Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Es necesario un paso definitivo para la implementación total del RFID en los distintos ámbitos”

Entrevista a Jordi Baeta, director comercial de RFID de Avery Dennison

Esther Güell29/03/2011

29 de marzo de 2011

Mientras que los códigos de barra han podido capturar los datos inalámbricamente durante años, los lectores de RFID pueden capturar los datos en las etiquetas y transmitirlas al sistema de computo sin estar en la línea de vista de la etiqueta. Esto significa que no importa cuál sea la orientación y que no es necesario visualizar la etiqueta de RFID para que la información pueda leerse automáticamente y sin la intervención de un ser humano, lo cual ahorrará una cantidad significativa de tiempo y esfuerzo. Esto abre un mundo de posibilidades tanto para el sector comercial o retail como el productivo. Jordi Baeta nos cuenta los pormenores de la RFID que desarrolla el especialista en esta tecnología Avery Dennison y que presentó en la pasada edición del IDtrack celebrada en Barcelona.
foto
Jordi Baeta: “El RFID está revolucionando, y lo seguirá haciendo, empresas, comercios y hogares de todo el mundo”.

¿Qué ventajas aporta este sistema respecto a los tradicionales?

La tecnología RFID se caracteriza por dos ventajas que el código de barras no ofrece al proceso de distribución: permite la lectura a distancia y sin visión directa y la lectura grupal o múltiple de los productos, lo que se traduce en beneficios a todos los niveles de la cadena de suministro. Capturar datos de manera precisa, controlar artículos a lo largo de la cadena de suministro o mantener la seguridad antihurto y evitar falsificaciones, son sólo algunos de los beneficios que aporta esta tecnología de identificación por radiofrecuencia.

Adaptándose perfectamente a las necesidades de cada empresa, la RFID mejora significativamente su productividad, optimizando los procesos internos como el reabastecimiento y la reposición de productos. En este sentido, la tendencia muestra que empresas que han implementado la RFID con la ayuda de Avery Dennison, experto global en etiquetado de marca y de identificación de producto para el retail, han experimentado un incremento de ventas de entre un 5-10%. Esta mejora se debe a factores como la precisión y fiabilidad del control de stocks y la disponibilidad de artículos en comercio, el aumento de la visibilidad, fiabilidad y eficiencia en la distribución y la reducción de los costes de gestión de inventario, además de la mejora del servicio de atención al cliente.

¿Más allá del sector textil, qué otras aplicaciones tiene?

La RFID es una tecnología con numerosas aplicaciones en el ámbito empresarial y doméstico que está revolucionando, y lo seguirá haciendo, empresas, comercios y hogares de todo el mundo.

Aunque su enorme potencial se centra sobre todo en comercios, esta tecnología ofrece también aplicaciones en sectores como el alimentario, dónde se utiliza para controlar de manera exhaustiva la caducidad de los alimentos; el farmacéutico, garantizando el cumplimiento de las últimas regulaciones del sector mediante la integración de tecnologías innovadoras como la RFID; el retail, para controlar el proceso de toda la cadena de distribución o incluso en actividades concretas como la identificación de obras de arte, el seguimiento de maletas en los aeropuertos o los accesos de un modo ágil como en peajes y congresos.

La tecnología RFID presenta muchísimas posibilidades en ámbitos muy diversos, lo que para el textil se convierte en un reto tanto para fabricantes y proveedores como para distribuidores y puntos de venta.

“El RFID brinda nuevas oportunidades e innovación en sus procesos al negocio en sí”

¿Qué tipo de información pueden contener, además de las habituales como referencia, color, etc.?

La etiqueta RFID, además de contener la información propia de un código de barras como el modelo, color y talla, permite añadir un número de serie, que identifica de forma única cada artículo.

La etiqueta inteligente, además de la información básica que aporta un código estándar EPC, permite grabar, en el chip que contiene la propia etiqueta RFID, información sobre el número de lote, fecha de fabricación o cualquier otra información adicional clave para mejorar la eficiencia operacional del retail o la experiencia de compra del consumidor.

El tag puede contener información relacionada con el color, el tamaño, la fecha de fabricación y el precio. Además, dicha etiqueta puede detallar un listado con todos los puntos de distribución donde estuvo el elemento antes de llegar al comercio. Gracias a lectores de RFID portátiles y a sus correspondientes softwares de gestión integrados, es posible conocer, en el mismo punto de venta y al instante, información muy detallada de la prenda y controlar su stock, lo que supone un valor añadido para los comercios.

Algunos sistemas de identificación por radiofrecuencia permiten también escribir y almacenar información en la etiqueta, como si de una base de datos portátil se tratara. Prueba de las múltiples posibilidades de la RFID es el ‘Magicmirror’, un espejo interactivo, de Avery Dennison y Thebigspace que usa la tecnología RFID, capaz de asesorar al cliente en el momento de realizar sus compras.

foto
La etiqueta RFID, además de contener la información propia de un código de barras como el modelo, color y talla, permite añadir un número de serie, que identifica de forma única cada artículo.

¿En qué punto de la cadena se aplica esta etiqueta?

La etiqueta RFID se aplica desde el origen, es decir, en el centro de producción donde se confeccionan las prendas del cliente. Esto permite aprovechar las ventajas de la identificación en toda la cadena de suministro desde las fases de recepción, picking y expedición de los centros de distribución hasta la gestión en el propio establecimiento de venta, donde se verifican todos los artículos al momento.

Avery Dennison ofrece dos opciones de verificación según las necesidades del cliente: la impresión y codificación en el Service Bureau de Avery Dennison, o las soluciones ‘in plant’. En el primer caso, Avery Dennison ofrece las etiquetas ya listas para su aplicación en la prenda acabada y, en el segundo, se entregan al cliente las soluciones de impresión y codificación necesarias para que desarrolle el etiquetado directamente desde el centro de producción y de forma autónoma, siempre con el soporte de Avery Dennison.

¿Qué técnicas se utilizan para su implantación?

Implantar la RFID supone llevar a cabo un análisis en profundidad de reingeniería de procesos para poder obtener el máximo rendimiento de la solución.

La experiencia de Avery Dennison en esta área, que suministra más del 90% de etiquetas de RFID en el sector textil, permite a la compañía ofrecer soluciones completas orientadas a mejorar los procesos del retail.

El RFID es muy conocido en aplicaciones de trazabilidad en la cadena de suministro pero... ¿está lo suficientemente implantado?

Aunque son muchas las empresas que ya gozan de los múltiples beneficios de la RFID, es necesario un paso definitivo para la implementación total de este sistema de identificación en los distintos ámbitos. Aún así, es cierto que se está experimentado un cambio de enfoque en el sector y que crecen constantemente las expectativas de negocio de el RFID en España.

Y es que hoy en día, en el sector retail por ejemplo, nuestros tags RFID han obtenido ya una fiabilidad de lectura del 99,998%, así como en el sector farmacéutico o el alimentario con un 99,9% en envases metálicos o con líquidos. Por ello, y por cada una de las ventajas que aporta esta tecnología, queda más que demostrado que existe una constancia en la demanda de componentes RFID y que esta tecnología de radiofrecuencia está cada día más consolidada.

foto
“La etiqueta inteligente permite grabar, en el chip que contiene la propia etiqueta RFID, información sobre el número de lote, fecha de fabricación o cualquier otra información adicional clave para mejorar la eficiencia operacional del retail o la experiencia de compra del consumidor”.
“El tecnología RFID encaja a la perfección con el modelo de negocio minorista, lo cual coloca a España en una posición de privilegio”

En estos momentos, ¿qué salida tienen este tipo de productos en España?

La situación actual de las soluciones RFID en España se caracteriza por un crecimiento lento pero continuo, ya que aumenta también la percepción de que el RFID es una tecnología fructífera y beneficiosa en diversos aspectos.

En este sentido, son diversos los proyectos piloto para implantar la RFID que se llevan a cabo en España, lo que demuestra una vez más las grandes posibilidades que presenta esta tecnología, además del interés real y las necesidades existentes del sector. En definitiva, la RFID supone a día de hoy una gran oportunidad de mercado.

¿Y en otros países europeos?

La implantación de la RFID en España se encuentra a niveles muy similares a los de otros países europeos, sin embargo, en muchos casos, los proyectos en los que se aplica, de momento, no son públicos. España tiene un volumen de cadenas minoristas muy elevado, incluso mayor al de otros países del entorno. La tecnología RFID encaja a la perfección con el modelo de negocio de ese sector, lo cual coloca a España en una posición de privilegio para alcanzar niveles de implantación muy notables.

Para terminar, ¿qué factores habría que mejorar para darle un impulso definitivo?

En primer lugar, uno de los aspectos clave a mejorar para aumentar, aún más, la implantación de soluciones RFID es concienciar a los retailers de la importancia de una buena gestión en el establecimiento, para poder así expandirse a la vez que rentabilizar su negocio, independientemente de su envergadura. Por ello, desde Avery Dennison asesoramos a las empresas y ofrecemos soluciones personalizadas para superar, junto con el cliente, los actuales desafíos que se presenten, además de reducir costes, evitar el hurto y aumentar sus ventas y su productividad.

Otro de los factores necesarios para impulsar la instauración de el RFID es reconocerla no sólo como una tecnología que aporta información diversa, detallada y fiable de los artículos, sino que, además, brinda nuevas oportunidades e innovación en sus procesos al negocio en sí.

Por todo esto el sector del retail necesita, cada vez más, soluciones y tecnologías que se adapten a las características de cada empresa y de cada producto. En Avery Dennison creemos que éste es el futuro del retail, crear soluciones personalizadas que permitan mejorar la eficiencia operacional del canal de distribución. Una, la RFID, que puede aportar todas estas ventajas y mejoras, especialmente en el sector retail.

Otro aspecto que podría ser de gran ayuda para impulsar esta tecnología es que el sector comparta con mayor facilidad las experiencias RFID. La información que aportan las experiencias previas en este campo podrían suponer el empuje definitivo para que aquellas empresas que dudan en implantar la tecnología se decidieran a hacerlo.

foto
‘La tecnología RFID presenta muchísimas posibilidades en ámbitos muy diversos, lo que para el textil se convierte en un reto tanto para fabricantes y proveedores como para distribuidores y puntos de venta”.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

S-MOVING - Ferias y Congresos de MálagaLogistics & Distribution

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS