Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“El termoplástico en el sector médico es el aliado ideal para aplicaciones de un solo uso”

Entrevista a Joaquim Pérez, senior sales manager Iberia, Engineering Plastics de BASF

Redacción Interempresas13/05/2013
En los últimos años, el plástico le ha ido ganando terreno a otros materiales tradicionales en diversas aplicaciones médicas como las de un solo —embalaje de medicamentos, gestión y conducción de fluidos y sangre—, así como diferentes dispositivos médicos —jeringuillas glucómetros o inhaladores— y material quirúrgico y de ortodoncia. ¿Por qué? Joaquim Pérez, senior sales manager Iberia, Engineering Plastics de Basf, explica en esta entrevista las razones.
foto
Joaquim Pérez, senior sales manager Iberia, Engineering Plastics de BASF.

El plástico de uso médico ha ido sustituyendo paulatinamente a otros materiales. ¿Por qué?

Al igual que en otros segmentos industriales, la irrupción de los termoplásticos como alternativa a los materiales más tradicionales como los metales, el vidrio o la cerámica se ha ido imponiendo con el tiempo como facilitador del mantenimiento de los altos estándares de higiene y seguridad que requiere un sector como el médico.

¿Cuáles son hoy sus principales aplicaciones dentro de este sector?

La reciclabilidad del termoplástico junto con otra serie de ventajas lo convierte en el material preferido en aplicaciones de un solo uso tales como el embalaje de medicamentos, la gestión y conducción de fluidos y sangre o en dispositivos médicos que van desde la simple jeringuilla hasta productos más sofisticados como glucómetros o inhaladores y material quirúrgico y de ortodoncia de todo tipo (instrumental, mascarillas, bandejas de esterilización…).

¿Qué le puede aportar el plástico a este sector? ¿Qué ventajas trae consigo con respecto a otros materiales?

En los termoplásticos destacan propiedades como su baja densidad, sus propiedades aislantes a la temperatura y electricidad y su resistencia química. Todo ello unido a su fácil transformación, libertad de diseño, bajo coste de fabricación en economías de escala y fácil reciclado, hacen de ellos un aliado ideal para aplicaciones de un solo uso, que por la exigencia y tendencias en el mundo se imponen por encima de la reutilización por la vía de la esterilización o limpieza. En resumen, los termoplásticos permiten la fabricación de productos sostenibles, con mayor diferenciación en diseño y más resistentes a costes más reducidos que el metal o el vidrio.

¿La mayor parte de plásticos consumidos por el sector médico son commodities o, por el contrario, estamos hablando de plásticos técnicos de gran valor?

Actualmente el sector médico/farmacéutico consume un volumen aproximado de 5 Millones de Toneladas de termoplásticos, del que un 80% aproximadamente son commodities (polietileno, polipropileno, poliestireno, PVC) destinados principalmente al envase y embalaje.

Por otro lado, el uso de materiales plásticos más técnicos se suelen utilizar en piezas/aplicaciones donde se necesitan mejores resistencias térmicas a la esterilización así como en piezas funcionales donde otras propiedades mecánicas y tribológicas son necesarias.

foto
BASF cuenta con una gama de termoplásticos técnicos pensados para cumplir las altas exigencias de los dispositivos médicos.

¿Y cuál es la previsión para los próximos años?

Las actuales previsiones de crecimiento de la población mundial hasta el 2050 y el envejecimiento de la misma marcan claramente una tendencia hacia el aumento de enfermedades crónicas y enfermedades asociadas a la edad (asma, diabetes…). La autoaplicación de medicamentos mediante el uso de dispositivos médicos está en claro crecimiento, un segmento dentro del sector médico con mayor demanda de termoplásticos de alta prestación tales como la poliamida (PA), el polibutiléntereftalato (PBT) o el policarbonato (PC).

¿Qué condiciones y características debe tener un plástico para poder emplearse en el sector médico?

A priori, cualquier plástico puede ser interesante para alguna aplicación del sector médico. Las ventajas mencionadas anteriormente así lo demuestran. No obstante, cualquier material, plástico o no, deberá cumplir con los altos estándares de calidad y certificaciones necesarias en función del tipo de aplicación, tiempo y tipo de contacto con el cuerpo humano.

Y en el caso del plástico, ¿qué tipo de homologación o calificación debe cumplir para poder utilizarse en este sector?

Existen varias en función de la aplicación y país. Las más relevantes son:

  • EU Pharmacopeia (EP 5th Edition, Chapter 3.2.2 ‘Plastic Containers and Closures for Pharmaceutical Use’)
  • US Pharmacopeia (USP Biological Reactivity Test Class VI)
  • Japanese Pharmacopoeia (JP, 14th Edition, General Information: ‘11. Plastic Containers for Pharmaceutical Products)’
  • Test de biocompatibilidad (citotoxicidad según ISO 10993-5)
  • Listado en el Drug Master File (DMF). Carta de autorización vía FDA
  • Certificado de compatibilidad para contacto alimentario (US FDA, EU FC),
  • Condiciones de fabricación acordes a las GMP (Good Manufacturing Practices) principles Commission Regulation (EC) 2023/2006
  • Garantía de suministro a largo plazo. Constancia en calidad concertada (formulación del material). Control estricto de materia prima. Disponibilidad global.

¿Con qué gama de producto para aplicaciones médicas cuenta BASF? Descríbala brevemente.

BASF dispone de la familia de termoplásticos técnicos PRO (Profile covered Raw materials Only), que consiste en grados específicos de Ultraform PRO (POM) y Ultradur PRO (PBT). Estos materiales cumplen con todos los estándares especificados anteriormente y están pensados para cumplir las altas exigencias mecánicas, térmicas y tribológicas de piezas funcionales de dispositivos médicos.

Además, BASF cuenta con su familia Ultrason (PSU, PESU, PPSU), materiales transparentes de alta resistencia química e impacto para aplicaciones que requieran de procesos de esterilización.

¿Puede poner algún ejemplo de material de BASF aplicado a la tecnología médica?

Ultraform PRO fue el material escogido para el desarrollo de los mangos de esta jeringa/aplicador de medicamento usado por cirujanos en operaciones de traumatología. Ultraform PRO cumplió con los requerimientos de rigidez y desgaste esperados, así como su fácil transformación y ofrecer la posibilidad de inyectar piezas en distintos colores para su diferenciación en quirófano.

Más información sobre la gama BASF para aplicaciones médicas aquí

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.