Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Cambio al software

Ferran Puig15/03/2000
Desde que el microprocesador comenzó a hacerse presente en las plantas de producción hasta hoy, el proceso desde el diseño de una pieza o máquina hasta su distribución y venta final ha sufrido cambios trascendentales. Desde los primeros controles numéricos, que pronto dieron paso a los robots, hasta las posibilidades actuales de «fabricación virtual» - por los sensores inteligentes y las redes locales, con la inestimable contribución de los PC - el mundo de la producción mecánica ha cambiado radicalmente.
Los sistemas de CAD/CAM/CAE operan sobre PC perfectamente estandarizados (todos iguales) o sobre estaciones de trabajo - PC mejorados, también muy parecidos entre sí. A salvo, quizás, de diferencias en el sistema operativo– de los que bien pocos, por cierto, quedan como herramientas de futuro. Los controles numéricos, autómatas programables, e incluso diversas gamas de máquinas-herramienta se han convertido - salvo excepciones - en algo parecido a las «commodities». Sólo la mal llamada «alta velocidad» ha venido a alterar de forma sustancial los elementos mecánicos de los sistemas.
En las máquinas de medir se ha llegado ya a unas estructuras mecánicas difícilmente superables de forma sustantiva. Programas de montaje y fabricación virtual, que operan sobre las mismas estaciones de trabajo que se emplean en CAE avanzado, permiten determinar la mejor disposición y método de montaje, así como la logística de producción óptima.
Los camiones de transporte son también muy parecidos entre sí dada cierta necesidad y tipo de producto, y lo que importa es la coordinación de tiempos para conseguir un buen just-in-time, lo que se consigue mediante software y comunicaciones. La comercialización se realiza mediante simulación de segmentaciones y pautas de consumo.
Entendámonos: no es que no se puedan mejorar los elementos mecánicos, que las máquinas y sus accesorios no puedan ser más productivas y económicas, que las herramientas - donde si se prevé una fuerte evolución - no puedan ser más duraderas y eficaces. Es que, hoy, la evolución está en el software: la tercera revolución ha llegado a la industria, después de protagonizar ésta la segunda, hace ahora poco más de un siglo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Sí, Lean sí es para mí

El mayor potencial que se desprende de la implantación del Lean a nuestras organizaciones es el efecto catalizador, transformador e iluminador que consigue

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS