Coste reducido por agujero y mayor vida útil entre los múltiples beneficios para el usuario

Sandvik Coromant lanza su broca para achaflanar Tailor Made

Redacción Interempresas16/07/2013

Para aquellos que busquen optimizar sus operaciones de mecanizado de agujeros achaflanados, la nueva broca para achaflanar CoroDrill 870 del experto en herramientas de corte Sandvik Coromant elevará la rentabilidad del proceso a nuevos niveles de eficiencia. Esta innovadora herramienta permite a los talleres producir agujeros achaflanados en una única operación, reduciendo así el coste de herramienta/plaquita por agujero y/o los costes de máquina por agujero, a la vez que se consigue una prolongada vida útil de la herramienta.

Diseñada para materiales ISO P (acero) e ISO K (fundición), la gama de herramientas de punta intercambiable CoroDrill 870 ahora ofrece una broca para achaflanar de 45°, con plaquitas, como parte de la gama de productos D275.

Pruebas llevadas a cabo en un cubo de rueda mecanizado en acero de baja aleación P1 (190 HB) demuestran los potenciales beneficios de esta nueva herramienta. Utilizando un centro de mecanizado vertical con emulsión de refrigerante, la nueva herramienta se utilizó para producir agujeros de 12.6 mm de diámetro con un chaflán de 45° en una pieza de 14 mm de grosor. Frente a un producto comparable de la competencia, la broca para achaflanar CoroDrill 870 ofreció una vida útil un 100 por cien superior, con una longitud total taladrada de 60 m antes de superar los límites de tolerancia; frente a los escasos 30 m taladrados con la herramienta de la competencia.

La broca para achaflanar CoroDrill 870 puede utilizarse con una o dos plaquitas para achaflanar, en función de los requisitos de la operación. El uso de dos plaquitas para achaflanar produce virutas más delgadas y, por tanto, está recomendado para aplicaciones con avance de mediano a grande, en condiciones inestables o cuando es necesaria una gran anchura de chaflán. Por el contrario, una única plaquita para achaflanar proporciona una viruta más gruesa y, por consiguiente, optimiza la rotura de la viruta en aplicaciones estables, con un avance y una anchura de chaflán reducidos. Además, hay disponible una amplia gama de tamaños de plaquita.

Por último, a modo de consejo, es recomendable utilizar la misma velocidad de avance al mecanizar con la plaquita para achaflanar. Esto es importante, especialmente al taladrar un agujero ciego, porque una reducción del avance puede producir virutas largas, no deseadas, en la operación de taladrado.

foto
La broca para achaflanar CoroDrill 870, recientemente introducida por Sandvik Coromant, optimiza las operaciones de agujeros achaflanados y ofrece una excelente productividad.

Empresas o entidades relacionadas

Sandvik Coromant Ibérica

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS