Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Mantenimiento Industrial
Cubrir el mantenimiento integral con especialistas permite optimizar tiempos, costes y comunicación

Externalizando un servicio de mantenimiento se puede ahorrar hasta el 10%

Redacción Interempresas14/02/2011

14 de febrero de 2011

Interactiva, empresa del Grupo Ibergest que ofrece servicios de mantenimiento para inmuebles e instalaciones, asegura que la externalización de un servicio de mantenimiento con una empresa eficiente puede suponer una mejora en la productividad de la empresa y un ahorro de costes de entre un 5% y un 10%.

La falta de tiempo y no centralizar el desarrollo del know-how en las actividades del negocio son algunos de los inconvenientes con los que se encuentran las empresas que no externalizan sus servicios. Por ello, la selección de especialistas en el sector, sobre todo ante procesos críticos, es la garantía de un servicio de calidad que permite a las compañías un ahorro de costes y tiempos. Por ejemplo, al no tener que dedicar ni recursos ni tiempo al reclutamiento del personal, se consigue una mayor flexibilidad de la plantillas, ya que la carga de trabajo no es constante. Asimismo, se mejora la productividad al poder dedicar tiempo al core business del negocio.

“El mantenimiento integral es un servicio tan variado que, tenerlo cubierto por especialistas permitirá optimizar tiempos, costes e incluso comunicación, puesto que se puede en ocasiones disminuir los interlocutores. Sobre todo en el caso de que la empresa de servicios ofrezca un paquete de mantenimiento integral, como mantenimiento preventivo y correctivo de electricidad, climatización, fontanería, telefonía, accesos, edificación (obra civil), sistemas antiincendios, etc.”, explica Pilar García, Directora de Mantenimiento integral de Interactiva.

foto
Gracias a la externalización se pueden optimizar tiempos, costes e incluso comunicación cuando pueden disminuirse los interlocutores

Ibergest insta a las empresas a considerar el tipo de compañía externa que gestionará los servicios de mantenimiento, ya que normalmente se comete el error de dejar de lado los planteamientos técnicos y comparar ofertas económicas antes de contratar una empresa especializada. “Normalmente las compañías comparan las ofertas económicas dejando de lado los planteamientos técnicos y qué clase de empresa hay detrás. Esto es un error que en ocasiones se suele cometer cuando la toma de decisión recae en responsables con una visión cortoplacista, buscando el resultado inmediato y el contrato más barato, aunque después sale más caro porque en esas ocasiones, la primera empresa no ha podido resolver el problema y tienen que acudir a otra, a cualquier precio”, comenta la directora de la división.

foto
Las compañías consiguen una mayor flexibilidad de la plantillas y una mejora de la productividad al poder dedicar tiempo al ‘core business’ del negocio

Una empresa especializada tiene la capacidad de ofrecer un buen servicio y un departamento técnico capaz de resolver y prever cualquier problema que se plantee durante la ejecución del contrato y posteriormente. Tal y como señala Pilar García: “Podemos decir que el buen servicio se caracteriza por haber desarrollado métodos de trabajo eficaces, basados en las certificaciones de Medio Ambiente y Calidad, el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales, incentivar y formar a sus técnicos, por lo que tienen poca rotación y están motivados, además de contar con mejores conocimientos y herramientas” –y añade- “Por el contrario, una empresa que ofrece precios alarmantemente bajos, puede que no cuente con un departamento técnico ni una estructura fuerte, o que escatima en medios técnicos y herramientas, con una rotación muy alta, lo que repercute en el trabajo y en los resultados”.