Posicionamos su web SEO / SEM

Linde Material Handling Ibérica, S.A. - Carretillas elevadoras retráctiles

Linde R14G, R 16G, R 20G ACtive Serie 115-03

Carretillas retráctiles eléctricas: capacidades de 1.400 a 2.000 kg

Foto de Carretillas retráctiles eléctricas
Diseñada para ofrecer un óptimo confort y máxima seguridad al operario, la gama ACtive 'G' de Linde cumple una doble función, ya que puede utilizarse para aplicaciones tanto interiores como exteriores. La singular suspensión de la unidad de tracción y los neumáticos generosamente dimensionados permiten un trabajo eficaz no sólo en zonas exteriores con suelos irregulares, por ejemplo, en la carga y descarga de camiones, sino también en operaciones de almacenaje y recogida de mercancías en almacenes con pasillos estrechos.

El concepto de conducción ACtive de Linde, que emplea la avanzada tecnología de control de Linde, convierte la enorme potencia de los motores de corriente alterna en máxima productividad.

Una gama de baterías muy completa permite que cada carretilla se adapte perfectamente a las necesidades de la aplicación específica para la que fue concebida.

La armonía alcanzada entre el operario y la carretilla se debe al concepto de diseño ergonómico de Linde. Con una cabina espaciosa, un asiento confortable dotado de apoyo lumbar, y una distribución intuitiva de los mandos e instrumentos, el entorno de trabajo del conductor está configurado para garantizar un óptimo rendimiento.

La gama ACtive de Linde ha sido concebida para hacer frente a condiciones de trabajo severas y continuadas. El diseño compacto del chasis soldado por robot confiere máxima resistencia y durabilidad. La sólida construcción y los robustos componentes proporcionan un bajo centro de gravedad que se traduce en una excelente estabilidad y una elevada capacidad residual.

Eficiencia en el trabajo y eficiencia en el mantenimiento. Con tiempos de operatividad de 1.000 horas entre mantenimientos y con un sistema de diagnóstico controlado por ordenador, los intervalos de mantenimiento y costes de funcionamiento se reducen a un mínimo.

Todos los parámetros de rendimiento pueden configurarse fácilmente para que se ajusten a las exigencias de las aplicaciones de los clientes.