Posicionamos su web SEO / SEM
General Motors presenta en Detroit un vehículo diseñado expresamente para la pila de combustible

Reinventar la industria del automóvil

Marta Torres01/02/2002
Hace unas semanas la firma norteamericana General Motors presentó un vehículo que incorporaba una pila de combustible (o célula de combustible a base de hidrógeno) como fuente de energía. Este dato no sería una novedad, sino fuera porque se trata de un vehículo diseñado específicamente para incorporar esta pila, de hecho ya se han integrado pilas de combustible a vehículos otras veces aunque siempre se trataba de automóbiles de producción normal y no vehiculos diseñados desde el principio para esto.
Este modelo combina además la pila de combustible con la transmisión electrónica, con lo que se evita la mecánica a la hora de controlar sistemas como la dirección o los frenos y otros mecanismos. En el modelo presentado en Detroit el sistema de transmisión por cable ha sido desarrollado por la firma SKF de Suecia.
El vehículo que presentó General Motors en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit (Estados Unidos) se llama AUTOnomy y pretende aplicar este concepto tanto a su diseño, como a su fabricación y uso.
En su página web, la compañía a través de Larry Burns llega a asegurar que este concepto (AUTOnomy) "podría reinventar el automóbil y la industria entera (de automoción). AUTOnomy no es simplemente un nuevo capítulo en la historia de la automoción. Es la segunda parte, mientras que los primeros cien años son la primera. El siglo veinte fue el siglo de la combustión interna y el siglo ventiuno será el siglo de la pila de combustible".
¿Es esto posible? Sin duda un vehículo que emita vapor de agua es bastante atractivo aunque hasta ahora se ha considerado que el hidrógeno (la fuente de energía de este sistema y el elemento más abundante en el universo), es bastante más caro que la gasolina actual, al menos por ahora.
Este factor no parece desalentar a los responsables de General Motors que defienden el AUTOnomy bajo las premisas de que se trata de una opción socialmente responsable (no emite gases contaminantes), adaptable y fácilmente "vendible" a todo el mundo. A esto se añade una libertad de diseño del vehículo desconocida hasta ahora.

La cuadratura del círculo

Según afirma el vicepresidente de investigación, desarrollo y planificación de la compañía, Larry Burns, el resultado es una arquitectura completamente nueva, que permitirá construir modelos diferentes de automóviles partiendo de un número limitado de diseños de chasis.
Todo aquello que hace funcionar este nuevo vehículo cabe en un chasis en forma de "monopatin". Allí se encuentra el depósito de combustible (en este caso, hidrógeno), el sistema de propulsión, los frenos o la dirección, solo por citar los más importantes.
El vehículo está equipado con motor en las cuatro ruedas. Se han eliminado los mecanismos y se ha optado por la electrónica. Se han eliminado los pedales, el panel de instrumentos y la columna de dirección. En otras palabras: el conductor puede sentarse donde quiera y para él llevar el vehículo, será algo similar a conducir un fueraborda o una motonieve. A falta de columna de dirección, la guía de dirección podría montarse en un brazo giratorio fijado al suelo del centro del vehículo. El conductor podría sentarse donde quisiera.
La falta de restricciones también hace más fácil incrementar la seguridad del vehículo. A esto se ñade que el "monopatín" de General Motors posee un centro de gravedad inusualmente bajo, con lo que también gana en estabilidad.
Además, el mismo modelo de cahsis puede equiparse con distintos modelos de bastidores, desde un monoplaza hasta un monovolúmen y se admite la posibilidad incluso de que pueda cambiarse el bastidor en función de las necesidades o de las modas, mientras se conserva el mismo chasis.
Pero por el momento los diseñadores de General Motors no han ido tan lejos y en la feria de Detroit han presentado un sólo modelo. Se trata de un vehículo biplaza que tiene una parte de motocicleta y otra del diseño de un avión militar y que al parecer, está inspirado en un modelo desarrollado por GM en los años 50 (Firebird) que trataba de imitar el diseño de la aviación de post-guerra.

Reinventar la industria

Además de las immediatas ventajas ambientales, el chasis, la parte verdaderamente importante del vehículo, se ha diseñado para durar bastante tiempo. Con semejante periodo de vida, se evita "fabricar en vano" y se facilita la recuperación de materiales y el reciclado. La única parte susceptible de ser cambiada más a menudo, el bastidor, puede hacerse enteramente de materiales reciclados.
Para convertir este concepto en una realidad industrial General Motors habla incluso de cómo organizar la producción. Los chasis o "monopatines" (skateboards para GM) se fabricarían a gran escala para reducir costes, mientras que los bastidores se harían en pequeños talleres satélites (subcontratación por ejemplo) que adaptarían el diseño a las necesidades de cada segmento de mercado. El proceso industrial apostaría por el ensamblaje modular.
Aunque 20 años de vida para un chasis quizá es demasiado tiempo para la industria del automóvil, los técnicos de GM afirman que se trata de un concepto flexible ya que si en un momento determinado se requiere más potencia, sólo debe aumentarse el número de platos.
Esto tan sencillo de enunciar representa un vuelco a la industria actual del automóvil y un catalizador de lo que en algunos ambientes se llama la "economía del hidrógeno". Esté o no cerca de la utopía, General Motors ha registrado ya 24 patentes relacionadas de una u otra forma con el concepto AUTOnomy.
foto

4) METALUNIVERS Enero - Febrero 2002

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS