“El sector aeroespacial es uno de nuestros principales motores”

Entrevista a Joaquín Rodríguez Grau, gerente de Aerópolis

Irene Relda04/02/2014

Dotado de una línea de montaje final de aeronaves, Aerópolis, Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía, es el único parque científico-tecnológico de Europa dedicado en exclusiva a la industria aeroespacial. En él, Airbus ensambla todos sus modelos militares de defensa; entre ellos, el Airbus A400M, el avión militar de transporte táctico más avanzado del mundo. Sus rasgos distintivos y su valor diferencial como parque tecnológico, explica a Interempresas Joaquín Rodríguez Grau, gerente de Aerópolis, se plasman en sus cifras: en la actualidad concentra a unas 75 empresas vinculadas con el sector aeronáutico, que dan empleo a 3.992 profesionales y facturaron 689,78 millones de euros en 2012.

foto
Joaquín Rodríguez Grau, gerente de Aerópolis.

¿Con qué infraestructuras y servicios cuenta Aerópolis?

Con servicios avanzados para las empresas como telecomunicaciones avanzadas sobre fibra óptica; información sobre acceso a fuentes de financiación; información y asesoramiento sobre líneas de ayudas de I+D+i; transferencia del conocimiento y tecnología; organización de eventos y encuentros de divulgación de la ciencia y la innovación en general, y en concreto de interés para el sector aeronáutico; cooperación empresarial; apoyo a la internacionalización de empresas y comunicación y difusión para nuestras empresas.

¿Qué más?

Como complemento a la cartera de servicios que se ofrece a nuestras empresas, en el parque tecnológico se ubica el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec), que se ha convertido en uno de los principales agentes de referencia en el campo de la I+D y las nuevas tecnologías para el sector aeronáutico internacional, a la vanguardia en las áreas con mayor proyección, como ya comentaba anteriormente. Y por supuesto contamos con otros servicios generales como seguridad 24 horas, los 365 días del año, con cámara de circuito cerrado de televisión (CCTV); vigilancia, recogida de residuos, centro educativo infantil para los niños de los trabajadores, restaurante, cafetería, autobús de línea, taxis, etc. Por último y no por ello menos importante, Aerópolis acoge la Línea de Ensamblaje Final (FAL) del A400M.

¿En qué consiste?

Es uno de los proyectos más ambiciosos que ha acogido Sevilla, Andalucía y España. Estamos hablando de la tercera línea de montaje final de aviones que existe en Europa, por el que Sevilla-Andalucía se considera hoy el tercer polo aeronáutico a nivel europeo. Estas instalaciones han supuesto una inversión de casi 400 millones de euros y una subcontratación directa a la industria auxiliar aeronáutica valorada en 180 millones de euros y en 260 puestos de trabajo directo. La planta de Airbus en Aerópolis acoge además la línea de montaje de los aviones ligeros y medianos de la antigua Eads-Casa, los modelos C295, CN235 y C212.

Háblenos de las actividades que organiza Aerópolis para el sector aeronáutico.

Uno de los objetivos de Aerópolis es ofrecer actividades y servicios de apoyo que contribuyan al desarrollo de las empresas aeronáuticas instaladas en el parque y del sector en general, y para ello acogemos y celebramos numerosos eventos que sirven para fomentar la colaboración industrial y tecnológica y establecer contactos comerciales entre nuestras firmas con otras del ámbito nacional e internacional. Estas actividades abarcan desde jornadas informativas sobre las convocatorias de ayudas para proyectos de I+D, seminarios de innovación, encuentros empresariales, visitas institucionales de empresas, centros de investigación, agencias y entidades de desarrollo internacionales, hasta grandes congresos y convenciones que reúnen a los principales actores y agentes de la industria aeroespacial europea.

¿Por ejemplo?

En 2013 albergamos el Encuentro Mundial de Proveedores del A400M, que reunió a más de 250 profesionales de la industria internacional implicada en el nuevo avión de Airbus, o la jornada ‘Espacio: un activo de la Humanidad’, en la que se dieron cita unos 200 directivos y científicos del sector aeroespacial, entre ellos los representantes de las grandes multinacionales de esta industria a nivel mundial y los responsables de las entidades y agencias espaciales más importantes de Europa.

¿Qué tienen previsto para este año?

En 2014 también acogeremos eventos de gran interés para el sector, entre ellos la Convención Aerospace and Defense Meetings ADM Sevilla, que celebra su segunda edición. Al igual que en 2012, nuestro parque acogerá parte de este interesante encuentro, con conferencias técnicas a cargo de las grandes compañías aeronáuticas del ámbito nacional e internacional y un programa de visitas a las empresas e instalaciones del parque por parte de los participantes al evento. Este tipo de actuaciones vienen a consolidar Aerópolis como el lugar en el que pasan las cosas en aeronáutica en España.

¿Quién puede beneficiarse de los servicios del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec)?

Catec es un centro de excelencia que nace con el fin de fomentar y atender la demanda de I+D+i de las empresas del tejido industrial aeronáutico de Andalucía y al resto de empresas nacionales e internacionales. Hoy día, es uno de los centros tecnológicos con mayor crecimiento en la actividad de I+D en Europa en el ámbito aeroespacial, liderando proyectos pioneros en cooperación con otras entidades y organismos de investigación.

¿En qué centra sus investigaciones?

En aquellas áreas que presentan una mayor proyección en el futuro de la industria aeroespacial, como los aviones no tripulados (UAV), la automatización y robótica; los nuevos materiales y procesos de fabricación aeronáutica y la simulación. Destaca de manera especial sus investigaciones en el ámbito de los UAV, donde lidera varios proyectos europeos y desarrolla trabajos pioneros dirigidos a la realización de tareas como la vigilancia ambiental, la automatización y mejora de la seguridad de los aeropuertos, cooperación entre varios sistemas no tripulados, o apoyo en situaciones de emergencia y rescate.

¿Qué más ofrece?

Una serie de servicios tecnológicos a disposición de las empresas del sector, que se engloban en tres áreas: plataforma de sistemas no tripulados, ensayos de componentes estructurales a gran escala, y gestión del conocimiento, transferencia y vigilancia tecnológica. Su ubicación en Aerópolis le otorga un clima propicio para el fomento de sinergias con empresas y entidades del sector aeroespacial, lo que constituye es una de las principales claves de su éxito.

foto

¿Cuál es el perfil de las empresas que acoge en su seno el parque tecnológico?

En la actualidad, el Aerópolis concentra a unas 75 empresas implicadas en los principales programas y proyectos del sector aeroespacial internacional, como son los aviones A400M, A350 o A380, del fabricante europeo Airbus, así como de otros importantes programas de constructores de la talla mundial de Boeing, Embraer, Bombardier, Eurofighter o Agusta Westland. Entre las firmas instaladas en Aerópolis destaca el gran fabricante europeo Airbus Defence and Space, perteneciente al grupo Airbus, y dos de los tres proveedores de primer nivel para el sector aeroespacial en España, Alestis Aerospace y Aernnova (denominados comúnmente en el sector Tier 1). Aunque están respaldadas por la nutrida presencia de más de 70 empresas de la industria auxiliar andaluza, muchas de ellas con una gran experiencia y un notable crecimiento en los últimos años, así como por nuevas empresas que surgen de la universidad y que aportan conocimientos muy especializados.

¿Qué tipo de servicios y productos ofrecen estas empresas?

Aglutinan un amplio abanico de tecnologías, capacidades y servicios que abarcan los diferentes ámbitos del sector aeroespacial. Estos sectores se dividen fundamentalmente en ingeniería y consultoría; montaje; materiales compuestos; material eléctrico y electrónico; ensayos; mecánica y utillaje; aviación general; y servicios. No obstante, esta cartera es más extensa según los diferentes subsectores que engloban cada una de estas áreas tecnológicas, y que incluyen entre otros, fabricación de mecanismos y estructuras; mecanizado de piezas en todo tipo de materiales; prototipado rápido; montaje de aeroestructuras, equipos y sistemas; transformaciones mecánicas; procesos finales; tratamientos superficiales; shot peening; calibración; formación; mantenimiento (MRO); logística; etc.

¿A quién dirigen estos servicios y productos?

Fundamentalmente, a los grandes fabricantes y compañías del sector aeroespacial a nivel mundial, pero también a otras empresas implicadas en la cadena de suministro de los diferentes programas de la industria aeroespacial, como puede ser el caso de los grandes contratistas y proveedores internacionales, los Tier 1. Estos últimos obtienen contratos con paquetes integrales de producción y trabajo de los constructores que posteriormente suponen la subcontratación de tareas a empresas auxiliares especializadas. En el caso de Aerópolis, destaca el peso de Airbus como cliente, aunque nuestras empresas están profundamente diversificadas en otros programas (es decir, en los modelos de aviones para los que trabajan). Aún así en los últimos años las empresas del parque han sabido aumentar sus clientes y diversificarse para aspirar a las oportunidades de negocio de otros destacados fabricantes como Embraer, Bombardier o Boeing.

Por lo que explica, parece que somos competitivos en nuestro país en materia aeroespacial…

Sí, estoy convencido. El sector aeroespacial es, sin lugar a dudas, uno de los principales motores del tejido productivo y económico de Sevilla, Andalucía y España. No olvidemos que este sector supone el 50% del PIB industrial de Sevilla, y el 27% del de Cádiz, el 17% del PIB industrial de Andalucía y el 1,3% del PIB total de la región o, quizás más importante, porque es un indicador de la salud del sector en momentos como éste: las exportaciones aeronáuticas en Andalucía ascienden a 1.150 millones de euros, lo que supone el 8% de las exportaciones de Andalucía. El sector en nuestra región, que es el segundo polo de España tras Madrid, da empleo a más de 11.000 profesionales muy cualificados, y factura casi 2.000 millones de euros con crecimientos en las empresas auxiliares que son exponenciales desde hace 30 años en ambas magnitudes. Pero esta actividad en el sector no es algo nuevo.

¿En qué sentido?

España, a través de focos productivos como Andalucía o Madrid, tiene una gran tradición aeronáutica, desde hace más de cien años, y nuestras empresas han estado siempre muy vinculadas a las actividades de fabricación de aviones. El objetivo de la industria española debe ser seguir creciendo por vía de la diversificación de clientes y productos, la internacionalización y una mayor capacidad tecnológica e industrial, que sólo se adquiere a través de la innovación, que nos permita posicionarnos de manera ventajosa y competitiva en los nuevos mercados internacionales, como los países emergentes y defender una postura de liderazgo tecnológico frente a países con costes de mano de obra inferiores. Pero no lo olvidemos, el liderazgo tecnológico sólo se preserva con la reinversión en innovación.

¿Qué imagen cree que ofrece la marca España, el sello español, en el exterior en materia aeroespacial?

Creo que la marca aeronáutica española en el ámbito internacional tiene una buena imagen, que viene apoyada, como decía antes, por la gran trayectoria y experiencia que nuestra industria ha acumulado en sus casi cien años de historia. Los productos y servicios de las empresas españolas gozan de unos niveles de calidad muy altos, y en el mercado europeo e internacional se reconoce la competitividad y buen trabajo de nuestra industria e ingeniería en materias en las que somos verdaderos especialistas, como la fabricación y montaje de aviones de misión, las aeroestructuras, los nuevos materiales y la fibra de carbono o la integración de determinados sistemas.

Ponga un ejemplo de este reconocimiento.

Las exportaciones aeronáuticas españolas siguen creciendo cada año de manera sostenida, y ello es debido a la buena labor comercial que se hace para vender los productos del sector en el extranjero pero sobre todo a la calidad y capacidad industrial y tecnológica de nuestras empresas.

foto

¿Qué apoyo reciben las empresas del sector por parte de las administraciones?

El sector aeroespacial es un sector con un notable peso dentro de la industria española en general, que recibe un destacado apoyo por parte de las administraciones públicas, sobre todo al tratarse de proyectos de gran envergadura y con procesos de producción con una larga cadencia, que requieren inversiones a largos plazos y cuyos retornos también son largos. En algunas regiones, como en el caso de Andalucía, la aeronáutica se ha convertido además en un sector estratégico para la Junta de Andalucía y es uno de los motores de la economía y el tejido productivo autonómico actual. Son conocidas las ayudas a la financiación por parte de la administración andaluza y nacional para facilitar la inversión en nuevas plantas industriales e infraestructuras tecnológicas que den soporte a los contratos y carga de trabajo de los proyectos aeronáuticos en los que participan las empresas españolas.

¿Y son suficientes estas ayudas?

Las empresas sienten la necesidad de un mayor impulso y respaldo de la administración general en las políticas y estrategias de I+D en materia aeronáutica, que se han visto afectadas por la crisis económica de los últimos años. Desde los principales agentes del sector en el ámbito nacional se apunta que es algo esencial para continuar mejorando la competitividad y desarrollo tecnológico de nuestra industria y afianzar así la posición que mantiene actualmente frente a otros países donde los costes de producción y mano de obra son menores. Estoy convencido de que sólo podremos seguir compitiendo a través de la inversión en innovación.

La inversión en investigación

A pesar de la coyuntura adversa de los últimos años, según asegura Rodríguez Grau, se ha mantenido “un nivel importante de apoyo público” al tejido productivo. “Invertir en I+D es invertir en conocimiento y en nuevas tecnologías, en más valor añadido para nuestra actividad; en definitiva, en competitividad, que es el futuro del sector”, sostiene. En cuanto a la inversión privada, que es “la inversión importante, la que pretende movilizar el esfuerzo público”, las empresas aeronáuticas españolas y andaluzas también han hecho “un importante esfuerzo” en estos años de dificultad financiera para seguir destinando recursos en innovación y desarrollo tecnológico, de manera especial en el caso de la industria auxiliar, que es consciente de la necesidad de invertir en este apartado. “Aerópolis es un ejemplo de ello: en 2012 las firmas del parque invirtieron 72 millones de euros en I+D, tanto para el desarrollo de proyectos como para nuevas infraestructuras científico-tecnológicas. Esto supuso un crecimiento de más del 150% con respecto al año anterior, cifras que hablan por sí solas”, explica el gerente del parque tecnológico.

¿A qué retos se enfrenta el sector aeroespacial en nuestro país?

Hay varias oportunidades para mejorar nuestra posición y aprovechar nuestras ventajas. En primer lugar, y sin ninguna duda, invertir en innovación y crecer en actividades de I+D y de mayor valor añadido, como la ingeniería, la aviónica, los sistemas, o el sector espacial. En segundo lugar, diversificando no sólo por programas (algo normal en aeronáutica, ya que hay pocos grandes clientes), sino muy especialmente en clientes internacionales lo que, por ende, implica la internacionalización. Finalmente a través del tamaño, creo importante que las empresas ganen mayor dimensión financiera, tecnológica e industrial mediante procesos de alianzas, colaboración o concentración empresarial para así optar a los nuevos contratos de los grandes fabricantes.

Aerópolis, un referente en aeronáutica

Las 75 empresas concentradas en Aerópolis facturaron 689,78 millones de euros en 2012. Destaca en este sentido un crecimiento en la facturación del 5,88% respecto a 2011, aglutinando el 37,12% de la facturación aeronáutica de Andalucía. En el caso del empleo, este crecimiento fue aún mayor, del 16,25% respecto a 2011, lo que representa el 35,36% del empleo en el sector aeronáutico de Andalucía; es decir, uno de cada tres profesionales del sector trabaja en el parque tecnológico. Además, con un perfil profesional elevado, ya que el 40% de los trabajadores de Aerópolis tiene una alta cualificación (licenciados, doctores y trabajadores en I+D+i).

Otro indicador relevante de la actividad de Aerópolis, apunta Rodríguez Grau, es la productividad, que alcanza 173.000 €/empleado, superior en un 5% a la productividad media del sector aeronáutico andaluz. “Más destacados aún son sus números en I+D+i, ya que en el último año se concedieron 55 proyectos de I+D+i a las empresas de Aerópolis (23 en convocatorias regionales; 24 en nacionales y 8 en internacionales), y la inversión en I+D por parte de las firmas instaladas llegó hasta los 72 millones de euros”, explica el gerente. Igualmente, hay que subrayar que en Aerópolis se han constituido dos empresas de base tecnológica, spin-off de la Universidad de Sevilla: Teams, que actualmente es Tier One de Airbus, y Skylife Engineering, centrada en la aviónica y los sistemas embarcados. Recientemente, se ha instalado una tercera Spin-off de la Universidad de Sevilla, WinInertia.

Aerópolis es “un espacio de excelencia e investigación”, con un centro tecnológico que ofrece a las empresas la posibilidad de obtener colaboración en I+D+i ‘as a service’ con más de 60 investigadores expertos en automatización y robótica, aviónica y sistemas no tripulados, materiales y procesos y simulación y software.

Rodríguez Grau también destaca que las empresas instaladas en Aerópolis tienen formación específica aeronáutica disponible en el propio parque tecnológico, un aspecto fundamental para la contratación de nuevos empleados y la mejora de la capacitación de los profesionales del sector. Entre estos cursos e iniciativas se incluyen cursos de diseño y programador de Catia, diseño mecánico y mecanizado por control numérico; máster en diseño aeronáutico; cálculo de estructuras por el método de elementos finitos; diseño y fabricación de materiales compuestos; programas de experto en Lean y experto en procesos; verificador y montador aeronáutico; máster en gestión y dirección aeroportuaria y aeronáutica, y alemán técnico, entre otros.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS