Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El Servicio de Neurocirugía del Clínico incorpora una nueva tecnología para la cirugía de los tumores cerebrales

07/03/2013

7 de marzo de 2013

El Servicio de Neurocirugía del Hospital Clínico Universitario de Valencia ha incorporado una nueva tecnología que permite la resección microquirúrgica de los tumores cerebrales malignos con una mayor radicalidad y aportando una mayor seguridad para el paciente, todo ello mediante una nueva técnica de “resección guiada por fluorescencia”.
La técnica consiste en administrar, oralmente, al paciente, la noche previa a la intervención, un producto que se unirá a las células tumorales y que al ser iluminado con el microscopio quirúrgico con una luz especial, produce una luminiscencia de color rojizo. “El cirujano reconoce así las células tumorales y puede extirparlas”, explica el doctor González-Darder, Jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital Clínico de Valencia.
Se trata de un sistema integrado en el microscopio operatorio que ilumina de color los tejidos tumorales para distinguirlos fácilmente del cerebro normal. “Con ello es posible realizar una extirpación quirúrgica más ajustada al tumor respetando el tejido sano. Como consecuencia de ello, se respeta también la función cerebral no afectada por el tumor”, explica el doctor José Manuel González-Darder, que añade “una extirpación más radical del tumor favorece el tratamiento oncológico postoperatorio y mejora sus resultados”.
La técnica requiere de una acreditación tras un periodo de formación específica por parte de los neurocirujanos que la desarrollan para maximizar los resultados de la misma.
Esta nueva incorporación tecnológica al tratamiento quirúrgico de los tumores cerebrales complementa el protocolo actual de tratamiento quirúrgico de los tumores cerebrales malignos, individualizado para cada paciente, que incluye la fusión de técnicas microquirúrgicas, de imagen, neuronavegación y neurofisiología intraoperatorias, junto a la quimioterapia local intraoperatoria.
La técnica está ya disponible en algunos centros de la Comunitat Valenciana y ha sido posible incorporarla al Servicio de Neurocirugía gracias a un acuerdo de colaboración con empresas del sector que han financiado y cedido desinteresadamente el equipo dentro de un programa de reinversiones en tecnología, desarrollado y gestionado desde el propio Servicio de Neurocirugía.
Los beneficios de la referida tecnología van más allá de los puros resultados quirúrgicos y clínicos inmediatos tal y como afirma el doctor González-Darder: “El verdadero impacto de esta tecnología, como debe ser el de cualquier tecnología quirúrgica sanitaria, es proporcionar una cirugía más efectiva y segura”. El experto añade, además, que “también mejorar la calidad de vida de los pacientes y su supervivencia frente a una enfermedad tan grave como son los tumores cerebrales malignos”.