IFM electronic, S.L. - Detectores ópticos de posición (fotocélulas, etc.)

Fotocélulas láser: para la detección de objetos minúsculos

Foto de Fotocélulas láser
Los sistemas láser se utilizan en aplicaciones en las que es necesario detectar pequeños objetos o donde es necesaria una detección de posiciones de extrema precisión.

La luz láser está compuesta por ondas luminosas de idéntica longitud que presentan entre sí una relación fija de fase (coherencia). De ahí procede una de las características más importantes de las fotocélulas láser: el haz de luz casi paralelo. Como consecuencia, gracias al pequeño ángulo de divergencia se pueden llevar a cabo aplicaciones con grandes alcances de hasta 60 metros.

El punto láser de clara visibilidad, incluso a la luz del día, facilita la alineación del sistema.

Aparte de sus ventajas, para la elección de un sistema óptico adecuado también hay que tener en cuenta otros aspectos: comparadas con las fotocélulas estándar, las fotocélulas láser disponen de un rango de temperatura más reducido (-10...+40 °C).

La vida útil es únicamente de 50.000 horas. Básicamente los sistemas láser también son más caros que las fotocélulas normales con luz roja. Debido al punto luminoso de pequeño tamaño y al alcance a menudo amplio, estos sistemas son más sensibles a las vibraciones que las fotocélulas estándar.

Algunas de sus características técnicas de las fotocélulas láser son: detección de objetos minúsculos gracias al haz de luz enfocado, luz roja de gran visibilidad para un ajuste sencillo con el objeto, ajuste automático del punto de conmutación mediante botón pulsador, disponibles sensores especiales para aplicaciones específicas y componentes de fijación para un ajuste preciso.