Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Equipamiento médico y hospitalario
Chiellini destacó la necesidad de fomentar el desarrollo de plásticos eco-compatibles de segunda generación

Bioval analiza nuevas aplicaciones de los plásticos hidrosolubles

Redacción Interempresas19/07/2011

18 de julio de 2011

Luca Landini y Emo Chiellini, expertos italianos en plásticos hidrosolubles, colaboraron en la investigación sobre nuevos biopolímeros que puedan utilizarse no sólo para embalaje, sino también para los sectores farmacéutico, biomédico y para el campo de la medicina regenerativa.

Luca Landini y Emo Chiellini participaron el pasado 8 de julio en el tercer bio-breakfast organizado por Bioval, asociación que agrupa a 70 empresas biotecnológicas de la Comunidad Valenciana, centros de investigación y tecnológicos, universidades y hospitales cuya actividad está vinculada a la biotecnología para explicar las tendencias mundiales del sector de los plásticos hidrosolubles, especialmente en el sector de la biotecnología.

La jornada forma parte del ciclo de conferencias Bio-breakfast que organiza periódicamente la asociación para atraer expertos de primer nivel sobre temas relacionados con el sector biotecnológico y otros sectores directamente relacionados, como la alimentación, la agricultura o la salud humana, así como sectores maduros en vía de reconversión en los que la biotecnología puede ser una herramienta de innovación.

foto
El ciclo de conferencias tuvo lugar en la sede de Bioval.

El plástico es uno de los materiales con mayor número de aplicaciones, pero el sector ha tenido que evolucionar en los últimos años para adaptarse a las nuevas demandas, como la búsqueda de nuevos materiales respetuosos con el medio ambiente que permitan satisfacer las necesidades humanas y aporten un valor añadido al producto terminado. Fruto de esta evolución han surgido los plásticos biodegradables como respuesta a las preocupaciones ambientales, a la poco implementada cultura del reciclaje y a la mala gestión de los residuos humanos que se ha estado llevado a cabo durante las últimas décadas.

Luca Landini, director general de Ecopol, destacó en su comparecencia la problemática medioambiental que supone la contaminación generada por residuos plásticos y la necesidad de tomar conciencia sobre ella. Explicó también el papel activo de Ecopol que, con el eje central de reducir la cantidad de residuos plásticos generados, trabaja en el desarrollo de plásticos biodegradables como Hydrolene, un plástico que se caracteriza por ser soluble en agua, degradable por microorganismos y carecer de toxicidad.

Además tiene múltiples aplicaciones como la elaboración de bolsas, envoltorios de tipo monodosis, embalaje de diversos productos o pegamentos. Por último, Landini puso como ejemplo el acuerdo de colaboración comercial que ha establecido con la empresa valenciana Soluble Film Packaging S.A. para la venta de monodosis para el envasado de productos líquidos fabricadas con este material.

La importancia de los plásticos biodegradables

Por su parte el profesor de la Universidad de Pisa e investigador del centro Biolab, Emo Chiellini, quien también comenzó la ponencia transmitiendo su preocupación por el crecimiento exponencial de la población mundial y el consecuente aumento de la generación de residuos plásticos, impartió una visión más técnica sobre la necesidad de fomentar el desarrollo de plásticos eco-compatibles de segunda generación, como los elaborados a partir de materias primas provenientes de residuos vegetales no aptos para el consumo humano. El profesor también remarcó la necesidad de fomentar el uso de plásticos y polímeros susceptibles de ser degradados por agua o por oxígeno convirtiéndolos en agua, CO2 y biomasa.

Luca Landini y Emo Chiellini colaboraron en la investigación sobre nuevos biopolímeros que puedan utilizarse no sólo para embalaje, sino también para los sectores farmacéutico, biomédico y para el campo de la medicina regenerativa. La jornada tuvo lugar en el Parc Cientific de la Universitat de Valencia, donde se ubica la sede de Bioval y contó con la presencia de empresas que trabajan en el ámbito de la alimentación, tanto empresas “productoras” de biotecnología como empresas del sector alimentario, usuarias de los ingredientes biotecnológicos.

El objetivo de las jornadas Biobreakfast que organiza Bioval es, además de contar con expertos que aporten a las empresas las últimas tendencias del mercado en el sector de la biotecnología y sus sectores de aplicación (alimentación, agricultura, salud humana, entre otros) la generación de networking que contribuya a la aplicación de la biotecnología en sectores donde ésta puede ser una herramienta de innovación.