Se busca sentido común

Ibon Linacisoro15/06/2007
Tenía que llegar. Desde hace ya un tiempo estamos siendo informados de una nueva corriente social que tiende a la lentitud. Sí, pisar el freno, dejar las prisas, desayunar tranquilo, ir suavecito a trabajar, no entrar en el “esto para ayer”. Ahora que todo es más fácil en lo relativo a la producción, es todo más rápido, los plazos se acortan, nadie quiere esperar. Hasta los médicos se quejan de que los pacientes quieren curarse en menos tiempo, que no aceptan los plazos marcados por la naturaleza para, por ejemplo, un proceso gripal. Y ¿qué pasa con lo nuestro? ¿Quién vende en este mundo feliz de la tranquilidad? De momento vamos a dejarlo en que hoy, si quieres sobrevivir, tienes que estar al loro, espabilar, buscar tu hueco. La deslocalización famosa es un problemón, China es otro problema, además de una buena oportunidad, pero probablemente lo que más define este presente en el que nos fajamos ahora mismo, es la incertidumbre. Es por ello que sorprende a veces lo fácil que lo plantean algunos. Los grandes, los que más máquinas venden, los Mori Seiki, Mazak, DMG, Haas, hablan en positivo. Mori Seiki va a pasar de sus actuales 630-640 máquinas mensuales a 800, Haas está ya pensando en 13.000 máquinas anuales y DMG, acaba de anunciar un incremento notable en sus ventas, tanto que ha tenido que corregir al alza sus previsiones para finales de este año 2006. ¿Es esto trasladable a los nuestros? Bueno, difícil de decir, pero sí parece que, en medio de este halo de tristeza, cada uno se está buscando sus propios nichos. Y esto está bien, claro, pero mejor podría estar. En Japón hemos sido testigos de lo escrupulosos que son los japoneses a la hora de controlar sus sistemas productivos. En Europa, la Europa del bienestar, no estamos para grandes alardes. Somos a una buena parte del resto del mundo lo que los niños mimados del fútbol son a los ciudadanos normales, con todo el respeto que debemos tener ante lo que la expresión “normales” significa. En el gran fabricante estadounidense explican que su éxito se basa en el sentido común. “Damos a los clientes lo que nos gusta que nos den a nosotros cuando compramos una máquina”. Claro, esto no es sólo fácil, sino también muy bonito. Pero resulta que requiere un esfuerzo extra. Ya podía ser, amigos del otro lado del charco, la cosa tan sencilla. O tal vez lo sea, es posible que el misterio se encuentre tan sólo en dar con el verdadero sentido común que, como todos sabemos, es el menos común de los sentidos. Busquemos pues sentidos comunes, pero rapidito, que no tenemos todo el día.

Empresas o entidades relacionadas

DMG Mori Seiki Ibérica, S.L.U.
Intermaher, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS