La tecnología sanitaria aporta seguridad y resulta coste-efectiva en la prevención de las infecciones nosocomiales

19/09/2013

19 de septiembre de 2013

foto

En los últimos años, la tecnología sanitaria se ha convertido en una pieza clave en las estrategias de prevención de las infecciones nosocomiales, aportando soluciones innovadoras y seguras en la atención sanitaria, además de ayudar a reducir los costes asistenciales destinados a su tratamiento. Pese a las medidas en materia de higiene y seguridad hospitalaria, el 5,54% de los pacientes ingresados en hospitales catalanes en el último año contrajo una infección durante su estancia, según datos del Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España (EPINE - EPPS 2012). Cataluña se sitúa así siete centésimas por debajo de la media del conjunto nacional, cifrada en el 5,61%.

Detrás de esta cifra, cuyo impacto presupuestario para el sistema sanitario español se estima entre 500 y 1.000 millones de euros, se esconde un problema de dimensiones aún mayores: los costes indirectos relacionados con la pérdida de actividad laboral y autonomía del paciente, el deterioro de la calidad de vida, el dolor, las posibles secuelas o la propia muerte. Así lo ha señalado Carlos Sisternas, director de Fenin Catalunya, con motivo de la III Jornada sobre prevención de infecciones nosocomiales y VI Jornada de seguridad del paciente, organizada hoy en el Hospital Universitario Vall d'Hebrón por la Fundación Tecnología y Salud, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya.

En su opinión, “se necesita una estrategia nacional global en la prevención de las infecciones nosocomiales, válidos para todas las comunidades autónomas y todos los centros sanitarios, que permita conocer la incidencia del problema para determinar sobre qué infecciones actuar y con qué estrategia”.

Con el fin de alcanzar estos objetivos, Fenin y la Fundación Tecnología y Salud proponen parámetros evaluativos a nivel de centro sanitario, de forma que las instituciones sanitarias que cumplan sean recompensadas y las que no, penalizadas. “El sistema sanitario británico es un gran ejemplo en este sentido, y las penalizaciones pueden ser financieras o incluso llegar a la destitución de los gerentes de los centros sanitarios” señala Sisternas.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.