Linde Material Handling Ibérica, S.A. - Carretillas especiales

Linde R 14Ex S - R 20 Ex S Serie 115-02

Carretillas retráctiles eléctricas antideflagrantes: capacidades de 1.400 a 2.000 kg

Foto de Carretillas retráctiles eléctricas antideflagrantes
Las carretillas retráctiles eléctricas R14 Ex S - R20 Ex S, destinadas al uso en zonas clasificadas (potencialmente explosivas), están basadas en el diseño estándar de los modelos de la serie 115-02.

Estas carretillas especializadas disponen, asimismo, de las características únicas y de alto rendimiento de los modelos estándar de gran producción: ergonomía ejemplar, tecnología de vanguardia, alta estabilidad, excelente rentabilidad y larga vida útil.

Las carretillas cumplen las normas europeas para el uso en atmósferas potencialmente explosivas (EN 1755) y la versión ATEX cuenta con la aprobación de tipo conforme a la Directiva 94/4/CE, habiendo obtenido el correspondiente certificado a través del “Institut National de l'Environnement Industriel et des Risques” (Ineris). Certificado de examen de tipo: 07ATEX3001 X.

Por consiguiente, estas carretillas certificadas están homologadas para su uso en atmósferas potencialmente peligrosas (clasificadas) con las siguientes características:

- Zona 1 (2G), II A o II B, clase de temperatura T4.

- Zona 2 (3G), II A o II B, clase de temperatura T4.

Todos los motores de corriente alterna, traslación, elevación y dirección, la hidráulica de elevación y los elementos de mando están perfectamente protegidos cumpliendo las normas sobre protección antideflagrante.

Las unidades de control, los elementos de conmutación y los relés se encuentran encapsulados en envolventes a prueba de presión con protección tipo “d” para garantizar su seguridad en atmósferas potencialmente explosivas.

Todos los motores, frenos, válvulas de aceite y elementos de mando disponen de monitorización de temperatura.

El display multifunción con protección antideflagrante proporciona información sobre el estado de funcionamiento de la carretilla.

Adicionalmente, las ruedas eléctricamente conductivas y las horquillas con recubrimiento especial antichispas aumentan el nivel de seguridad de la carretilla convirtiéndola en una máquina apta para trabajar en zonas potencialmente explosivas.