Posicionamos su web SEO / SEM
Es preciso el control de materiales y su instalación, de los ensayos, su uso, y su inclusión desde el proyecto

La necesidad del control en obra de los productos de protección pasiva contra incendios

Ramón San Miguel, coordinador C.S de Productos de Protección Pasiva de Tecnifuego-AESPI02/04/2012
Desde el Comité Sectorial de Productos de Protección Pasiva de Tecnifuego-AESPI, ante la problemática que pueda surgir en obra debido a la crisis, se ha planteado una serie de acciones prioritarias para aumentar y mejorar el control tanto de materiales como de su instalación para 2012.

El aumento del control de obra evita que malas prácticas puedan disminuir o comprometer la seguridad contra incendios de los edificios. Si se consigue que disminuyan esas malas prácticas, originadas por la necesidad de obtener proyectos por parte de determinados contratistas/instaladores con la consiguiente baja temeraria de precios, también ayudará a mejorar la imagen de los materiales y sistemas de protección pasiva, y hacer entender su necesidad y su importancia.

foto
Ramón San Miguel.

Una de las acciones que se realizan en ese sentido, dentro de la parte de la normativa, es la finalización de unas guías de aplicación de materiales y su posterior aparición como Norma. Se considera que esto es clave, para la mejora de la profesionalización y la calidad de las instalaciones.

Incidiendo en esta mejora de la profesión, se insiste en la necesidad de control en obra de los materiales para conseguir evitar el uso de materiales no contrastados, fabricados in situ, o con modificaciones en su composición que puedan poner en peligro la seguridad de los usuarios. Es una exigencia del Código Técnico de la Edificación (CTE) que creemos no se está implementando como debería.

Control de ensayos

Además, del control de materiales y su instalación, también es preciso controlar los ensayos, su uso, y su inclusión desde el proyecto. Esto puede realizarse mediante una unificación de criterios de los laboratorios y aclarar la situación de los ensayos procedentes de Europa sin Marcado CE.

foto

Desde la asociación trabajamos para que la normativa siga su desarrollo de una forma lógica y reflejando tanto las necesidades del sector, como los requisitos europeos. La normativa siempre ha sido un punto clave en el trabajo del Comité, y debe seguir siéndolo, en su aspecto dual de reglamentos y normas de ensayo. Por ello, propiciamos un contacto más cercano con los responsables de la Administración para hacerles llegar estas propuestas que creemos mejoran la calidad.

La participación activa de todos es muy necesaria. Los comentarios a los documentos que se generen, las opiniones, las experiencias de mercado, etc., ayuda a regular el sector, a crear la foto de situación, y permite detectar dónde y cómo hace falta actuar.

Por último, se debe destacar el avance que va a suponer uno de los proyectos en los que está trabajando actualmente el Ministerio de Industria, que es la elaboración de un nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, una actualización del antiguo RIPCI de 1993, que lo pone al día incorporando en su texto no solo reglamentación para las instalaciones de activa, sino que por primera vez se recoge en un documento reglamentario nacional la actividad de instalación de la protección pasiva.

Nuevo reglamento

Este proyecto, en fase ya muy avanzada, incluirá aspectos tan fundamentales como: la obligatoriedad de Marcado CE para los sistemas que vayan por la vía DITE, como son casi todos los de protección pasiva. Este punto viene a llenar un hueco importante, dado que hasta el momento, y debido a que los DITE se elaboran siguiendo las recomendaciones de una Guía de Elaboración del DITE, documento elaborado por EOTA y aprobado por la CE, esta Guía no es un documento normativo, y no puede conllevar de motu proprio la obligatoriedad de aplicación, a menos que un Gobierno Miembro, usando sus mecanismos legales o reglamentarios, así lo decida. Este papel lo va a jugar el RIPCI en España. Establecerá también el periodo de coexistencia para adaptar los productos y sistemas a este requisito. El alcance de esta regulación, por tanto es importantísimo, y aclarará la situación en el mercado de los sistemas de protección pasiva.

Otro aspecto muy importante que se espera del nuevo RIPCI es el tratamiento de las empresas instaladoras y/o mantenedoras y la regulación de las actividades de instalación y mantenimiento de protección pasiva, algo sólo contemplado de forma local y parcial en la Comunidad de Canarias. Con este documento se incorporarán, dentro del marco legal correspondiente, las empresas que se dediquen a instalar y mantener la protección pasiva en todo el territorio. Por eso, y por lo que contribuirá al control de la instalación y del mantenimiento, consideramos fundamental este texto normativo.

Desde Tecnifuego-Aespi esperamos que todos estos avances sirvan para mejorar tanto la profesión como el mercado de la protección pasiva contra incendios.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS