"Potenciaremos Barcelona como clúster de referencia en investigación de enfermedades respiratorias en el mundo"

Entrevista al dr. Àlvar Agustí, presidente de la Fundación Barcelona Respiratory Network (BRN)

Àlvar Agustí es el presidente de la Fundación Barcelona Respiratory Network (BRN). Es doctor en Medicina por la Universitat de Barcelona y especialista en neumología. Desde 2009 dirige el Instituto del Tórax del Hospital Clínic de Barcelona y, desde 2006, es director Científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (Ciberes). Es uno de los investigadores líderes en España en investigación traslacional (clínica y básica) para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y ha sido miembro de la junta directiva de la Sociedad Europea de Respiración (ERS), que acaba de celebrar su congreso anual en Barcelona. El nuevo reto que tiene sobre la mesa es presidir la red BRN, cuya misión es que la investigación catalana en enfermedades respiratorias gane visibilidad en todo el mundo.
foto

Una veintena de hospitales universitarios, centros de investigación, industria farmacéutica y entidades de la sociedad civil catalanas han creado la Barcelona Respiratory Network (BRN), una fundación sin ánimo de lucro, que ha empezado a trabajar para potenciar y agilizar la investigación y la innovación en enfermedades respiratorias. La presentación pública se celebró el día 7 de septiembre en el Palau Robert de Barcelona coincidiendo con la celebración del congreso de la Sociedad Europea de Respiración (ERS 2013), que ha reunido más 20.000 profesionales de todo el mundo en Barcelona. El consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, y la delegada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Cristina Iniesta, asistieron y afianzaron el apoyo de ambas administraciones a esta iniciativa público-privada.

¿Por qué se ha creado esta red?

Las enfermedades respiratorias no son tan mediáticas como otras, pero tienen un impacto social y sanitario muy importante. Debemos considerar que, aproximadamente, el 25% de las consultas al médico de familia son por estas patologías. El cáncer de pulmón es el más frecuente y maligno, el asma afecta al 5% de la población incluidos los niños, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) el 10% de la población adulta, la tuberculosis, la gripe, las neumonías... La Fundación BRN pretende abordar un problema de salud frecuente, caro y que tiene consecuencias para la salud importantes.

¿Quieren impulsar un clúster de referencia internacional en investigación e innovación de las enfermedades respiratorias?

Sí. No lo inventamos ahora. En Barcelona desde hace unos 40 años hay centros y personas con una trayectoria en la investigación y el tratamiento de estas enfermedades de primer nivel internacional. Además, contamos con empresas farmacéuticas que están ubicadas en Cataluña con interés y equipos de investigación potentes en este ámbito. Desde la Fundación BRN lo que haremos es catalizar y sumar todo esto, porque si aglutinamos los esfuerzos y buscamos sinergias, con el apoyo de la Administración, seguramente podremos visualizar más y potenciarnos como clúster de excelencia.

¿Las instituciones de investigación les pueden ver como una competencia?

El discurso intelectual y conceptual de cómo hacer la Fundación BRN nos ha costado dos años. Un punto esencial es que todos los integrantes de la red ya tienen su propio sistema de gestión de la investigación, el Clínic el Idibaps, en Bellvitge el Idibell, en la Vall d'Hebron el VHIR... La BRN no es un centro de investigación, sino un meeting point catalizador para impulsar más y mejor la investigación que será ejecutada y gestionada por las instituciones.

A largo plazo, ¿este tipo de redes son costosas de funcionar?

No desde un punto de vista económico, pero sí de relaciones entre personas e instituciones. Siempre hay diferentes opiniones y diferentes formas de ver las cosas, pero creo que tenemos la voluntad de entendernos y trabajar juntos. Sin esto, BRN no existiría.

¿Han colaborado anteriormente?

Sí, con algunos hospitales, centros de investigación e industrias que forman parte del CIBERES ya tenemos experiencia de trabajar juntos. Por otra parte, aunque el motor de BRN está en Barcelona, estamos abiertos a colaborar con centros y empresas de todo el país y fuera del mismo.

¿Qué proyectos de investigación colaborativos han iniciado?

Estamos en tres proyectos muy iniciales, pero importantes. El primero es un mapa de recursos, que se hará público y servirá para que conozcamos lo que hace cada centro: qué recursos y tecnología tiene, qué proyectos está trabajando, perfil del personal, si tiene modelos experimentales... Es un proyecto que durará unos meses, pero pensamos que será una herramienta muy importante para poder llevar a cabo este trabajo en red.

El segundo proyecto tiene que ver con la investigación propiamente dicha. Hemos lanzado una llamada de expresiones de interés a los investigadores de la BRN para saber qué temas creen que son más relevantes, entendiendo que será investigación que se transferirá a la sociedad. A partir del análisis de las respuestas, hemos lanzado una convocatoria de un proyecto sobre el enfermo respiratorio crónico multiingresador, es decir, enfermos que ingresan a menudo en los hospitales por motivos que no acabamos de entender. Queremos saber por qué sucede esto y cómo podemos tratarlos.

El tercer proyecto que tenemos en marcha es un workshop sobre medicina respiratoria personalizada, que esperamos celebrar en el primer trimestre de 2014 en Barcelona. Estamos en negociaciones con la American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, la revista más importante del mundo en este ámbito, para coorganizarlo.

¿BRN recibirá financiación del Gobierno catalán?

En principio, no. Tenemos el apoyo institucional del Departamento de Salud de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona, entre otras entidades, pero la financiación para los proyectos colaborativos se captará en las convocatorias competitivas públicas o a través de mecenazgo privado. Estamos muy satisfechos de poder decir que los primeros recursos económicos para hacer funcionar la fundación los ha aportado la Fundación Ramon Pla i Armengol.

En oncología y enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares, donde Cataluña hace investigación puntera, los expertos hablan de avanzar en diagnóstico y prevención. ¿Y en el caso de las enfermedades respiratorias?

En primer lugar, quiero aclarar que la investigación catalana en enfermedades respiratorias también es líder en el mundo en muchos ámbitos. Para darle un ejemplo, en nuestro país se están liderando investigaciones de vacunas contra la tuberculosis. Por otra parte, hay que tener en cuenta que las enfermedades respiratorias son muy amplias, desde las infecciosas, pasando por las enfermedades del sueño hasta el cáncer. Es por ello que la investigación en el ámbito respiratorio también es muy diversa, pero todo lo que sea avanzar en el diagnóstico precoz y el tratamiento en fases iniciales es una buena inversión.

Por ejemplo, algunos estudios en los EE.UU. dicen que si se realiza un TAC de manera seriada a las personas de riesgo (fumadores) se puede diagnosticar el cáncer antes, tratarlo y curarlo. Desgraciadamente, la mayor parte de las veces el cáncer de pulmón se diagnostica demasiado tarde. En Cataluña tenemos un proyecto con el Departamento de Salud que se ha presentado en la convocatoria de financiación de La Marató de TV3 que trata de trabajar este tema.

Otro ejemplo es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El 10% de la población adulta la padece, y de ésta el 80% no sabe que tiene la enfermedad. Es muy importante hacer esfuerzos para diagnosticar estas personas, tratarlas y evitar que la enfermedad progrese. Para los que ya la tienen, estamos avanzando hacia la medicina personalizada.

La OMS prevé que la EPOC sea la tercera causa de muerte en todo el mundo en 2030. ¿Los investigadores que forman parte de BRN priorizarán la investigación de nuevos tratamientos para esta enfermedad?

Como comentaba antes, el 50% de las respuestas (de una veintena de propuestas) de la convocatoria de expresiones de interés que BRN acaba de hacer son sobre la EPOC. Por tanto, desde la red trabajaremos para sacar adelante proyectos de investigación colaborativos, de calidad internacional y que puedan tener un impacto real en la población con EPOC como primera iniciativa.

¿Las células madre es uno de los campos de investigación a potenciar para frenar las enfermedades respiratorias?

Las células madre seguramente tendrán una gran importancia, pero cuidado, porque todavía hay que investigar más y los intentos de utilizarlas para tratar enfermedades tienen que dar resultados. Con enfermedades respiratorias crónicas me gustaría pensar que jugarán un papel clave y se está trabajando, pero quiero ser prudente. Es un ámbito de futuro.

¿El tabaquismo y la contaminación del aire son la causa directa de la mitad de las enfermedades respiratorias?

No sólo respiratorias, son factores de riesgo de las cardiovasculares y de muchos cánceres. La OMS lo ha definido muy bien: el tabaquismo es la causa prevenible de enfermedades número uno en el mundo. En este caso no necesitamos demasiado investigación, sino divulgación, sensibilización y educación. Si no se fumara, el cáncer de pulmón sería una enfermedad rara y enfermedades como la EPOC prácticamente desaparecerían. Ahora, podemos hacer investigación para tratar de desarrollar sistemas que hagan que la gente deje de fumar de una forma más eficiente. Y el problema de la contaminación queda enmascarado por el tabaco. Desde BRN estamos empezando, pero más adelante seguramente abordaremos este tema.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.