Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Cómo seguir trabajando tras una colisión

Protector de colisiones efectivo para sondas de palpación

Agustín Farré, director general de Farresa – Heidenhain

25/02/2015
El proceso de medición conlleva un riesgo asociado. En el caso en que se produzca una basculación incorrecta, la sonda de palpación choca contra la pieza o el dispositivo de amarre. Para evitar estas situaciones, un protector de colisiones integrado en la propia sonda de palpación evita los daños asociados y permite a los operarios medir las piezas sin preocupaciones.

Nadie es perfecto, por eso a veces ocurren fallos —a menudo totalmente involuntarios e imprevisibles—. Por ejemplo, en mecanizados de 5 ejes no puede excluirse nunca del todo un movimiento de basculación erróneo. En estos casos, durante el proceso de medición de la pieza en la máquina puede romperse la sonda de palpación, y en el peor de los casos puede llegarse a dañar el propio cabezal de la máquina. El percance resulta entonces no sólo molesto, sino también muy caro: parada de máquina, tiempos muertos, costes de reparación, etc. se suman rápidamente hasta alcanzar un importe considerable. Por ello, tanto más grato le resultará al operario de la máquina poder contar con una técnica inteligente que le ayude a evitar estos fallos, o al menos a limitar sus efectos.

foto
Con el protector mecánico de colisiones, la sonda de palpación TS 460 cede al chocar, deteniendo la máquina.

Simplemente utilizar lo que ya existe

Lo sencilla que a veces puede ser una de estas soluciones inteligentes lo muestra la sonda de palpación Heidenhain TS 460 para la medición de piezas. Esta sonda incorpora un protector mecánico de colisiones que, montado entre la sonda y el cono, compensa las pequeñas colisiones y evita las grandes. Para ello, el protector de colisiones utiliza lo que ya existe: la electrónica de la sonda de palpación y la señal de preparado, con la cual la sonda indica al control numérico que está conectada.

En colisiones pequeñas del cuerpo de la sonda con la pieza o con el dispositivo de amarre, el protector mecánico de colisiones cede de tal forma que la sonda puede desviarse. Con una deflexión de 1 mm se acciona un contacto integrado, que desactiva la señal de preparado. Para el control numérico, ésta es la información de que debe detener la máquina inmediatamente. Dado que, desde la activación del contacto hasta la parada de la máquina, la sonda recorre aún una determinada distancia de reacción, el protector de colisiones permite una deflexión adicional de 5 mm, durante la que puede desviarse la sonda sin que se produzca daño alguno.

foto
Evita daños en la sonda y en el cabezal: el protector mecánico de colisiones está disponible como un accesorio opcional del TS 460.

Calibrar de nuevo y seguir trabajando

Si el protector de colisiones ha desactivado la situación crítica, y la sonda de palpación ha superado sin daños la colisión, el operario de la máquina debe calibrar de nuevo la sonda mediante el ciclo de calibración del control numérico. Después de modificar el programa de mecanizado, y así evitar una repetición de la colisión en el futuro, el operario puede seguir trabajando sin limitación y sin grandes pérdidas de tiempo, pero, sobre todo, también, sin reparaciones.

Al mismo tiempo, el protector de colisiones actúa también como desacoplamiento térmico, evitando así que el calor fluya desde el cabezal de la máquina hacia la sonda de palpación. Un flujo de calor de este tipo puede aparecer, especialmente, en ciclos de medición largos y continuados, si el cabezal presenta una temperatura elevada debida a procesos de mecanizado previos. La consecuencia serían mediciones incorrectas.

Adaptado al taller desde todos los puntos de vista

La reducción de los tiempos muertos en una máquina-herramienta es hoy en día inimaginable sin sondas de palpación. Las sondas de palpación de pieza, en combinación con el control numérico, determinan de forma exacta la posición y la orientación de las piezas. Esta información permite alinear la pieza a mecanizar de forma sencilla y fijar un punto de referencia. Por su parte, las sondas de palpación de herramienta ayudan a detectar a tiempo el desgaste o la rotura de cuchillas mediante la determinación exacta de las dimensiones de la herramienta y un control cíclico de su desgaste. Cuanto más adaptadas al taller pueda utilizar el operario de la máquina las sondas de palpación, mayores serán la calidad y la rentabilidad de su producción.

Las sondas de palpación Heindehain para la medición de piezas y de herramientas en máquinas-herramienta ofrecen algunas innovaciones fundamentales como, por ejemplo, el sensor óptico que trabaja sin contacto mecánico y, por ello, sin desgaste, así como el dispositivo de soplado para limpiar la zona a palpar, o también la primera sonda de palpación con generación de energía integrada. Las sondas de palpación TS 460 y TT 460 tampoco dejan nada al azar en cuanto a la transmisión de los datos. Trabajan tanto con infrarrojos como por radio. En función de las circunstancias, el usuario puede elegir el modo de transmisión más adecuado para su taller. Con infrarrojos se aprovecha la máxima precisión y una transmisión veloz. La transmisión por radio ofrece un largo alcance de la señal, pudiendo ser utilizada en máquinas de gran tamaño.

foto
Las sondas de palpación TS 460 y TT 460: la medición de pieza y de herramienta adaptada al taller.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS