Ceva propone las claves para viajar con la mascota de forma cómoda y segura este verano

Vacaciones y mascotas, ¿quién dijo incompatibles?

Redacción Interempresas13/06/2013
Se acerca la época estival y, con ella, las vacaciones más esperadas de todo el año, por lo que es hora de empezar a planear el destino, las fechas, y lo más importante, la compañía. En este sentido, ya sea en pareja o con amigos, son muchos los españoles a quienes les gustaría poder llevarse a su mascota durante esos días, evitando así tener que dejarla al cuidado de familiares o en una residencia de animales. Pero, ¿es viable?
foto
Foto: mkkw.
Ir de vacaciones implica viajar, cambiar de entorno y modificar parte de nuestras rutinas y hábitos, así como los de nuestras mascotas. Por ello, consciente de los efectos que estos cambios provocan en los animales, la farmacéutica veterinaria Ceva ofrece una serie de consejos para que sea posible disfrutar al máximo de unas vacaciones con toda la “familia” sin estrés ni preocupaciones:
  • Escoger el medio de transporte más adecuado. Por su lado, el avión es uno de los transportes que causa más estrés a los animales, así que si se opta por este medio es importante evitar los viajes en bodega (por la alta presión, los fuertes ruidos y las drásticas temperaturas). Asimismo, si se prefiere un viaje en carretera, se debe habilitar su zona de seguridad en el coche y respetar las paradas como mínimo cada tres horas.
  • En cuanto a esta zona de seguridad se refiere, a la hora de emprender un viaje es importante hacerse con una jaula de transporte homologada y disponer de una manta o cojín, sobre la que el animal descansa habitualmente. Asimismo, entretenerlo con juguetes interactivos es una excelente estimulación física y mental para distraerlo durante todo el camino.
  • Organizar un viaje que se adapte también a sus necesidades. Animales como los gatos son muy apegados a su territorio, por lo que es preciso ayudarles a adaptarse a los cambios de la forma más rápida y cómoda posible.
  • Respetar el período de habituación. Es un proceso que requiere tiempo, así que los días previos al viaje es importante familiarizar a la mascota con la jaula y sus objetos.
  • Buscar un sitio a medida. Cada vez hay más alojamientos que aceptan animales de compañía, por lo que buscar un sitio a medida es fundamental para que el animal pueda encontrar su propio espacio. Es importante elegir la habitación o el lugar más tranquilo. En el caso del felino, es vital crear una zona para él con todos los elementos necesarios: comida, agua y la bandeja de arena junto con objetos con los que esté familiarizado.
  • No se debe forzar al animal a explorar el nuevo “hogar”, sino dejar que sea él mismo quien poco a poco vaya encontrando su lugar y ganando confianza en el nuevo ambiente. Para ello, en el caso del gato se puede colocar una bandeja adicional de arena, lejos de la otra, y repartir algunos de sus juguetes por la habitación.
  • Viajar a otro país tampoco es impedimento para llevarse a la mascota. A pesar de las dificultades que ello comporta, se aconseja comprobar los requisitos legales y sanitarios para poder entrar en el país con un animal de compañía. Eso sí, es imprescindible asegurarse de que todos los documentos, así como el pasaporte veterinario oficial, la cartilla sanitaria y vacunas están en regla.
Si por el contrario, se prefiere viajar sin mascota, ya sea por su compleja adaptación a lugares desconocidos, por la dificultad de llevarlo a determinados destinos, o bien porque se prefieren unas vacaciones sin ataduras, siempre es posible optar por residencias de animales o por dejar la mascota a cargo de algún familiar o amigo.
Frente a cualquier duda, Ceva recomienda consultar al veterinario para que sea él quien proporcione un protocolo de actuación personalizado paso a paso y mejorar así la buena adaptación del animal a los cambios relacionados con el período vacacional.