Posicionamos su web SEO / SEM
“El mueble se está fortaleciendo de nuevo gracias a la apuesta de muchas empresas por la innovación”

Entrevista a Francisco Javier García Martín, presidente de Aidima

Javier García30/09/2014

El recién nombrado presidente de Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidima), Francisco Javier García, destaca en esta entrevista el papel que desempeña un centro tecnológico como el que preside para dotar de innovación a los sectores industriales a los que da cobertura, y apunta alguna de las claves que están incidiendo en mejorar la posición de numerosas empresas que han renovado sus estructuras para enfrentarse a los retos actuales. Diseño, fabricación, precio, comercialización y comunicación, son determinantes para una compañía y tienen que estar perfectamente alineados con la estrategia general de la empresa, relata el nuevo presidente de la entidad. Desde muy joven formó parte de la empresa familiar que impulsó el crecimiento de la compañía Micuna, asumiendo progresivamente distintas funciones hasta convertirse en la actualidad en consejero delegado de una firma que ha logrado una envidiable reputación nacional e internacional.

foto
Francisco Javier García Martín, presidente de Aidima.

¿Puede comentarnos brevemente que es Aidima y cuáles son sus objetivos básicos?

El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidima) es un centro tecnológico constituido en 1984, de ámbito nacional y proyección internacional. Es una asociación de empresas, con personalidad jurídica propia y sin ánimo de lucro. Cuenta con el apoyo de organismos autonómicos, nacionales e internacionales.

Los objetivos fundamentales de Aidima son contribuir a incrementar la competitividad del sector español del mueble, madera e industrias afines, así como el embalaje y el transporte de mercancías. Desde hace algunos años, el conocimiento y experiencia de Aidima se ha puesto también a disposición de empresas de otros sectores, especialmente los vinculados al Hábitat, así como a la automoción, industria química, gran distribución, patrimonio histórico-artístico, etc.

Acaba de ser nombrado presidente de esta entidad. ¿Qué supone para usted este nombramiento?

Supone un reconocimiento a la trayectoria personal, pero sobre todo un reconocimiento a la trayectoria de nuestra empresa y su relación con el Instituto. Llevamos muchos años confiando en sus servicios y realizando proyectos en colaboración y apostando por la única forma de sobrevivir: innovación, innovación e innovación…, y por supuesto, internacionalización.

También supone una renovación generacional en el sector, y que se ve reforzada por la incorporación de Raúl Royo como secretario en el Consejo permanente. Me gustaría aquí reconocer el trabajo realizado durante tantos años por empresarios del sector, que de forma desinteresada han entregado su tiempo al servicio de la I+D y la innovación en Aidima, y ahora, en este complicado tránsito, son las nuevas generaciones de empresarios las que deben aportar otros enfoques de trabajo para afrontar los cambios generacionales y el “agotamiento” empresarial.

Una renovación importante y que ya apunta a un nuevo fortalecimiento en el sector, basado actualmente en las exportaciones y la especialización en nuevos nichos de mercado, y sobre la base de una apuesta estratégica por la innovación, sin la que no sería posible este repunte esperanzador para el sector.

¿Qué cree que puede aportar a Aidima un hombre de su experiencia en el sector?

Lo primero ilusión y fuerza para impulsar un sector que, a pesar de la crisis sufrida, continúa siendo un importante generador de empleo, y como otros sectores tradicionales tiene que encontrar su espacio para volver a crecer. Este cambio no puede realizarse con enfoques del pasado, hacen falta nuevas ideas y mucha cooperación empresarial. Creo firmemente en poder apoyar desde Aidima este objetivo de “networking”.

En 2013, el sector facturó en su conjunto 3.716 millones de euros, y proporciona trabajo a 57.000 profesionales directos, a los que habría que sumar empresas y empleados de proveedores, autónomos, etc. Y si sumamos dos sectores tan integrados como la madera y el mueble, las cifras se duplican y triplican en algunos casos.

¿Cómo afronta el reto?

Como siempre he afrontado cada nuevo reto, con ilusión, trabajo y perseverancia. No he aceptado este reto para hacerme fotos y figurar, aportaré toda mi experiencia para que Aidima tenga un futuro más brillante si cabe. Sé que para este objetivo hay un equipo de trabajo sólido y capaz, que me hace estar confiado en las posibilidades de superar las dificultades presentes y futuras.

¿Cuáles serán las principales directrices de su presidencia?

En primer lugar, continuar impulsando el peso específico que el instituto tiene en el sector, ya que hay que ser conscientes del valor añadido que Aidima aporta al sector del mueble y afines. Las empresas podrían comparar los costes y gastos no previstos que tendrían en caso de no existir Aidima. Tenemos que ser conscientes de la ventaja competitiva que significa tener un instituto tecnológico como Aidima. Y en segundo lugar, flexibilidad y dinamismo. Aidima debe ser el Instituto de todas las empresas, donde todas se sientan identificadas y cómodas sin importar el tamaño.

Ante la situación económica actual, ¿a qué retos se enfrenta como presidente de Aidima?

En estos momentos, el principal reto como presidente de Aidima es resolver el problema de la financiación provocado por el impago de determinadas subvenciones para continuar proporcionando los servicios de calidad e investigación que viene ofreciendo el centro tecnológico a la industria.

Soy consciente de la limitación de recursos económicos que la situación de crisis global ha provocado, y de la delicada situación que padecen muchas de nuestras empresas, pero confió en esta incipiente recuperación en la que nos encontramos y en la sensibilidad de las instituciones para orientar un rumbo estable y sostenible que permita avanzar en un entorno de competencia leal y controlada.

Usted es además consejero delegado de Micuna, empresa de mobiliario infantil. ¿Cuáles son las amenazas a las que se enfrentan hoy las empresas del sector en España?

Las amenazas son muchas y conocidas por todos: pérdida de valor del mueble como producto prioritario para el consumidor por la menor de renta disponible, y consecuentemente caída del consumo, importaciones de bajo coste, efecto “sándwich” entre la distribución y proveedores, nuevos canales como la venta por Internet, la globalización…, etc. Lo más importante es que cada amenaza suele llevar aparejada una oportunidad y es en esta tarea donde debemos centrar nuestros esfuerzos como empresarios.

foto
García Martín: “Asumo el reto con ilusión y fuerza para impulsar un sector que, a pesar de la crisis sufrida, continúa siendo un importante generador de empleo”

¿Qué puede hacer una empresa dedicada al mueble para sobrevivir hoy en el sector? ¿Qué consejo le daría?

Recomendaría tener una estrategia definida y planificada sobre el papel a corto, medio, y largo plazo, con objetivos claros y un seguimiento adecuado para su revisión, adaptación y modificación si procede, y poder adaptarse a los distintos entornos de mercado, y por tanto de producción.

En la actualidad sólo pueden sobrevivir las empresas que trabajen eficientemente todas sus áreas para ser las mejores en su producto, y que busquen la especialización en nichos de mercado. No sirve de nada ser un gran fabricante si se falla en el mercado. Hay que tener perfectamente alineada la empresa con la estrategia de principio a fin. Diseño, fabricación, precio, comercialización y comunicación tienen que estar perfectamente alineados con la estrategia y los objetivos, si falla cualquier área, no funciona, da igual si fabricamos productos de marca blanca para la distribución, para el mercado del contract, de diseño, o el que fuera.

Otra gran orientación es la internacionalización. La demanda no crece en el mercado español, y el consumo de muebles va a seguir bajo mínimos. En estos momentos veo que las empresas que mejor pueden funcionar son las que son muy rápidas y de bajo coste para cubrir la demanda de la gran distribución. Otro grupo de empresas son las especializadas en contract, que con baja estructura se apoyan en otras empresas cuando tienen proyectos, o las empresas que han encontrado un nicho de producto o mercado donde especializarse y poder defender su posición, con marca y posicionamiento, y por supuesto, como ya he comentado, las empresas que innovan.

¿De qué manera puede ayudar una organización como la que preside a nuestras empresas?

El universo de las empresas a las que enfoca su trabajo Aidima son pymes. Normalmente una pyme no dispone de recursos que permitan tener investigadores o llegar a proyectos con I+D+i asociada. En cambio disponer de Aidima para suplir este déficit es fundamental, ya que son nuestros laboratorios, nuestros investigadores, nuestra voz en Europa para poder defender las iniciativas en investigación, mejora de procesos, de productos, de eficiencia energética, medioambiente, etc., opciones que para una pyme pueden parecer imposibles.

Por otro lado, hay que destacar que Aidima es una “casa grande”, que aporta un servicio integral a la empresa, desde formación, estudios de mercado, procesos productivos, logística y transporte de mercancías y mercancías peligrosas, papel y cartón, madera, acabados, pinturas, barnices, medioambiente…, es un universo de servicios que atiende a las necesidades a las que se enfrenta la empresa día a día, y que finalmente aportan un valor esencial para la innovación y competitividad, que junto con los ensayos y las certificaciones necesarias habilitan a las empresas para estar presentes en los mercados más exigentes.

Háblenos de las tendencias del sector.

Si hablamos de tendencias estamos hablando de un tema complejo porque va directamente vinculado a los estilos de vida. Finalmente es el diseño el que interviene para plasmar en productos esas demandas sociales. Por resumir y proporcionar una información más amplia y detallada, quiero destacar con orgullo que Aidima, junto con los Institutos Tecnológicos de la Cerámica, ITC, y del Textil, Aitex, desarrolla desde hace una década el Observatorio de Tendencias del Hábitat, donde se realizan estudios anuales que analizan y ayudan a las empresas en sus estrategias de producto y mercado. Paralelamente se realizan de forma periódica cursos de “Coolhunting”, donde las empresas aprenden distintas técnicas, gestión de fuentes documentales y manejo de las herramientas habituales en la investigación de tendencias y, desde una perspectiva práctica, aprenden a aplicar estos conocimientos en el contexto de la fabricación de muebles.

Empresas o entidades relacionadas

Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMA)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

Bases

Vacuum-CNC, S.L.U

Bases

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Txema Larrea, director de Egurtek

“Egurtek pretende difundir las cualidades de la madera y promover su uso entre los profesionales de la arquitectura y la ingeniería, como un material de construcción sostenible”

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS