Posicionamos su web SEO / SEM

Linde Material Handling Ibérica, S.A. - Carretillas elevadoras eléctricas

Linde E12, E14, E15, E16, E18, E20 Serie 386

Carretillas elevadoras eléctricas: con capacidades de 1.200 a 2.000 kg

Foto de Carretillas elevadoras eléctricas
Estas carretillas ofrecen seguridad con el marco protector de Linde: el tejadillo protector y el chasis forman una zona de protección compacta y completamente cerrada, sin la acostumbrada ranura de separación para el cambio de la batería.

Esto se traduce en una extraordinaria estabilidad para el chasis y una máxima seguridad para el conductor. Los cilindros de inclinación anclados en la parte superior permiten emplear perfiles de mástil extremadamente esbeltos asegurando así una óptima visibilidad.

Altas prestaciones: de un vehículo de altas prestaciones se espera una unidad motriz de gran rendimiento, y esto es precisamente lo que ofrece el eje compacto de Linde. Configurados como una unidad completa, los potentes motores, los frenos libres de mantenimiento y los inteligentes elementos de potencia constituyen un potencial de fuerza concentrada para una máxima productividad en el trabajo.

Confort: un trabajo de precisión al más alto nivel de rendimiento sólo es posible, a la larga, con un elevado confort en el manejo. La disposición ergonómica de todos los elementos de control, la unidad ajustable conformada por apoyabrazos y asiento, el Linde Load Control, así como el sistema de mando por doble pedal, ofrecen unas óptimas condiciones para un trabajo rápido, relajado y seguro.

Fiabilidad: las carretillas eléctricas necesitan sistemas electrónicos fiables. Las unidades de control de Linde ofrecen una elevada fiabilidad funcional a través de sus sistemas de verificación y gestión redundantes, así como una máxima protección contra el polvo y la suciedad gracias a la carcasa de aluminio completamente cerrada. Una programación sencilla permite adaptar el vehículo rápidamente a las exigencias individuales de cada usuario y aplicación.

Economía: eficiencia en el trabajo y eficacia en los costes. El sistema de gestión de energía se ocupa de un consumo energético inteligente y transparente. Asimismo, permite el suministro de energía de forma rápida y variable mediante un cargador integrado, o bien, mediante el cambio confortable de la batería de maneras diferentes.

En cualquier caso, en un tiempo récord. El resultado: cortos períodos de inoperatividad y una elevada disponibilidad.