Posicionamos su web SEO / SEM
La implantación de la norma no puede representar distorsiones en el funcionamiento de la empresa

Implantación de sistemas de calidad según normas ISO-9000

01/12/2000
La implantación de las Normas de Calidad es de capital importancia para afrontar con garantías la exportación. Esta afirmación es válida para un amplio abanico de empresas, incluidas lógicamente las de transformación del metal y, en gran medida, todas aquellas que pueden beneficiarse de sus moderados costes para acudir a concursos internacionales.
Implantar un sistema de calidad es organizar todas las áreas de la empresa, mediante una metodología previamente establecida, para conseguir unos niveles óptimos de calidad y, como consecuencia, de competitividad.
Para realizar esta tarea será necesario determinar previamente los objetivos que se pretende conseguir y las estrategias más adecuadas para cada caso.
Será necesario determinar también las Normas a las que se tiene que adaptar el sistema de calidad y, en el caso que nos ocupa, se ha elegido la Norma ISO 9000.

La gama de objetivos

El objetivo determinante será llegar a obtener la plena satisfacción de los clientes de la empresa, con lo que además de asegurar su fidelidad se podrán obtener unos niveles de mercado más altos.
Para cumplimentar este objetivo principal será necesario cumplir también los siguientes objetivos particulares;
  • responsabilizar a todos los componentes de la empresa para realizar bien su tarea y conseguir que se comprenda que su trabajo sirve para potenciar y mejorar el servicio al cliente y, con ello, asegurar su puesto de trabajo;
  • obtener una avanzada tecnología de producto y proceso;
  • disponer de un equipo humano capacitado y responsable;
  • disponer de sistemas y medios adecuados;
  • mantener unos niveles elevados y uniformes de calidad en los productos acabados;
  • optimizar los costes, manteniendo los anteriores objetivos; y
  • exigir a los proveedores de materias primas un alto nivel de calidad.

Estrategias a utilizar

Existen una serie de estrategias para obtener estos resultados que se orientan básicamente hacia los puntos siguientes;
  • formación permanente del equipo humano;
  • participación activa y eficaz de todo el equipo en la consecución de todos los objetivos y en el desarrollo de las estrategias, normas y procedimientos de trabajo;
  • planificación, definición y ejecución de las actividades a desarrollar para cada área de la Empresa;
  • difusión adecuada de los objetivos, normas y procedimientos a todos los componentes de la Empresa:
  • selección y evaluación de los proveedores, dirigidas a mantener bajo control las variabilidades de las materias primas o semielaborados;
  • determinación y prevención de defectos en los productos y de averías y anomalías en los medios de producción;
  • análisis rápido y eficiente de la variabilidad excesiva del proceso:
  • solución a los problemas de producto y servicio mediante procedimientos ágiles y tecnológicamente válidos;
  • mejora constante de productos y procesos para optimizar la calidad, la fiabilidad y el coste; y
  • disminución progresiva del índice de defectos de acuerdo con los objetivos señalados por la gerencia.

Diseño de planes de actuación

Inicialmente se diseña un plan específico, tomando como base las necesidades de la empresa. Una vez realizado este diseño, se pasa a las acciones propiamente dichas de Implantación de la calidad, que serán individualizadas y a medida de cada empresa y que comprenderán las fases siguientes:
Diagnosis: En esta fase se realiza un análisis sistemático de todas las áreas de calidad de la empresa, siguiendo las pautas de la Norma ISO 9000. Completado este análisis, se efectúa una evaluación total resultante de la suma de las evaluaciones de todas las áreas.
Del resultado de esta diagnosis se diseñará el Sistema de calidad propio de la empresa, que se desarrollará en dos fases:
Fase I: En esta fase se prepararán y confeccionarán, en colaboración con los responsables de las diferentes áreas, el Manual de Calidad y el Manual de Procedimientos.
Fase II: En esta fase se realizarán las siguientes acciones:
  • Implantación y rodaje del Sistema de Calidad diseñado
  • Seguimiento y control de la eficacia de los procedimientos
  • Aplicación del Procedimiento de Auditorías internas para comprobar la adecuación y el soporte del Sistema de Calidad, y
  • Información, divulgación y formación de la totalidad de la plantilla sobre el Sistema de Calidad.

Auditoría

Al terminar esta fase, la empresa dispondrá ya de las herramientas básicas para el aseguramiento y la acreditación de su calidad, como son el Manual de Calidad y el de Procedimientos del Sistema de Calidad según la Norma ISO 9000, que les permitirá obtener, si este es su objetivo, la Certificación de Calidad de la Empresa.

Resumen

Como puede apreciarse, la implantación de la Norma ISO 9000 no puede representar distorsiones en el normal funcionamiento de la empresa, puesto que se trata de recomendaciones previas simples que permiten una buena implantación de un Sistema de Calidad.
Con la ISO 9000 no se implanta sólo una Norma sino también una organización moderna de la empresa. Estas empresas hacen a veces cosas bien hechas, pero se trata que las hagan todas bien hechas y siempre. Como resultado, industrias que han implantado la Norma han pasado de no exportar a exportar hasta un 70% de su producción en pocos años. Esto significa que la ISO 9000 les hace posible asimismo competir en el mercado internacional. Disponer de la Certificación de Calidad es un atractivo comercial de un valor incalculable.

9 • PRODUCCION MECANICA. Noviembre 2000

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS