Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Renishaw Ibérica, S.A.U. - Sondas, sensores, palpadores y detectores dimensionales

OMP400

Sonda ultracompacta de detección: para centros de mecanizados pequeños

Foto de Sonda ultracompacta de detección
El sistema OMP400 de Renishaw es una sonda ultracompacta de detección de esfuerzo para centros de mecanizado pequeños, con tiempos de reglaje reducidos, menor cantidad de piezas desechadas, menores costes en utillaje, control de proceso mejorado y alta precisión de mediciones en máquina.

Con unas medidas reducidas de sólo 40 mm de diámetro por 50 mm de longitud, la sonda OMP400 combina la miniaturización de los componentes electrónicos con los nuevos avances de diseño de la tecnología de detección de esfuerzo, liderada por la sonda de alta precisión MP700 de Renishaw.

Mediante la tecnología avanzada de detección de esfuerzo de Renishaw, la sonda OMP400 puede alcanzar un nivel de precisión mucho mayor que el que se obtiene con una sonda mecánica estándar, por lo que es la más adecuada para una extensa gama de aplicaciones en las que es imprescindible una alta precisión de medida.

Las galgas de esfuerzo permiten que la sonda pueda dispararse con fuerzas de contacto mucho más bajas y consistentes, por tanto, se reduce la flexión del palpador y la variación de desplazamiento para obtener una precisión mucho mayor.

Aplicada por primera vez a la sonda MP700, la tecnología de detección de esfuerzo es exclusiva de Renishaw y ofrece, además, una repetitividad mejorada de la sonda.

La sonda OMP400 cuenta con un sólido diseño que sobrepasa el estándar de sus predecesoras.

Está sellada según la norma IPX8 para soportar los entornos de máquina-herramienta más adversos, de modo que es más resistente al sobrerrecorrido de los palpadores y a las colisiones provocadas por los cambiadores de herramientas. La duración de la batería permite un uso ininterrumpido hasta 50 horas.

Gracias a su reducido tamaño, la sonda puede instalarse en las máquinas más pequeñas para aprovechar las ventajas que proporciona la alta precisión de la tecnología de detección de esfuerzo. La sonda OMP400 es adecuada para máquinas con recorrido corto del eje Z y husillos tan reducidos como el HSK32.

Además, la sonda utiliza el sistema de transmisión en funcionamiento de Renishaw y el nuevo método ‘modulado’, que ofrece una mayor resistencia a las interferencias de la óptica.

Por tanto, la sonda OMP400 puede asociarse con los receptores OMM y OMI actuales, o con el nuevo receptor e interfaz integrados OMI-2. Es idónea para su instalación en máquinas que ya estén en funcionamiento o como una sencilla actualización de las sondas existentes.

La sonda óptica OMP400 de Renishaw es una combinación real de tamaño, precisión, fiabilidad y solidez que proporciona todas las ventajas de la inspección a una gran cantidad de aplicaciones de alta precisión.