La tecnología LED mejora la seguridad y la productividad en las industrias

02/07/2012

2 de julio de 2012

En el marco de la celebración de las I Jornadas de Eficiencia Energética en la Industria, organizadas por el Ayuntamiento de San Agustín del Guadalix (Madrid) celebradas el pasado 27 de junio, Philips presentó sus soluciones de iluminación eficientes en este campo. Teniendo en cuenta que la edad media de las instalaciones de alumbrado en las industrias es superior a los 30 años, las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías LED, combinadas con sistemas de control y telegestión, pueden alcanzar ahorros del 80% de energía, además de mejorar la seguridad y la productividad de los trabajadores. Todo ello con ventajas claras en cuanto a mantenimiento y cortos periodos de retorno de la inversión.

“El objetivo de esta jornada es trasladar al tejido industrial y empresarial la inquietud de poner a disposición de todos fórmulas más eficientes para apostar por la vanguardia y las energías renovables, que son las que revierten en la competitividad de las empresas y en el cuidado de nuestro medioambiente” afirmó el Concejal de Industria y Comercio, Mariano Baonza.

foto

Una buena iluminación, además de las ventajas para la salud y el bienestar de los trabajadores, comporta un mejor rendimiento en el trabajo (velocidad), menores errores o rechazos, mayor seguridad, menos accidentes y menor absentismo laboral. En este punto además tiene mucho que ver la óptima calidad de luz y la mejor uniformidad.

Por ejemplo, en un estudio realizado en el entorno de la industria metalúrgica para tareas visuales de dificultad moderada, se estima que el incremento del nivel de iluminación de 300 a 500 Lux se traduce en un aumento de la productividad de un 8%, cifra que alcanza el 20% si el nivel de iluminación pasa de 300 a 2.000 Lux.

En el caso de la iluminación en la industria existen multitud de soluciones de tecnologías LED que, junto con los sistemas de control y gestión del alumbrado, permiten alcanzar ahorros energéticos cercanos al 80%. Paralelamente a la reducción de costes energéticos va la reducción de costes de mantenimiento e interrupciones, debido a la larga vida, superior a 50.000 horas de vida útil de las mismas. También se incrementan los niveles de seguridad al tratarse de una tecnología que no usa metales pesados, evitando posibles incidentes en la planta de producción.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS