Sick Optic Electronic, S.A. - Sondas, sensores, palpadores y detectores dimensionales

Sick G6

Sensor fotoeléctrico: permiten una fácil y muy robusta fijación

Foto de Sensor fotoeléctrico

Sick, empresa de referencia en la tecnología de sensores fotoeléctricos, ha desarrollado una gama de sensores bajo el estándar de 25,4 mm (1 pulgada): la serie sensor global G6. Estos sensores ofrecen muchas mejoras en cada fase, comenzando con el montaje y terminando con la fiabilidad durante el funcionamiento. Los agujeros roscados metálicos permiten una fácil y muy robusta fijación sin necesidad de utilizar tuercas de bloqueo. Ni siquiera los tornillos fuertemente apretados suponen un problema. Una vez que el sensor está montado, un haz de luz muy visible facilita una rápida instalación y una correcta alineación mediante la tecnología PinPoint. Este LED mantiene un haz de luz compacto y estable que permite la detección fiable del producto y ayuda a configurar el sensor. En caso de tener que realizar ajustes en el sensor, la necesidad de emplear herramientas especiales puede ocasionar retrasos. Por este motivo, Sick ha diseñado un potenciómetro giratorio compatible con los destornilladores de estrella convencionales.

Tras la instalación, la supervisión del sensor es un paso esencial para controlar la detección fiable del producto, ya sea mediante la alineación con el reflector o mediante ajustes de configuración para detectar el producto. Dos indicadores LED situados tras la cubierta semitransparente de la carcasa del sensor muestran su estado y son fácilmente visibles desde cualquier posición. Durante el funcionamiento, la fiabilidad viene dada principalmente por las piezas ocultas dentro del sensor: un completo paquete de elementos ópticos y electrónicos. El nuevo chip ASIC integrado en el sensor G6 es el resultado de más de 50 años de experiencia de Sick en el desarrollo de sensores fotoeléctricos. Su software inteligente evita la influencia de la iluminación ambiental, como la radiación solar, luces parpadeantes y la iluminación propia de la sala.

Debido a su fuente de luz modulada, el sensor no interactúa con otros sensores. Finalmente, la interferencia de campos electromagnéticos circundantes no afecta al rendimiento del Global Sensor G6. Cumpliendo con las condiciones del estándar de montaje de 25,4 mm (1 pulgada), las mejoras ofrecidas por el G6 generan un claro beneficio para los consumidores en todas las fases de la instalación y establecen una nueva referencia en cuanto a la fiabilidad de los sensores fotoeléctricos.