy no sería lo que es sin la AFM.
foto
 
Con datos del libro "Máquinas y Hombres.
Guía Histórica" (Elgoibar, 2000), de Patxi Aldabetrecu,
pp. 426-437


más información:
Máquinas y Hombres. Guía Histórica (Elgoibar, 2000), de Patxi Aldabetrecu, pp. 426-437

http://www.afm.es
http://www.invema.es
http://www.fmh.es

 

4) METALUNIVERS Enero - Febrero 2002

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Fabricantes de Máquinas-herramienta, Accesorios, Componentes y Herramientas
Fundación Fatronik, S.A. (Tecnalia)
Fundación Tekniker
Ik4 - Ideko, S.Coop.
Imh - Instituto Máquina Herramienta
Invema - Fundación de investigación de la máquina-herramienta

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS