Posicionamos su web SEO / SEM

Linde Material Handling Ibérica, S.A. - Apiladores

Linde D06 y D08

Apiladores doble palet compactos: con 1.600 y 1.800 kg de capacidad en la elevación inicial

Foto de Apiladores doble palet compactos
Los apiladores doble palet compacto son máquinas de interior, vehículos para aplicaciones logísticas “ligeras”, que pueden utilizarse, por ejemplo, en supermercados. Con capacidades para 600 y 800 kg en la elevación principal, así como con 1.600 y 1.800 kg de capacidad en la elevación inicial, los compactos apiladores doble palet Linde D06 y D08 ofrecen una estructura robusta y un elevado rendimiento, además de garantizar un alto grado de seguridad, confort y facilidad de mantenimiento.

Los apiladores doble palet de Linde disponen de numerosas funcionalidades, que protegen al operario de los posibles peligros. Gracias a su diseño, el largo timón con bajo punto de anclaje al chasis proporciona una gran distancia de seguridad entre el operario y el vehículo. La función ProportionalSpeed regula la velocidad de traslación proporcionalmente a la posición del timón, es decir, cuanto más pequeño es el ángulo de inclinación del timón, menor será la velocidad de traslación. Cuando el timón se encuentra en posición vertical, la función SafetyLift impide la elevación o el descenso accidental, porque estas operaciones sólo pueden activarse apretando el pulsador de marcha lenta. El chasis de acero, perfilado hacia abajo, y las ruedas estabilizadoras, que permanecen dentro del contorno del vehículo, protegen los pies del operario.

Además, cuatro diferentes sistemas de frenos ayudan a evitar las colisiones. El vehículo frena automáticamente, cuando el operario suelta las palomillas de traslación o invierte el sentido de marcha. Tampoco se produce ningún retroceso en el arranque en pendientes. Para evitar paradas bruscas, el proceso de frenado se ralentiza automáticamente poco antes de detenerse el vehículo. El sistema de frenado de estacionamiento electromagnético se activa moviendo el timón a su posición final superior o inferior, y la resistencia de final de carrera evita un frenado accidental. Además, el pulsador antiaplastamiento, ubicado en el cabezal del timón, impide el aplastamiento entre el timón y cualquier obstáculo trasero. El botón de parada de emergencia es accesible desde todos los lados y detiene el apilador de forma rápida, pero controlada, en una situación de emergencia.

El motor de elevación permite un control con delicadeza y precisión. Adicionalmente, el descenso de las horquillas se ralentiza mediante la función Soft Landing, de manera que la mercancía cargada sobre el apilador aterriza suavemente sobre el suelo. El operario sigue teniendo una excelente visibilidad de la carga y las horquillas a través del mástil, incluso cuando el vehículo lleva montado opcionalmente una reja protectora de la carga o un protector de mástil realizado en policarbonato o malla metálica.

Linde ha equipado los apiladores doble palet con un motor trifásico de 1,2 kW sin mantenimiento y con efecto booster, que aumenta automáticamente el par motor. Para obtener una mejor tracción y estabilidad, las máquinas disponen de tres puntos de apoyo con dos innovadoras ruedas estabilizadoras. Éstas están dotadas de una suspensión lo suficientemente suave para protegerlas contra el patinaje y evitar el desgaste de la rueda motriz. Al mismo tiempo, los amortiguadores de gran dureza garantizan que el apilador no pierda la adherencia al suelo en la conducción en curvas.

Equipados con mástiles estándar, los apiladores doble palet levantan entre 600 y 800 kg de peso en la elevación principal, hasta una altura de elevación máxima de 2.024 mm. Gracias a los topes de palet, el operario puede confiar en que el palet depositado sobre los brazos soporte (elevación inicial) quede a la misma distancia que el palet sobre las horquillas (elevación principal), lo que permite una toma y un descenso rápidos de dos palets al mismo tiempo, evitando así los posibles daños causados por una colocación incorrecta de las cargas.

Todos los elementos de mando se encuentran ergonómicamente dispuestos en el cabezal del timón y pueden activarse con el pulgar o el dedo índice de ambas manos, incluso con guantes. Y, estando el timón en posición vertical, el pulsador de marcha lenta permite al operario maniobrar el vehículo a una velocidad máxima de traslación de 1,5 km/h. Una pantalla multifunción digital informa sobre el nivel de carga de la batería, las horas de funcionamiento, el estado de mantenimiento y sobre posibles errores. Todos los componentes importantes del vehículo son cómodamente accesibles debajo del capó del motor, para así facilitar el mantenimiento.