El modelo sanitario catalán necesita más autonomía de gestión, según el Consorci de Salut i Social de Catalunya

24/03/2014

24 de marzo de 2014

foto

“La mejora del sistema sanitario en Cataluña pasa por una mayor autonomía de gestión a las instituciones sanitarias, una máxima transparencia y una rendición de cuentas, tanto económicos como de asistencia al ciudadano”. Esta es una de las principales recomendaciones del documento “La gobernanza en las instituciones de salud: cómo conseguir una prestación eficiente de servicios al ciudadano”, elaborado por el Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC) y presentado en la sede del IESE.

“El principal problema de la sanidad de nuestro país es que en sólo dos años la deuda ha subido hasta los 56.000 millones de euros”, ha afirmado Xavier Trias, alcalde de Barcelona, durante la jornada. “Y hay una reforma del sistema sanitario para adaptarlo al nuevo contexto económico y social, partiendo de un consenso entre todos los actores. No sólo para pedir más financiación, que también, sino sobre todo por tener unas mecánicas de gestión más ágiles”.

Precisamente, el objetivo del documento del CSC es fomentar la reflexión entre los responsables del gobierno y la gestión de las entidades de salud de Cataluña sobre los instrumentos de gobernanza más adecuados y elaborar unas recomendaciones para garantizar un buen uso de los recursos y la máxima calidad de servicio. El modelo sanitario catalán está acreditado como uno de los más eficientes del mundo, pero “el actual contexto socioeconómico ha creado dificultades de gestión, una reducción de recursos y un deterioro de resultados en las cuentas de explotación. Eso, y las últimas leyes y normativas han limitado la autonomía de gestión, un hecho que no se ha producido en otros países de la UE”, afirmó Manel Ferré, presidente del CSC.

Todo ello obliga a ser más eficientes y hace necesaria una reforma estructural que mantenga la calidad asistencial a los pacientes y seguir siendo un modelo de referencia mundial. Según José Augusto García, director general del CSC, “Si las organizaciones sanitarias tienen una mayor autonomía de gestión serán más flexibles y se podrán adaptar mejor a las nuevas necesidades. Y esto hay que hacerlo no sólo desde la administración, sino también desde los órganos de gobierno de los propios centros”. Y ha añadido que “la transparencia, el rendimiento de cuentas y la delimitación de los roles son imprescindibles para hablar de gestión eficiente, de sostenibilidad y de buen servicio al ciudadano. Reformar la gobernanza no es sólo urgente, sino positivo”.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.