Posicionamos su web SEO / SEM
La garantía de un correcto funcionamiento del sistema

Filtros: por un buen mantenimiento industrial

Nuria Sainz, responsable de Marketing de Filtros Cartés

21/02/2014

Las características de los aceites hidráulicos, su comportamiento, y cómo realizar un correcto mantenimiento de los mismos para evitar consecuencias negativas que se traducen en incremento de costes, suponen un asunto clave en la industria. Si bien es cierto que existen diferentes tipos de aceites en las diferentes actividades productivas e industriales, son el aceite hidráulico y sus diversas variantes, los más empleados.

foto
Filtros acondicionadores y sistemas riñón RMF.

El 75% de los fallos en sistemas hidráulicos y de lubricación están ocasionados por la contaminación del aceite. Por ello, un aceite en condiciones óptimas garantiza el correcto funcionamiento del sistema, y el nivel de limpieza de los sistemas hidráulicos y su control tienen como consecuencia un ahorro sustancial de costes productivos

Algunas de las principales industrias en las que los sistemas hidráulicos forman parte de los procesos productivos, son las acerías, centrales eólicas, inyección de plásticos, maquinaria de papel, prensas hidráulicas, bancos de ensayo, sector aeronáutico, etc. Los principales tipos de aceites empleados, en función de las necesidades concretas de cada una, pueden ser:

  • Aceites hidráulicos
  • Aceites térmicos
  • Aceites dieléctricos
  • Aceites de lubricación
  • Skydrol.

Durante los últimos tiempos ha venido cobrando mayor importancia una necesidad creciente de realizar controles más estrictos en el nivel de contaminación de los aceites hidráulicos, por tres principales razones:

  • Ahorrar costes derivados del consumo energético y de averías
  • Reducir los tiempos de mantenimiento
  • Ayudar a conservar el medio ambiente (la gestión de contaminantes y residuos se optimiza).
foto
Acondicionadores de aire RMF.

Por tanto, resulta absolutamente necesario el análisis, control y monitorización del estado del aceite y su nivel de contaminantes.

La degradación del aceite supone un grave problema para los sistemas. Cualquier aceite que se encuentra almacenado o está trabajando tiende a degradarse con el tiempo de forma más o menos rápida, en función de variables tales como el tipo de aceite, el ambiente, etc.

Cuando dicho aceite se degrada, su composición y sus propiedades físico-químicas se ven afectadas, y pueden aparecer barnices o agua, que dañan los componentes del sistema, tales como las bombas, válvulas, etc. Dicha degradación puede tener como origen 3 causas: oxidación, hidrólisis y degradación térmica.

Pero, en un circuito cerrado, ¿cómo se ha introducido la contaminación? La contaminación que encontramos en el sistema se ha podido incorporar durante el montaje del mismo, se ha podido generar como consecuencia del normal funcionamiento, e incluso se ha podido introducir a posteriori (al cambiar componentes o reponer el aceite, a través de los depósitos, etc.). Así, la contaminación por partículas o agua es la razón más común y recurrente de los fallos y las paradas. Por tanto, la importancia de la limpieza en los aceites hidráulicos es crucial.

Filtros Cartés, como especialista en filtración, y con un departamento específico de filtración industrial, compuesto por ingenieros, pone a disposición de sus clientes un Programa Integral de Mantenimiento de aceites hidráulicos y de lubricación.

El objetivo que se persigue con la implantación de un programa integral de mantenimiento de aceites hidráulicos y de lubricación consiste en reducir al mínimo la probabilidad de avería en máquinas críticas y optimizar la eficiencia en los sistemas.

Mediante el análisis e informes orientados a las causas y no sólo a las consecuencias del empleo de un aceite contaminado, se orienta la acción hacia la principal causa del desgaste y avería de los equipos, y se establecen los protocolos y sistemas para:

  • Evitar la entrada de contaminantes
  • Detectar posibles averías y condiciones anormales de funcionamiento de los sistemas
  • Optimizar la instalación de filtros (así como su correcta selección y frecuencia de cambio)
  • Garantizar la limpieza de los depósitos, evitando la contaminación a través de los respiraderos
  • Determinar las zonas de muestreo
  • Realizar la toma de muestras de aceite, con una frecuencia mínima recomendada de 6 meses
  • Monitorizar el estado del desgaste de los equipos.

En definitiva, se garantiza la eficiencia derivada de un correcto funcionamiento de los sistemas hidráulicos, y su consiguiente ahorro en costes y aumento de productividad y rentabilidad.

Las fases en las que se podría dividir el mantenimiento del sistema de aceites hidráulicos, son las siguientes: diagnóstico; corrección y mejora de los sistemas; control y monitorización, y mantenimiento posterior.

foto

Sistema de control y monitorizaciónRMF 1.

Diagnóstico

El primer paso antes de una correcta implantación de soluciones o medidas correctoras consiste en realizar un adecuado y preciso diagnóstico de la problemática particular de cada sistema. De esta manera, se podrán determinar con exactitud cuáles son los problemas presentes en la instalación y las necesidades de la misma.

Los elementos a tener en cuenta para un correcto diagnóstico de la situación son los siguientes:

  • Duración del aceite
  • Averías recurrentes en el sistema (servos, válvulas, bombas, etc.)
  • Análisis visual de bombas, juntas y depósitos
  • Análisis visual de los circuitos
  • Revisión del dimensionado de carcasas y elementos filtrantes, así como los grados de filtración adecuados para cada aplicación (relación beta, etc.)
  • Necesidades específicas del responsable del sistema.

Una vez realizada esta primera aproximación, deben llevarse a cabo análisis más exhaustivos y específicos:

  • Análisis de partículas in-house o en laboratorio
  • Análisis del contenido en agua
  • Análisis de partículas sólidas en laboratorio
  • Análisis químico de composición del aceite.
foto
Elemento hidráulico de Step Industrial Filters.

Corrección y mejora de los sistemas

Una vez determinado el diagnóstico, se debe realizar la corrección y mejora de los sistemas, determinando un protocolo integral de purificación, control y monitorización de los mismos. Así, el acondicionamiento del aceite y su posterior mantenimiento global estarán determinados por una serie de acciones adaptadas a las necesidades y problemática particular.

Los diferentes elementos que se pueden instalar, de acuerdo con cada necesidad concreta, son los siguientes:

  • Unidades móviles de filtrado
  • Instalación de circuitos riñón (off-line)
  • Instalación de acondicionadores de aire en los depósitos
  • Purificadores de aceite.

Control y monitorización

Una vez realizado el diagnóstico de los sistemas e implementadas todas las soluciones y mejoras, la fase de control y monitorización resulta crucial de cara a una completa optimización de los procesos, a nivel de recursos, tanto humanos como económicos.

Así, mediante la instalación de sistemas de monitorización, será posible y viable ejecutar una serie de acciones en tiempo real, tales como:

  • Comparación con estándares requeridos
  • Determinación del momento idóneo para el cambio de los elementos filtrantes
  • Tiempo de rodaje y arranque de sistemas nuevos
  • Diagnóstico de los componentes hidráulicos, tales como bombas, rodamientos y juntas
  • Situación de nuevos aceites durante el arranque del sistema
  • Verificación de la correcta filtración off-line (en derivación)
  • Determinación de la influencia que ejercen las condiciones externas en el nivel de partículas del sistema hidráulico.

El control del sistema se realizará a través de la instalación en línea de los siguientes elementos, que pueden estar conectados informáticamente a los mecanismos de control del responsable de mantenimiento.

  • Contadores de partículas en línea
  • Sensores de humedad en línea
  • Sensores de partículas metálicas en línea.
foto
Unidad móvil de filtrado RMF.

Mantenimiento integral

Filtros Cartés, que cuenta con la más prestigiosas marcas en el mercado, tales como RMF, Hydac, Mahle, Internormen, Aldair o Step Industrial Filters, pone a disposición de sus clientes la asesoría en el mantenimiento integral de los aceites hidráulicos y de lubricación en la climatización de salas y captación de polvo y en el suministro de filtros y sistemas de filtración con el objetivo de optimizar los sistemas y acondicionar las instalaciones y entornos de trabajo, mejorando la eficiencia y la productividad.

Empresas o entidades relacionadas

Filtros Cartés, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS