Posicionamos su web SEO / SEM

IFM electronic, S.L. - Encóders rotativos (transductores de rotación, ángulo)

Encóders: incrementales, absolutos, monovuelta y multivuelta

Foto de Encóders
En muchos procesos de fabricación y producción, los encoders son indispensables como transductores eficaces en tareas de posicionamiento de extrema precisión. Transforman movimientos de rotación en señales digitales.

Los encoders funcionan mediante detección fotoeléctrica sin desgaste. Para ello disponen de un disco graduado que está sujeto firmemente en el eje.

Los encoders incrementales generan un número exactamente definido de impulsos por revolución. Estos indican la medida de la distancia angular y lineal recorrida. El disco graduado está dividido en segmentos transparentes u opacos dispuestos de forma alternativa. Un led emite un haz luminoso orientado paralelamente que ilumina los segmentos del disco graduado. De este modo, una serie de fotocélulas reciben la luz modulada y la convierten en señales sinusoidales. Mediante una electrónica de digitalización las señales se amplifican y se convierten en impulsos rectangulares que se emiten a través del cable controlador hacia la salida. Debido al desplazamiento de fase entre las señales A y B (de aproximadamente 90 grados), se puede analizar el sentido de rotación.

Los encoders absolutos generan un valor absoluto codificado para cada posición angular. Este valor de código está disponible inmediatamente después del encendido. Los encoders absolutos se emplean cuando se tiene que asignar un valor determinado a una posición angular y cuando es necesario detectar la posición momentánea en caso de fallo en la red eléctrica.

Los encoders monovuelta dividen una revolución mecánica (de 0 a 360 grados) en un número determinado de pasos de medición. Tras una revolución, los valores de medición se repiten. El número máximo de pasos es de 8192. Los encoders multivuelta, en cambio, no sólo registran las posiciones angulares, sino que también distinguen entre varias revoluciones.