Posicionamos su web SEO / SEM

Barberán, S.A. - Barnizadoras para el sector de la madera

MENH

Barnizadora alisadora: para productos termofusibles sobre superficies planas

Foto de Barnizadora alisadora
Barberán desarrolla la barnizadora alisadora MENH, una máquina para la aplicación de los nuevos barnices termofusibles sobre superficies planas mediante un cabezal superior con un rodillo aplicador de silicona y dos rodillos dosificador y alisador calefactados con resistencias en baño de aceite. Esta máquina precisa además de un equipo para la fusión y alimentación del producto termofusible al cabezal de aplicación. La velocidad de producción es de 25 m/min (otras velocidades bajo demanda).

La MENH está diseñada especialmente para aportar el adecuado sistema de aplicación a este nuevo concepto en el mundo del barnizado industrial, donde se elimina, gracias a ella y a estos nuevos productos, la necesidad de usar máquinas masilladoras y aplicadoras de fondo con sus respectivos sistemas de secado, así como el tradicional lijado intermedio entre el fondo y el acabado.

Esta máquina barnizadora alisadora destaca por su simplicidad de uso, ya que es fácil de ajustar, de manipular y de limpiar. Los requerimientos de espacio son realmente mínimos, sobre todo si se compara con las máquinas que sustituye la MENH en el proceso de barnizado en continuo. Además, la calidad del acabado es totalmente comparable a los mejores sistemas de barnizado. Con esta máquina nace un nuevo sistema de barnizado, sencillo y económico, que se basa en la aplicación de este nuevo barniz de poliuretano termofusible: el Hot Coating.

Este barniz, por sus características únicas, permite la aplicación, en una sola mano, de gramajes de 10 hasta 50 g/m2 con un alto grado de cubrición, y el alisado en húmedo eliminando la necesidad de un posterior lijado, y no precisa de túneles de secado antes de entrar en la aplicación de la capa final de acabado.

Las características únicas de este barniz, en conjunción con la MENH, desarrollada por Barberán este tipo de aplicación genera dos ventajas principales: el tamaño de línea es mucho más corto y los costes operativos, de esta nueva línea, mucho más bajos.

Si se analizan los costes operativos, resalta el hecho de que en los sistemas tradicionales de barnizado, si se pretende que queden 15 g/m2 de fondo, se aplican 35 ó 40 gramos para poder lijar sin que la lija coma la chapa, retirando un mínimo de 15 a 25 g/m2 para asegurar que se lija toda la superficie de la pieza. Es decir, en el sistema tradicional, se paga por aplicar 15 ó 20 g/m2 de fondo, que en la máquina siguiente se retira, con el único objetivo de tener una superficie lisa. Este objetivo de obtener una superficie lisa se consigue, en este nuevo sistema de barnizado, mediante el empleo de un rodillo alisador especialmente diseñado para este fin.

La empresa calcula que el ahorro de material con la MENH representa un 25 por ciento aproximadamente.