Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
RDZ ofreció en Madrid una jornada técnica presentando los beneficios de sus productos climáticos

Muros que calientan y refrescan

Ricard Arís13/09/2011

13 de septiembre de 2011

La sensación de confort es, según Ole Tanger, “la indiferencia ante el ambiente”. Eso significa que cuando no tenemos sensación de frío o de calor en el ambiente en el que nos encontramos, es que estamos a gusto. Esa sensación de indiferencia al ambiente es lo que RDZ busca con sus productos y por esta razón decidió dar en Madrid una jornada técnica para ofrecer sus novedades.

Organizado por el Centro de Asesoramiento Técnico (CAT), el pasado mes de mayo se organizaron en la sede de la Fundación Cultural Coam (el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid), la jornada técnica de RDZ sobre climatización. El encargado de dar la ponencia fue Giovanni Commisso, delegado de RDZ en España, quien de forma didáctica y amena explicó a los presentes la forma en la que su empresa puede calentar y refrescar un hogar para llegar a la temperatura de confort.

La convección (la transferencia de calor que se produce por intermedio de un fluido) es un concepto que Commisso no tardó en explicar, ya que muchos de sus productos se basan en ella. “Una taza de café, por ejemplo, —explicó— produce sensación de convección”. Pero en la aplicación a la climatización del hogar, la convección suele usarse en los radiadores, con los que, según el ponente, se pueden llegar a producir pérdidas del 60% de convección. Los suelos radiantes, por su parte, se puede llegar a perder el 30%. Ello significa obviamente un menor salto térmico en una habitación, es decir, un calor más uniforme.

foto
Giovanni Commisso, delegado de RDZ en España, fue el encargado de impartir la jornada técnica.

Eso significa que al cabo de un año podemos conseguir un ahorro aproximado del 7%. Pero colocar los sistemas de RDZ, según Commisso, tiene grandes ventajas como por ejemplo la higiene, ya que “no ensucia las paredes ni provoca movimientos de polvo”. Por otra parte, al no utilizarse radiadores “no ocupamos espacio en el hogar, lo que significa que tenemos libertad de planificación del espacio interior”. Otra de las recomendaciones que el ponente ofreció a los presentes es no usar alfombras, ya que pueden suponer un agente aislante en este tipo de sistemas de calefacción.

Eficiencia energética... y económica

Commisso dejó claro en su exposición que “la eficiencia energética debe ser también una excelente inversión”. Para conseguir que una casa o un edificio tengan calificación B, si la tienen inferior, es posible hacer reformas y modificaciones para conseguirla, pero “para la calificación A, es necesario planificar desde el inicio, no se pueden hacer apaños”.

Las aplicaciones de los productos RDZ están diseñadas para instalaciones como hoteles, iglesias, garderías, teatros, piscinas, polideportivos o naves industriales. La forma más eficiente de calentarlos es poner, por ejemplo, siete circuitos de calor, en lugar de sólo dos. En cuanto a materiales, hay muchas variantes. Se pueden instalar sistemas con panel ahislante, mallazo estructural o guías metálicas, lo que en instalaciones industriales suponen ahorros del hasta el 50%.

foto
Profesionales del sector acudieron a la jornada técnica, en la que pudieron hacer preguntas y resolver dudas.

Las instalaciones suelen cubrirse con hormigón “y el fraguado —explicó Commisso— debe ser de 28 días para que sea lo más eficiente posible”. También es posible hacerlo sin hormigón, “aunque sólo para sistemas de calor”. Hablando de suelos radiantes, el ponente dejó claro que cumple con la norma UNE EN 1264 y que “es necesario (que las instalaciones estén a) un metro de distancia de las paredes exteriores” para que resulte lo más eficiente posible. Otro de los puntos conflictivos de este tipo de instalaciones son los baños.

No diga refrigeración, diga refrescamiento

Los sistemas de frío de RDZ tienen algunas peculiaridades que hacen de ellos algo distinto. Para empezar, necesitan una estructura aislada y una superficie opaca. Ello tiene ventajas como que por ejemplo supone una “ausencia de variaciones bruscas de cargas térmicas”. De este modo, podemos tener en pleno verano una habitación con una temperatura superficial máxima de 29 °C en buena parte de ella y de 3 5°C alrededor de las paredes exteriores, hasta un metro de distancia de ellas.

foto
Las jornadas se celebraron en la sede de la Fundación Cultural Coam de Madrid.

Un aspecto a tener en cuenta en el tema de la refrigeración es la madera, y que un suelo radiante refrescante no actúa del mismo modo en este tipo de material que en otros, ya que pierde eficiencia, dadas las características de la misma. “Si queremos aumentar la eficiencia, es muy recomendable —afirmó Commisso— instalar deshumificadores cada 80 metros cuadrados (uno por planta), ya que la humedad del ambiente es otro aspecto a controlar si queremos controlar la temperatura”.

De esta forma, los tres componentes para una refrigeración eficaz son:

  • El suelo (aunque también el techo y la pared), ya que controlan la temperatura ambiente.
  • El deshumificador adiabático, que controloa la humedad del aire.
  • El sistema de regulación, que gestiona la temperatura y la humedad relativa.

Empresas o entidades relacionadas

RDZ Clima Radiante, S.L.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS