Unos sencillos pasos pueden ayudar a decidir

¿Ha llegado el momento de cambiar de proveedor de lubricantes?

Phil Grellier
Dow Corning Molykote • Gerente de desarrollo de soluciones integrales, eBIG
15/11/2006
Para mejorar su productividad, automatizando los procedimientos de mantenimiento preventivo, aumentando la eficacia de la gestión de existencias y reduciendo los costes del inventario físico, muchas empresas empiezan a consolidar sus compras de lubricantes en un único programa integrado. Pero, ¿cómo comprobar que se está recibiendo el mejor servicio posible? Pruebe con esta sencilla guía para evaluar a su proveedor de lubricantes.
foto
La primera pregunta que una empresa debe hacerse cuando piensa en el mantenimiento de sus equipos es si su proveedor le ofrece una gama completa de productos. Los proveedores mejor preparados para satisfacer la necesidad de distintas lubricaciones ofrecen una línea completa de lubricantes industriales y no sólo una “amplia variedad” de productos. Entre los líquidos utilizados en aplicaciones de gran volumen figuran los aceites multiusos, para bombas hidráulicas, de compresor y de vacío, cajas de engranajes y cadenas. A este surtido deben sumarse grasas, pastas, revestimientos antifricción, dispersiones y demás compuestos industriales especializados. Además, es esencial contar con una amplia gama de existencias básicas. Los sintéticos resisten muy bien el emulsionado y duran más, con lo cual se alargan los intervalos de mantenimiento. Los aceites minerales de gran pureza también resisten la emulsificación y mejoran el rendimiento de los aditivos, y por eso tienen más vida útil que los aceites minerales convencionales. Asimismo, un proveedor de líneas completas ha de saber recurrir a las tecnologías de los aditivos funcionales, como los utilizados para proteger contra el óxido, el desgaste y las temperaturas extremas.

Hasta aquí todo claro, pero ¿cómo puedo saber si mi proveedor cambia, o recomienda cambios, con frecuencia excesiva o insuficiente? Saber cuándo cambiar los lubricantes industriales es uno de los aspectos más difíciles del mantenimiento de instalaciones eficientes, rentables y seguras. Si no está seguro sobre el momento más apropiado para cambiar de lubricante, puede estar desperdiciando dinero en cambios demasiado frecuentes, o arriesgándose a dañar el equipo con cambios excesivamente espaciados.

Los mejores proveedores se asegurarán de que sus clientes, desde los que operan en el taller hasta los que ocupan cargos directivos, estén bien informados para decidir cuándo conviene cambiar el lubricante. Su proveedor debe ofrecerle un programa analítico riguroso, que controle las múltiples características críticas del aceite utilizado relacionadas con el desgaste, compare los resultados con informes previos, y registre las tendencias. También es importante saber cómo se toma una muestra representativa y cómo se interpretan los resultados obtenidos. Un programa así ayuda a detectar la contaminación, la degradación de los lubricantes y el desgaste anormal de las máquinas.

Los mejores proveedores se asegurarán de que sus clientes, desde los que operan en el taller hasta los que ocupan cargos directivos, estén bien informados para decidir cuándo conviene cambiar el lubricante

Un asesoramiento adecuado

La siguiente duda es la de si el proveedor recomienda el lubricante adecuado. Al evaluar a los proveedores de lubricantes, el gerente de planta debe buscar un “conjunto” que le ofrezca todos los productos aptos para cualquier necesidad de sus instalaciones. Las ofertas deben apoyarse en un abastecimiento local de productos y de asistencia a cargo de expertos, que eviten al profesional de mantenimiento errores al seleccionar y aplicar lubricantes susceptibles de acortar la vida útil del equipo y de interrumpir la producción. Por ejemplo, las temperaturas altas en los compresores neumáticos aceleran las reacciones entre el oxígeno comprimido y las impurezas, ocasionando una oxidación rápida, un incremento repentino de la viscosidad, y fallos del lubricante. Por lo general, los aceites minerales aplicados a los compresores neumáticos sólo duran 1000 horas. En cambio, un aceite sintético creado especialmente para compresores neumáticos puede durar 12 veces más. Un proveedor cualificado que suministre todos los lubricantes comprende estas aplicaciones.

Asegúrese de que su proveedor evalúa la aplicación del material y no sólo el producto utilizado actualmente, porque éste puede haber dejado de ser el tipo o la familia de lubricantes más conveniente para sus requisitos exactos.

Dada la importancia de la gestión de lubricantes en la reducción de los costes y la mejora de la productividad, el éxito casi siempre depende de que se encuentre un solo proveedor de lubricantes y servicios adecuados para satisfacer necesidades complejas. Al evaluar a los proveedores de lubricantes, el gerente de mantenimiento debe buscar una línea completa de productos, conocimiento del equipo y de las aplicaciones, y un programa de análisis de aceites.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS