Jardines verticales: pulmones urbanos

Entrevista a Fernando Hidalgo, arquitecto y socio fundador de Terapia Urbana

Javier García27/11/2012
Terapia Urbana es una empresa joven de base tecnológica surgida de la Universidad de Sevilla y formada por arquitectos e ingenieros que apuestan por acercar la naturaleza a nuestro día a día mediante nuevos sistemas que aúnan entorno, diseño e innovación. Galardonado con diversos premios, el arquitecto Fernando Hidalgo, socio fundador y responsable técnico y comercial de la compañía, enumera los múltiples beneficios de vestir una fachada con un jardín vertical activo o pasivo. El arquitecto explica, además, cómo se aborda un proyecto de estas características: una instalación equipada con un sistema capaz de alertar cuando algo falla, y que permite obtener un importante ahorro de energía en el edificio y un desarrollo urbano más sostenible.
foto
Fernando Hidalgo, arquitecto y socio fundador de Terapia Urbana.

¿Qué es un jardín vertical pasivo avanzado?

Es un sistema que permite ajardinar sobre una superficie vertical sin afectar a la pared donde se instala. A diferencia de los jardines de trepadoras, que surgen desde el suelo donde enraízan, un jardín vertical dispone las plantas sobre un tejido Fitotextil, especialmente diseñado para alojarlas.

¿Y por qué lo denominan avanzado?

Porque el sistema se monitoriza mediante sondas conectadas a un ordenador para poder conocer el estado del jardín a distancia y poder actuar sobre él remotamente.

¿Qué puede hacer este tipo de jardín por el edificio en el que está instalado?

Los jardines verticales permiten conseguir un importante ahorro de energía en el edificio al actuar mejorando el aislamiento de la fachada, que no se calienta tanto como el hormigón o el acero. Esto se traduce en un menor consumo en climatización. Cuando se instala en el interior, además, permite biofiltrar el aire y mejorar su calidad depurando contaminantes orgánicos volátiles y CO2.

foto
El jardín vertical mejora el aislamiento de la fachada, lo que se traduce en un menor consumo en climatización.

¿Y por el medio ambiente?

Supone un incremento de las zonas verdes en las ciudades, captan GEI (gases de efecto invernadero) y contribuyen a mitigar el efecto isla de calor, entre otros, además de apoyar el surgimiento de nuevos hábitats, lo que se traduce en un apoyo al incremento de la biodiversidad. Por otra parte, no hay que olvidar los numerosos beneficios que aportan a las personas, ya que mejoran la calidad de vida al incrementar el bienestar personal y reducir el estrés, a la vez que aportan una importante mejora ornamental y estética.

¿Puede instalarse en cualquier tipo de edificación? ¿Qué necesita?

Es necesario estudiar ciertos condicionantes, pero sí, actualmente es posible instalar un jardín vertical tanto en un edificio de nueva planta, como en uno ya existente. Sólo es preciso garantizar una serie de conexiones para instalaciones (agua, desagüe, luz, datos) y estudiar bien la selección de especies a emplear. No son instalaciones pesadas y en Terapia Urbana podemos adaptarnos de un modo flexible a casi cualquier condición de partida.

¿Qué factores se deben tener en cuenta a la hora de diseñar un jardín de estas características?

Lo principal es realizar una elección adecuada de especies vegetales, que se adapten al clima y al área geográfica, vigilar el uso de especies invasoras que puedan ser problemáticas, y garantizar el adecuado riego, nutrición e iluminación de las plantas. A partir de aquí, podemos entrar en diversas posibilidades de diseño y composición para recrear un auténtico ecosistema natural en cualquier espacio.

foto

Funcionamiento del sistema de riego

El jardín vertical se riega mediante un circuito controlado remotamente por un ordenador que monitoriza la humedad, la temperatura y la calidad del agua, vigilando su buen comportamiento.

¿Cuánto tiempo se invierte en el desarrollo de estos jardines?

Lo más costoso fue su desarrollo y experimentación inicial, que realizamos desde la Universidad de Sevilla. Actualmente, y con tres patentes en el mercado, el tiempo a considerar es el de la redacción del proyecto, que depende de la extensión de la instalación a ejecutar, y el tiempo necesario para su ejecución, que puede oscilar entre varios días para instalaciones de 10 metros cuadrados, a un par de semanas, para una superficie de unos 50 metros cuadrados. Depende del caso. Nuestros sistemas lucen desde el primer momento porque empleamos tamaños de planta ya desarrolladas.

foto
Terapia Urbana dispone las plantas sobre un tejido Fitotextil, especialmente diseñado para ello.

¿Qué tipo de plantas se pueden integrar en este jardín?

Nosotros siempre intentamos proyectar el diseño de la plantación adecuando las especies en función de sus necesidades hídricas, de luz y exposición. De esta manera trasladamos al plano vertical una disposición equivalente a la que ocupan en su medio original.

¿Por qué?

Para ofrecer a cada planta una ubicación en la que se sienta ‘cómoda’ y, en cierto modo, pueda recrear sus condiciones óptimas, aunque esto no es siempre posible. Existen muchas especies que se adaptan bien, pero varían en función de la localización.

¿Qué cuidados necesita?

Los mismos que un jardín en el plano horizontal: limpieza periódica, reposición de especies que mueren y tratamientos fitosanitarios.

foto
Trabajos para la instalación del jardín vertical pasivo avanzado de la clínica Sagrado Corazón de Sevilla.

Pero, por su naturaleza vertical, las tareas de mantenimiento no serán las mismas que en el caso de un jardín horizontal, ¿no?

Sí, esto complejiza la accesibilidad y la encarece según el caso. Además, el hecho de no captar nutrientes desde el suelo, por estar alejado de él, y hacerlo a través del riego, hace crítico que se revise esta instalación de manera prioritaria.

¿Entonces?

Nuestros sistemas envían alarmas y alertas cuando algo falla, y esto simplifica y abarata este seguimiento.

foto
Jardín vertical pasivo avanzado instalado en la clínica Sagrado Corazón de Sevilla.

Más de 1.400 plantas de más de 40 especies

Recientemente concluyeron las obras de instalación del jardín vertical pasivo avanzado de la clínica Sagrado Corazón de Sevilla, un proyecto de 40 metros cuadrados, que cuenta con más de 1.400 plantas de más de 40 especies. Para su desarrollo, el estudio de arquitectura Peinado Arquitectos, encargado de las obras de ampliación del centro hospitalario, acudió a Terapia Urbana. “Entendieron plenamente justificado y alineado con los planteamientos y principios de Grupo Hospitalario Quirón la instalación del jardín”, afirma Fernando Hidalgo. El nuevo jardín se encuentra situado en el acceso principal de la ampliación. En las obras, se redujo la altura del techo en la planta baja para coordinarse con el edificio prexistente. “El vestíbulo quedó muy apretado visualmente y se hacía necesario integrar algún elemento que mejorara la calidad paisajística”, sostiene Hidalgo. “Con el jardín se aprovecha al máximo el reducido espacio, a la vez que se ofrece una visión optimista y saludable del acceso a un centro hospitalario. Las sensaciones y beneficios sobre los usuarios aquí han primado más que los medioambientales y energéticos. Esto puede percibirse perfectamente cuando se accede al centro”.

Además de jardines verticales pasivos avanzados, ¿qué otras posibilidades ofrecen en su empresa?

Hemos desarrollado una patente para un sistema de jardín vertical activo. De hecho, hemos instalado el primer sistema de este tipo que se ha realizado en Europa, dentro de la Universidad de Sevilla. Estos sistemas permiten reducir la temperatura del aire haciéndolo pasar a través del jardín, enfriándolo y biodepurándolo, de manera que integrados en edificios permiten conseguir importantes ahorros en climatización. También comercializamos lienzos naturados slimgreenwall, otra patente de la empresa.

¿En qué consiste?

En pequeños jardines verticales modulares que trasladan la naturaleza al espacio interior. Actualmente, también estamos desarrollando nuevos sistemas DIY (do it yourself) para ofrecer al cliente final la posibilidad de realizar este tipo de instalaciones por sí mismos, con nuestra asistencia técnica.

foto
Los jardines verticales pasivos avanzados aumentan el aislamiento térmico de la envolvente edificatoria, ahorran consumo energético de la instalación de ventilación y reducen la temperatura del aire de su entorno.

La investigación como piedra angular

Terapia Urbana apuesta firmemente por la I+D+i, desarrollada en estrecha colaboración con la Universidad de Sevilla. Para ello, cuenta con su propio equipo de investigación, compuesto por tres doctores ingenieros agrónomos, que forman parte de la empresa y que trabajan en el desarrollo de “nuevas ideas que acerquen la naturaleza a nuestro día a día, aunando diseño, naturaleza e innovación”. Además, explica, el arquitecto, la empresa cuida “mucho el diseño y los acabados”. El hecho de tratarse de un grupo multidisciplinar les permite abordar nuevos retos con “una óptica muy amplia y heterogénea”, añade Hidalgo.

¿Cuántos proyectos han acometido? ¿De qué tipo?

Desde nuestra constitución en 2010, hemos desarrollado numerosas propuestas y proyectos en colaboración con estudios de arquitectura nacionales e internacionales. Lamentablemente, muchos de ellos se han visto frenados por el parón del sector, de manera que han llegado a ejecutarse tan sólo unos pocos, además de otros con la universidad, promotores privados e instalaciones a clientes particulares. Por otro lado, como decía, lanzamos la comercialización de lienzos naturados slimgreenwall, que estamos distribuyendo en España desde principios de este año, realizando algunas proyectos singulares como un sistema de 6 x 1 metros en una sala de reuniones de las nuevas oficinas de Ayesa Advanced Technologies.

Y teniendo en cuenta la situación en nuestro país, ¿no han pensado en abrirse a otros mercados?

Sí, ahora tenemos la vista comercial dirigida hacia Europa, donde encontramos un mercado diez veces mayor al español. En él tenemos depositadas muchas expectativas.

La Naturación Urbana

Se trata de una corriente social y tecnológica que persigue la recuperación de las zonas verdes en los espacios urbanos, mediante la incorporación de sistemas como los techos verdes, los parques, los huertos urbanos, los jardines verticales, de manera que se consiga un contacto más directo entre el hombre y la naturaleza, obteniendo así un desarrollo urbano más sostenible. “Tiene mucha fuerza en países centro europeos y, poco a poco, está adquiriendo más fuerza en nuestro país, gracias a la iniciativa de muchas nuevas empresas como la nuestra”.

Sobre Fernando Hidalgo Romero

Arquitecto y socio fundador de la empresa de base tecnológica (EBT) Terapia Urbana en 2010, es en la actualidad responsable técnico y del área comercial de la compañía.

Premios con Terapia Urbana

  • 3º Puesto en el 8° Concurso Nacional de Emprendedores Universitarios EOI-Frae-Joly 2009
  • 2º Puesto en el Concurso Autonómico de Emprendedores EOI-Frae-Joly 2010
  • Primer premio en el 5° Concurso de Iniciativas Empresariales de la Universidad de Sevilla, en la modalidad de Proyecto de EBT 2010
  • Primer Premio en el III Premio de Incubación de Empresas CREA Consejo Social – Sevilla Global (Ayuntamiento de Sevilla) 2010
  • Primer Premio en el I Concurso a la Iniciativa e Innovación Empresarial en la provincia de Sevilla 2010, modalidad CREA de la Diputación de Sevilla y Fundación Forja XXI
  • Finalista Premios AJE 2010, en categoría Iniciativa Emprendedora (Consejería Economía Innovación y Ciencia, Consejería Igualdad y Bienestar Social, AJE)
  • Empresa galardonada dentro de la XVI Premio Bancaja 2010 Jóvenes Emprendedores, en la Categoría Proyecto de Empresa de Base tecnológica.
foto
Hidalgo: “Trasladamos al plano vertical una disposición equivalente a la que ocupan en su medio original”.
Proyectos desarrollados por Terapia Urbana

• Diseño e instalación de prototipo de jardín vertical activo en el vestíbulo de entrada de la ETSIA de la US, monitorizado y telecontrolado en colaboración a la EBT Idener de la ETSII de la US

• Proyecto de Jardín vertical en la nueva estación de autobuses de Cádiz, junto a JBF Ingenieros y Arquitectos, S.L. (47,60 metros cuadrados de jardín vertical pasivo avanzado)

• Proyecto de jardín vertical y sistemas de naturación para centro de empresas y servicios en Parque Tecnológico Soland (Sanlucar la Mayor, Sevilla). Junto a EDDEA Arquitectos

• Diseño e instalación de jardín vertical pasivo exterior en vivienda particular (Sevilla)

• Diseño, construcción y montaje del primer sistema de jardín vertical activo de Europa, en colaboración con la EBT IDENER de la ETSII de la US, instalado y funcionando en un laboratorio de la ETSII

• Colaboración en redacción de propuesta de naturación para concurso del nuevo ICTA de la Universidad de Cataluña, junto a RL&A arquitectos asociados

• Proyecto de jardín vertical pasivo exterior en proyecto de ampliación de clínica privada en Sevilla para el estudio Peinado Arquitectos de Sevilla

• Estudio y desarrollo de propuestas (nivel anteproyecto) para fachadas vegetales y techos verdes integrados en proyecto de edificios de oficinas y residenciales en Panamá, en colaboración con estudio ARQ 21 (Sevilla)

• Colaboración con estudio de Arquitectura AMMD (Antonio Martín Molina y Monserrat Díaz Recaséns), para el desarrollo de la propuesta de naturación y estrategias de diseño bioclimático en futuro centro sede de la reserva de la biosfera de Lanzarote (concurso).

Comentarios al artículo/noticia

#1 - Julio Miranda
02/12/2012 9:19:57
Hola muy interesante, el aprovechamiento de las paredes,para crear zonas verdes, no se si habeis pensado en los llamados jardines comestibles. Saludos

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.