Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Almacenaje y logística

Attachment Technology España, S.A. (Aplec Attec) - Elevadores magnéticos

Aplec-Zanetti ESB 80 - maquinaria 6-16 t - fuerza de retención 3.500 kg

Electroimán circular conectado a batería: funciona conectado a la batería de la máquina portante - camiones con grúa - miniexcavadoras - manipuladoras materiales y excavadoras hasta 16 t

Foto de Electroimán circular conectado a batería
Electroimán circular que se utiliza para la manipulación de materiales que sean magnéticamente conductores, muchas veces ferrosos, como la chatarra procedente de reciclaje. Se alimenta en baja tensión (12-24V normalmente) y es muy adecuado para utilizarlo en maquinaria autopropulsada, a la que no interese realizar la inversión de instalar un generador electrohidráulico (dinamo) para su funcionamiento.

De hecho solamente se requiere para su puesta en marcha, el ser conectado a la batería de la propia máquina, tras montar en esta última un kit de instalación eléctrica que se suministra con el electroimán.

Equipo muy robusto de diámetro de 800 mm y peso de 480 kg, que se puede utilizar en una gran variedad de maquinaria de peso comprendido entre 6 - 16 ton y en grúas hidráulicas, carretillas elevadoras, midiexcavadoras, retrocargadoras, manipuladoras telescópicas, excavadoras, etc.

Se puede suministrar con el acoplamiento para la máquina portante mediante el sistema con cadenas, o bien, en las siguientes versiones:

ESB H: electroimán provisto de una particular estructura reforzada, para acoplarse al brazo de excavación de la maquina portante, en lugar de su cuchara o cazo. Esta versión para este tipo de máquinas portantes, proporciona al electroimán mayor maniobrabilidad con respecto al sistema con cadenas. El cabezal de acoplamiento a la máquina es atornillado, lo que permite la utilización del electroimán en diferentes máquinas, cambiando solamente el cabezal por el adecuado a cada una de ellas.

ESB HC: electroimán, que en adición al ESB H, dispone de dientes soldados en su estructura. Estos cinco dientes, tres ubicados en un lado y dos ubicados en su lado opuesto, permiten excavar, extraer, volcar, seleccionar, posicionar y limpiar las áreas de trabajo. Se utilizan para demolición, selección y carga de residuos, losas, tuberías, vigas, acero, hierro, chatarra, latas o para cualquier tipo de material que sea magnéticamente conductor. Una herramienta multiusos, compacta e indispensable en entornos de demolición y reciclaje.