Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
DiagCORE, un nuevo paso para el diagnóstico in vitro

Entrevista a Jordi Carrera, CEO de STAT Diagnostica

Redacción Interempresas07/01/2015

Jordi Carrera, es el CEO de STAT-Diagnostica, una empresa centrada en el desarrollo de la DiagCORE, una tecnología de diagnóstico in vitro que permitirá realizar hasta una quincena de tests de diagnóstico molecular y de diagnóstico de inmunoensayo.

foto
Jordi Carrera, CEO de STAT-Diagnostica.

La DiagCORE, fruto de más de cinco años de trabajo, es una tecnología que descentralizará tests de diagnóstico molecular y de diagnóstico de inmunoensayo de forma rápida y precisa. La tecnología está pensada para acortar y facilitar un diagnóstico que sustituya las analíticas y los cultivos tradicionales en los casos de enfermos críticos que requieran recibir una terapia urgente. Entre otras ventajas, los analizadores de esta tecnología no tienen interfaces húmedas con los cartuchos de test y así eliminan todas las fuentes de contaminación cruzada y evitan la necesidad de salas de post-PCR. La DiagCORE podría llegar al mercado europeo en 2016.

STAT-Diagnostica es una de las empresas que ha participado en el programa BioEmprenedorXXI de Barcelona Activa, Biocat y “la Caixa”, una iniciativa dirigida a dar apoyo a los investigadores con ideas de negocio que quieran crear su empresa en el ámbito de las ciencias de la vida.

¿Qué ventajas ofrece esta plataforma a las pruebas diagnósticas?

Nosotros automatizamos todo el proceso que normalmente hace un técnico de laboratorio en un hospital y que suele ser lento y laborioso. Con esta tecnología ofrecemos tests tanto de diagnóstico molecular COMO de inmunoensayo de forma rápida y precisa. Así, por ejemplo, nuestro diagnóstico molecular sustituirá el cultivo de un hospital para detectar una infección y ofrecerá una batería de tests para neumonías, meningitis, sepsis...

¿Y en el caso del diagnóstico de inmunoensayo?

Este es el test típico de laboratorio que, por ejemplo, sirve para detectar una infección muy severa. Con nuestra tecnología se podrá saber de forma rápida el grado de la infección. Podremos ofrecer toda una batería de tests diferentes según las necesidades del centro hospitalario.

¿Cuántos tests es capaz de hacer la tecnología DiagCORE?

En el 2016 llegaremos al mercado con una primera línea de productos que ahora mismo no podemos desvelar.

¿Tiene un límite de pruebas diagnósticas?

Sí tiene límite, pero no es cuantitativo, sino que el límite está en el hecho de que su aplicabilidad se limita a situaciones de urgencia clínica. La máquina podría trabajar 24 horas al día y hacer un test tras otro. Se pueden ofrecer entre 15 y 20 posibles aplicaciones para cada línea de diagnóstico y siempre con un interés comercial genuino.

Así, ¿empezareis con tests para enfermedades de alta incidencia?

La primera tanda de productos será para infecciones respiratorias, porque tienen una incidencia muy alta y porque el tipo de terapia que se da es muy dependiente de este diagnóstico. Nuestra tecnología está especialmente diseñada para dar soluciones a pacientes críticos en los que la rapidez del diagnóstico PUEDE influir en la gestión del paciente y reducir costes en la sanidad. Si no hay urgencia clínica no tiene sentido que se utilice esta tecnología, ya que se puede hacer en un laboratorio central.

Así, ¿su mercado serán los centros hospitalarios con atención de urgencias?

Sí, cerca de urgencias, cerca de una UCI. Este es nuestro nicho.

¿La idea es llegar a acuerdos con la sanidad pública?

Sí, esto ya es parte de los aspectos comerciales. Tenemos ideas, pero de momento no queremos hacer nada público.

¿La rapidez y precisión que ofrece permitirá rebajar costes sanitarios?

Hemos de poder competir con el precio, pero nuestro objetivo no es abaratar costos sino dar una respuesta rápida a algunas aplicaciones clínicas que necesitan de esta urgencia. Ahora, es cierto que si se da una respuesta más rápida a una serie de pacientes críticos, esto permitirá diseñar una terapia también más rápida y con un doble efecto de abaratamiento de costes sanitarios. Se evitarán tratamientos inadecuados y costosos y se reducirán el NÚMERO de ingresos hospitalarios. La DiagCORE permitirá un diagnóstico más preciso y rápido y un uso más cuidadoso de los fármacos.

¿Y el mercado europeo en el año 2016?

Sí, estamos en la fase preindustrial, terminando de poner a punto las máquinas, los tests, los reactivos...y preparando la fase de scale up para empezar a producir en serie y entrar en el mercado europeo. Habrán sido poco más de cinco años de desarrollo y de búsqueda de inversores. En 2011 empezamos con dos inversores españoles, en 2013 hicimos otra ronda de financiación con inversores extranjeros y ahora tenemos un pool de seis inversores.

¿Cuál es la necesidad de inversión?

En nuestro caso hay unas necesidades financieras importantes y por eso no tenemos fondos públicos sino capital riesgo, porque creíamos que era la única manera de poder hacer lo que queríamos hacer y de la manera que entendíamos el negocio. Hasta ahora hemos recibido una financiación de 20 millones de euros, pero para llegar al mercado necesitamos más dinero.

foto

¿Habéis encontrado buena predisposición para invertir en el desarrollo de tecnología?

En el último año, las grandes empresas han entrado en este sector porque han visto que con estas tecnologías pueden mejorar la respuesta al cliente, que en este caso es el paciente. Esto hace que las grandes empresas del sector estén buscando estas tecnologías. Para nosotros es importante porque nos estamos financiando por capital riesgo y tenemos que dar salida a nuestros inversores actuales. El talante de la empresa es ser muy pragmáticos, muy focalizados para dar salida a estos inversores y hacerlo de la mejor manera posible..

¿Se ha planteado entrar también en el mercado estadounidense?

Aunque estamos diseñando y desarrollando esta tecnología para cumplir la regulación estadounidense, de momento sólo estamos haciendo planes comerciales específicos para el mercado europeo.

¿Será el segundo paso?

Sí. De hecho, el 65% del mercado de diagnóstico molecular está en Estados Unidos y es el mercado más receptivo a nuevas tecnologías. Tiene muchas ventajas, entre ellas que es un mercado único. En Europa, la fragmentación de mercados es compleja, supone un gran esfuerzo de marketing y de diversificación de maneras de hacer para llegar a mercados relativamente pequeños. En cambio, en Estados Unidos, con un esfuerzo único se puede llegar a 400 millones de personas.

¿Algún otro proyecto en cartera?

Tenemos algunos proyectos muy interesantes en la recámara pero no los podemos anunciar...estamos evaluando diversos, algunos centrados en contenido para esta misma tecnología, pero aún no los podemos hacer públicos porque no tenemos nada cerrado. Pero todo se centra en nuestra misma línea de negocio.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.