Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Productores de madera y usuarios ya pueden enfrentarse de forma conjunta a la tala ilegal

Jacek Siwek, director de sostenibilidad y relaciones con stakeholders de Asia Pulp & Paper 12/03/2013
foto

Indonesia es la mayor potencia económica del sur de Asia y el lugar donde se encuentra la tercera mayor extensión de bosque tropical del mundo. Satisfacer las demandas de una población creciente que pide la protección de una de las zonas boscosas más valoradas del mundo es un desafío difícil para muchos países productores de madera. Es un desafío al que están respondiendo tanto gobiernos como empresas.

El mayor problema en el sector es la tala ilegal. De acuerdo con un informe reciente de la UNEP/Interpol, la tala ilegal comprende actualmente entre el 15 y el 30% del total de la producción mundial, alcanzando un valor de entre 30.000 y 100.000 millones de dólares. La tala ilegal perjudica los ecosistemas, a las comunidades locales y mina el negocio forestal legal.

Más allá del impacto medioambiental, los autores del informe estiman que la pérdida de ingresos e impuestos alcanza los 10.000 millones de dólares al año. El valor del comercio generado por esta actividad criminal supone un mínimo de 11.000 millones de dólares, comparable al valor de la producción mundial de drogas.

foto

La tala ilegal es una cuestión urgente. Algunos negocios responsables han tratado de hacer su parte, muchos de ellos mediante la certificación forestal. Sin embargo, con tan solo el 8% de los bosques certificados, está claro que esta vía no es suficientemente rápida ni basta para resolver el problema.

La presión de los consumidores, representada a través del trabajo de las ONG y otras partes interesadas, ha ayudado a traer un cambio sustancial, particularmente en la Unión Europea (UE), donde está emergiendo un nuevo modelo para tratar el problema. La UE está demostrando su fuerza colectiva cerrando uno de los mercados más grandes de madera ilegal a través de su Plan de Acción para la Aplicación de Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales (FLEGT) y más específicamente, a través del EUTR, que requiere que los comerciantes guarden un registro de sus proveedores.

Regulaciones como las de EUTR están teniendo un gran impacto en los países productores de madera, quienes se están esforzando para proteger sus industrias legales y para eliminar, o al menos reducir, la tala ilegal.

Indonesia, como proveedor de madera, está ajustándose a los requisitos de los consumidores de la UE a través de medidas como el nuevo sistema de legalidad SVLK. El SVLK está diseñado para asegurar que todos los productos de madera exportados legalmente desde Indonesia puedan ser monitorizados desde el origen.

Esto establece un nuevo escenario de negocio, donde los esfuerzos para prohibir la madera ilegal se combinan con iniciativas para promover la industria forestal legal. A finales de este año se firmará el Acuerdo Voluntario de Colaboración (VPA) entre Indonesia y la UE para fomentar el comercio legal de madera. Como resultado, los productos con certificación SVLK cumplirán automáticamente con la normativa EUTR.

La Unión Europea está ayudando a cambiar la situación en los bosques tropicales de Indonesia, aunque este no es el único cambio que tienen en mente.

Las grandes empresas de Indonesia saben que para llegar a ser líderes mundiales necesitan ir un paso más allá del mero respeto de las normativas para cumplir con las expectativas de sus clientes y stakeholders de todo el mundo.

Mi compañía, Asia Pulp & Paper, lo hizo al anunciar su Política de Conservación Forestal, incluyendo la promesa de deforestación cero, a principios de Febrero. Me parece interesante que el comercio global, que sin duda ha contribuido a la tala ilegal, bien puede, paradójicamente, aportar una solución.

Los altos estándares, la influencia global de los principales usuarios de productos derivados de la madera, las expectativas cada vez más unificadas de los stakeholders y acciones supranacionales como el EUTR, en combinación con el liderazgo de los principales actores de la industria, pueden traer un cambio real.

Asia Pulp and Paper (APP) es el nombre comercial de un grupo de empresas fabricantes de pasta y de papel en Indonesia y China. El grupo de empresas de APP es una de las grandes productoras de pasta y papel de integración vertical, con una capacidad anual combinada de pasta, papel y productos convertidores que supera los 18 millones de toneladas. APP-Indonesia y APP-China comercializan sus productos en más de 120 países de seis continentes. La mayoría de las instalaciones de producción de APP poseen la certificación de Cadena de Custodia de SVLK, LEI y PEFC.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

FIMMA / Maderalia - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS