Posicionamos su web SEO / SEM

Renishaw Ibérica, S.A.U. - Sondas, sensores, palpadores y detectores dimensionales

MP250

Sonda de inspección para rectificadoras: basada en la tecnología de galgas de esfuerzo

Foto de Sonda de inspección para rectificadoras

El modelo Renishaw MP250 es una sonda ultra compacta diseñada para rectificadoras que eleva los estándares de precisión metrológica para la inspección de geometrías de pieza 3D, a la vez que ofrece los beneficios típicos de la inspección de pieza que permite reducir los tiempos de puesta en marcha, reducir el número de piezas rechazadas y mejorar el control del proceso productivo. Con un diseño robusto y una electrónica fiable, la sonda MP250 también es adecuada para trabajar en los entornos de máquina más hostiles.

Usando la tecnología patentada de galgas de esfuerzo Rengage desarrollada por Renishaw, la sonda MP250 es capaz de alcanzar mayores niveles de precisión que las sondas mecánicas estándar. Esto permite tener un rendimiento submicrométrico 3D en un rango de aplicaciones que demandan una gran precisión de medición, como en superficies contorneadas del estilo de dientes de engranajes o herramientas de corte.

Este rendimiento se mantiene incluso cuando la aplicación requiere el uso de palpadores largos. La tecnología Rengage combina un mecanismo patentado de detección y una avanzada electrónica, lo que le confiere a la MP250 una uniformidad en el disparo en cualquier vector de medición. El resultado es una menor flexión del palpador y una reducida variación del sobrerrecorrido a la hora de tomar puntos de medición, lo que permite una mejor repetibilidad y precisión en todas las direcciones de medición, así como una sensible reducción del tiempo de calibración comparado con las sondas estándar.

Con unas dimensiones de Ø25 mm x 40 mm de longitud, la sonda MP250 es ideal para aplicaciones en rectificadoras con restricciones de espacio para poder colocarla. Está también diseñada específicamente para trabajar en los entornos más duros existentes en las máquinas rectificadoras, con un cuerpo sellado usando materiales resistentes a refrigerantes cargados de partículas y elevadas temperaturas. La sonda MP250 posee un sencillo conexionado mediante cableado al CNC de la máquina, posible gracias al nuevo interface HSI, que puede usarse también con las sondas LP2 estándar de Renishaw.

A pesar del uso de avanzada tecnología como galgas de esfuerzo, esto no afecta en absoluto a su robustez y fiabilidad. La tecnología Rengage ha sido ya probada en miles de aplicaciones de inspección en Máquina-Herramienta a lo largo de todo el mundo, mediante el resto de sondas de

alta precisión como la MP700, la OMP400 la RMP600. La sonda MP250 posee una resistencia frente a golpes similar a cualquier sonda de las anteriormente citadas y ofrece una gran fiabilidad frente a falsos disparos a través del uso de filtros digitales.