Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Casella España, S.A. - Detectores de fugas de gases

Oldham CEX300

Detector de gases explosivos: basado en la oxidación catalítica

Foto de Detector de gases explosivos
Los detectores CEX300 fabricados por Oldham y distribuidos por Castella España están concebidos para cubrir las necesidades de seguridad planteadas por los usuarios de estos sistemas de detección, aplicando los conocimientos adquiridos durante muchos años dedicados a la fabricación de detectores de gases, y con un coste realmente ajustado, de forma que se garantice la seguridad sin necesidad de realizar una gran inversión económica.

El principio de detección del sensor que incorpora el modelo CEX300 está basado en la oxidación catalítica mediante la utilización de pellistores formando un puente de wheatstone, alojados en una envolvente antideflagrante. Los filamentos detectores al verse expuestos a gas producen una descompensación en el puente de wheatstone lo que se traduce en una variación del voltaje proporcional a la concentración de gas, la cual se transmite en forma de señal a la unidad de control que gestiona al detector. La utilización de un filamento compensador previene los efectos producidos por las variaciones de humedad y temperatura.

El detector CEX300 cumple con los requisitos de la Directiva 94/9/CE (Atex)

para su ubicación en zona clasificada y están construidos utilizando materiales de

alta calidad que confieren una gran robustez al detector y un elevado índice de

protección de la envolvente IP 66.

Se aplica en protección continua de trabajadores e instalaciones, laboratorios de investigación, salas de calderas, seguridad industrial y laboratorios químicos y

farmacéuticos.