Más de 50.000 niños de entre 0 y 4 años tiene caries

23/05/2013

23 de mayo de 2013

Plénido Quality Dental Group, entidad especializada en salud y estética bucodental, informa sobre las cuestiones más relevantes a la hora de cuidar la boca de los recién nacidos y cómo combatir la aparición precoz de caries, que afecta, concretamente, a 61.800 niños de entre 0 y 4 años en España, según la Encuesta Nacional de Salud 2011-2012 realizada por el Instituto Nacional de Estadística.
foto
Foto: just4you.

Cómo cuidar los primeros dientes

Los dientes de leche suelen aparecer a partir de los seis meses, acabando a los dos años y medio, aproximadamente. Cuando el diente se está preparado para salir, el bebé babea más y puede encontrarse irritable e inquieto debido al dolor. Para calmarle, se recomienda dar al bebé un mordedor.
Otras recomendaciones de Plénido para la correcta higiene bucal de los más pequeños, es que la madre comience a limpiarlos en cuanto aparezcan. Primero, con ayuda de una gasa; a continuación, se empezará a utilizar un cepillo acorde a la edad del niño. A partir de los tres años se podrá utilizar pasta de dientes en pequeñas cantidades, así como dentífricos infantiles específicos.
Tanto pequeños como mayores deben recordar que los dientes deben limpiarse después de cada comida y siempre antes de acostarse.

Evitar las primeras caries

La aparición de caries está relacionada con las dietas ricas en azúcares, la mala higiene oral, el tipo de sustancias presentes en la boca y la susceptibilidad de la persona.
Los bebés también pueden tener caries, las llamadas “caries de biberón”. De hecho, según la Encuesta Nacional de Salud realizada por el Instituto Nacional de Estadística, en 2011-2012, 61.800 niños españoles de entre 0 y 4 años tienen caries.
Las caries están producidas por ácidos que atacan el esmalte. Por ello, Julia Cárdenas, odontóloga de la Clínica Perio Plénido, desaconseja que se moje el chupete en alimentos dulces como la miel o el azúcar. Además, tampoco es recomendable que se le dé al bebé bebidas azucaradas en el biberón, como zumos envasados o leche con azúcar.
Otros gestos como limpiar el chupete con la saliva de la madre, probar el biberón directamente, probar la comida con la misma cuchara o besarle en los labios son los principales causantes de caries en los pequeños.