Posicionamos su web SEO / SEM
Sonría mejor

Cyrtina BV, un centro de fresado a proveedor directo de coronas y puentes para dentistas

Matt Bailey; Haas

07/10/2013
Las piezas utilizadas en las restauraciones dentales llegan a la clínica desde el taller a través del laboratorio dental. Pero, como ocurre en otras muchas áreas de negocio y de comercio, también aquí se exprime al intermediario en la medida en la que aumentan los costes y la tecnología ofrece alternativas a las prácticas tradicionales. Y este es el caso del desafortunado técnico dental. El artista cuyo trabajo es (o era) elaborar prótesis dentales se está viendo presionado por talleres equipados con las últimas innovaciones en CNC.

Cyrtina BV, una clínica ubicada cerca de Ámsterdam (Holanda), comenzó siendo un centro de fresado que utilizaba máquinas de tres ejes para fabricar piezas sencillas, como las bases para coronas, y se ha convertido en un proveedor de coronas y puentes más complejos que se pueden suministrar directamente al dentista, sin la intermediación de un técnico dental.

Hace unos cuatro años, Cyrtina sólo fabricaba las bases para la instalación de coronas o puentes, las cuales se pueden hacer fácilmente en máquinas de tres ejes. “Pero nos dimos cuenta de que para fabricar piezas dentales más complejas de forma eficiente teníamos que pasar a máquinas de cinco ejes", explica Siebe van der Zel, el director de operaciones de la empresa. Y añade: “Después de estudiar los numerosos modelos y fabricantes, descubrimos que Haas ofrecía la mejor relación calidad-precio”.

Cyrtina buscaba una máquina sólida, robusta, que pudiera fabricar piezas de metal las 24 horas del día, y finalmente se decidió por un centro de mecanizado CNC de cinco ejes Haas VF-2, con un husillo de 30.000 rpm. En 2011, la empresa adquirió también la fresadora de oficina Haas OM2, principalmente para la mecanización de dióxido de zirconio, un material formado por metal inorgánico muy utilizado en la odontología moderna. Y adquirió una segunda Haas OM2 algunos meses después, en 2012.

foto
Fresadora de oficina Haas OM2.

El padre de Siebe, el Dr. Jef van der Zel, presidente y director de la empresa, fundó Cyrtina BV en 2004. En muy poco tiempo, la empresa comenzó a cosechar éxitos y en solo unos años se convirtió en el mayor centro de fresado de Holanda, con sus cerca de 50 máquinas pequeñas de fresado con tres ejes.

“Entonces, los técnicos dentales, que solían elaborar las restauraciones completas de porcelana a mano, comenzaron a pensar que podrían invertir en maquinaria y hacer las bases de las coronas ellos mismos", explica Siebe. “Vimos que teníamos que avanzar y fabricar también las coronas”. O nos comíamos a la competencia o nos comían ellos a nosotros. “Y dimos un paso más patentando un producto llamado Primero: una corona formada por capas creada por Cadcam”. Aseguran que Primero ofrece una mejor estética que los productos convencionales puesto que son elementos monolíticos de una sola pieza y que es eso lo que tanto gusta a los pacientes. “Nuestras coronas son muy precisas y tienen un efecto camaleónico porque son transparentes, reflejan la luz de las piezas adyacentes. ¡El encaje y la estética son excelentes!”

foto
Bases de coronas fabricadas en Cyrtina BV.

Evidentemente, como otros muchos sectores, Cyrtina tiene que hacer frente a la dura competencia de China. Por ejemplo, las coronas en los Países Bajos están de media alrededor de los 250€, mientras que las chinas cuestan entre 160-250€. El resultado es que cerca del 40% de las coronas del mercado holandés procede de China. No obstante, tienen inconvenientes.

“Nuestro tiempo de producción es de cuatro días, mientras que las de China están en torno a dos o tres semanas", indica Siebe. “En segundo lugar, a los dentistas les gusta la regularidad. Su trabajo consiste en tratar a los pacientes y una corona impecable que encaje perfectamente es primordial. No quieren tener que devolver una corona porque es defectuosa. Eso supone más tiempo y otra cita con el paciente”.

foto
Siebe van der Zel, director de operaciones de Cyrtina BV.

Cyrtina suministra actualmente el 30% de su volumen de negocio directamente a dentistas y este porcentaje aumenta rápidamente. “Comenzamos como un simple centro de fresado y ahora estamos a medio camino entre un centro de fresado y un laboratorio dental que produce coronas. Los talleres de fresado se están convirtiendo en laboratorios", comenta Siebe. “Los laboratorios tradicionales se sienten frustrados. Se están quedando fuera. En mi opinión, o compran nuestros productos y se convierten en distribuidores, o pierden sus trabajos”.

Cyrtina puede producir coronas de 150 capas con un solo conjunto de herramientas de corte recubiertas de diamante (la herramienta más grande tiene 3 mm de diámetro) en la Haas OM2. Aunque el dióxido de zirconio es blando, es extremadamente abrasivo. Las coronas que se fabrican aquí consisten básicamente en un sistema de dos partes: la parte inferior es de zirconio y la capa exterior es de porcelana.

“Fresamos la base y la colocamos en un bloque de fresado donde creamos el raigón”, explica Siebe. “Alrededor de este raigón hay una cavidad fresada que se rellena con un material porcelánico líquido que hemos creado nosotros mismos. La corona se coloca en un sistema de compresión y se compacta antes de pasar a la fase de secado para crear una estructura cristalina, similar al azúcar. Entonces utilizamos la OM2 para fresarlo y darle una forma “verde”, antes de pasar al horno. Posteriormente, tendrá exactamente las mismas características que el acero templado. Es prácticamente imposible romperlo y puede soportar presiones extremadamente altas. Lo llamamos “acero cerámico” y por ese motivo otorgamos a nuestras coronas una garantía de cinco años”.

foto
Bloque de fresado donde se crean los raigones.

Cyrtina denomina a este proceso “odontología computerizada colaborativa” porque prácticamente todos los aspectos del negocio y la fabricación están automatizados. Los pedidos, por ejemplo, llegan digitalmente. El dentista puede enviarnos la imagen interoral escaneada o una impresión que escaneamos nosotros en el ScanDesignCenter de Cyrtina. A continuación, se puede comenzar con el trabajo de diseño usando el sistema CAD, desarrollado en la propia empresa. Por último, se crean modelos utilizando una impresora 3D y, una vez finalizado el diseño, se da comienzo a la producción automatizada de la corona.

“Los pedidos se pasan automáticamente a través de nuestro flujo de trabajo, el cual incluye un programa de ruta de fresado calculada que hemos creado con el software PowerMILL CAM de Delcam para la Haas VF2”, comenta Siebe. “Para algunas de las piezas que mecanizamos, como los puestos indexados, por ejemplo, tenemos que taladrar orificios en diferentes ángulos, por lo que utilizamos la mecanización con 3+2 ejes en las tres máquinas de Haas”.

Siebe conoció a Haas a través de Internet, antes de descubrir que su competencia también utilizaba máquinas de Haas. Entonces, lo tuvo claro. “Haas tiene fama de producir máquinas que siempre funcionan", dice. “El precio de la máquina también es muy importante puesto que se refleja en el precio final del producto. Desde la perspectiva de la precisión, necesitamos alcanzar una precisión de 20 µm, y eso no es problema para ninguna de las máquinas de Haas. Por último, las máquinas Haas fabrican nuestros productos de acuerdo con las especificaciones, nunca se averían y eso nos está valiendo para hacer un montón de dinero. Además, es una máquina fácil de manejar. En dos días, puedes manejar la máquina, aunque no tengas experiencia previa".

Los técnicos dentales tradicionales que cogen una base y componen la corona a mano con porcelana tienen los días contados. El futuro es la creación automatizada de las restauraciones dentales

Cyrtina se ha fijado como objetivo hacerse al menos con el 10% del mercado holandés para finales del 2016. Para conseguirlo, la empresa acaba de firmar un contrato con un grupo inversor que participará en la comercialización de sus productos. Cyrtina está desarrollando también una nueva estructura de ventas con un nuevo director de ventas y un presidente. El padre de Siebe tiene 65 años y dejará el cargo de presidente, aunque continúe participando en el desarrollo de los productos.

“Es muy importante que nuestro modelo de negocio sea escalable", dice Siebe. “Hacia finales de 2016 tenemos intención de abrir nuevos canales en España, Francia, Italia y especialmente Alemania que gasta mucho dinero en odontología”.

Evidentemente, estas iniciativas requerirán inversión, pero también aquí, Oratio, que se encuentra entre el grupo de empresas europeas Fast 500, tiene planes para ello. “Vamos a continuar con Haas como proveedor de herramientas y maquinaria y vamos a sustituir paulatinamente nuestras máquinas de tres ejes más viejas por modelos Haas OM2 para poder disfrutar de una calidad y de operaciones regulares", concluye.

“Los técnicos dentales tradicionales que cogen una base y componen la corona a mano con porcelana tienen los días contados. El futuro es la creación automatizada de las restauraciones dentales. Los costes se reducirán y las restauraciones estarán al alcance de muchas más personas".

Empresas o entidades relacionadas

Haas Automation Europe

Comentarios al artículo/noticia

#1 - edu
26/05/2015 2:47:05
ninguna máquina hace Buenos trabajos todavía y menos con impresiones digitales. El cambio no es tan inminente creo yo...

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS