Cómo elegir un juguete seguro para un perro

28/08/2014

28 de agosto de 2014

El juego es muy importante para el perro ya que no solo le permite liberar energía y mantenerse en forma sino que también potencia su inteligencia y es un medio para establecer un vínculo con las personas. Para estimular el juego se puede recurrir a los juguetes pero antes hay que cerciorarse de que estos son seguros ya que de lo contrario podrían provocar serios problemas de salud a las  mascotas.

foto

Existen tres aspectos que se deben considerar antes de comprar un juguete para una mascota:

  1. El tamaño del perro. Las medidas de ls mascota son el primer detalle que hay que tener en cuenta en el momento de elegir los juguetes ya que si estos son demasiado pequeños, podrían provocarle asfixia. Sea cual sea el tipo de juguete, se debe cerciorarse de que no le cabe completamente dentro de la boca. Obviamente, tampoco se recomienda un juguete demasiado grande porque si el perro no puede jugar fácilmente con este, pronto se frustrará y perderá el interés.
  2. El material del juguete. En sentido general, los juguetes fabricados con caucho duro son los más recomendables para los perros adultos ya que son difíciles de romper. No obstante, es importante verificar que estén confeccionados al 100% con caucho natural: si tienen olor a neumático es que contienen sustancias artificiales por lo que será mejor que no se compren. En el caso del cachorro, los peluches son una excelente alternativa pero se debe vigilar continuamente para evitar que termine comiéndose el relleno. Lo ideal es que estén rellenos con fibra de poliéster, que alarga la vida del juguete y, en caso de ingestión, no le causará daño. El látex también es una buena opción para los cachorros ya que es un material bastante resistente y no le dañará los dientes.
  3. La edad y las preferencias del perro. En el momento de elegir un juguete para una mascota se debe tener en cuenta su edad y comportamiento En el caso de los cachorros, los juguetes pequeños y blandos son ideales ya que les permiten aprender a morder y aliviar las molestias en las encías, mientras que los peluches son perfectos para paliar los efectos que provoca la separación de la madre y el resto de la camada.

Cuando el perro comienza a crecer los juguetes tienen la función de facilitar la interacción con las personas por lo que las pelotas y los discos voladores son la opción ideal. Por supuesto, la elección de los juguetes también dependerá de los gustos de la mascota ya que algunos prefieren las pelotas mientras otros disfrutan más con los mordedores.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.