Seguridad en la comunicación de datos, un asunto de gran preocupación para el sector sanitario

01/09/2013

1 de septiembre de 2013

foto
Foto: lunar.

Hay muchos objetivos planteados para la implementación de registros médicos electrónicos (EMR), entre los cuales incluyen: un aumento de la seguridad del paciente, una mejor atención y la reducción de los costes sanitarios. Y es que los EMR pueden ayudar a los pacientes a llevar su propio control, ofreciéndoles un beneficio directo. Esto sucede cuando los pacientes acceden a todo su histórico personal sanitario a través de la información registrada, consiguiendo que tengan mayor conocimiento, control y una participación más directa teniendo, de esta manera una mejor atención en general.

Para conseguir esta acción, los sistemas hospitalarios tienen que ser accesibles desde el exterior a través de un entorno seguro.

Aunque la mayoría de hospitales están trabajando para implementar los EMR, pocos están en la etapa de permitir a los pacientes un acceso seguro. A medida que van avanzando en el proceso de implementación, muchos se están dando cuenta del gran reto que supone. Otras industrias, como el comercio electrónico al por menor por ejemplo, experimentaron esta situación hace tiempo en el momento de crear entornos seguros para almacenar la información del cliente de manera segura. En la actualidad el sector minorista posee una infraestructura eficaz para almacenar de forma segura el pago y los datos personales, facilitando a los usuarios la ejecución de cualquier tipo de transacción.

Hoy en día, los hospitales están empezando a investigar esta área y están encontrándose con serios retos. La seguridad en el entorno hospitalario representa más que un simple cifrado de contraseñas, representa asegurar el correcto funcionamiento de los sistemas para poder ofrecer un buen cuidado. Uno de los desafíos con el que los hospitales se enfrentan es el creciente número de dispositivos Bluetooth dentro de la empresa. Además, los médicos, enfermeras, pacientes y otros miembros de la plantilla de trabajo que forma un hospital también utilizan terminales móviles, tablets, auriculares, etc., que pueden ocasionar interferencias en los sistemas dentro del hospital y la comunicación interna, dificultando así, la gestión de una buena atención.

Un área donde se ha producido esta situación es en el punto de atención al paciente. Cuando se utilizan los escáneres de códigos de barras inalámbricos para verificar la identificación del paciente y la prescripción, los escáneres Bluetooth pueden experimentar problemas en la comunicación y transmisión de datos con los sistemas hospitalarios. Las limitaciones de la señal Bluetooth y las problemáticas entre determinados terminales hacen que sea más complicado e incluso imposible trabajar con escáneres.

Una solución es el uso de escáneres con cable, aunque esto limita la capacidad de las enfermeras y el resto del equipo para trabar con mayor flexibilidad en la atención al paciente. La eliminación de los dispositivos con Bluetooth en el hospital nunca será posible, por eso es recomendable implementar los sistemas que no se basen con la tecnología Bluetooth.

Los escáneres para el sector sanitario de Datalogic están disponibles con el sistema inalámbrico STAR. Un sistema inalámbrico punto por punto radio que evita las interferencias externas, como por ejemplo las producidas por los dispositivos Bluetooth. Además, el sistema inalámbrico STAR alcanza distancias de aproximadamente 100 metros, casi tres veces más la distancia que ofrece la tecnología Bluetooth.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.