Jungheinrich abre nueva planta en China

18/09/2013

18 de septiembre de 2013

foto
La nueva planta de Jungheinrich ha recibido, en su inauguración, el certificado Leed Silver, un sistema ecológico de clasificación para edificios desarrollado por el U.S. Green Building Council.

Jungheinrich ha abierto una nueva fábrica en Qingpu (Shanghai), que sustituye a la anterior planta productiva, ubicada en las inmediaciones. La nueva fábrica ha sido construida de acuerdo a las normativas medioambientales más recientes, y tiene una capacidad de producción de más de 10.0000 carretillas por año. Las carretillas se desarrollarán localmente y se fabricarán siguiendo los estándares europeos e incorporando los exigentes requisitos de calidad de Jungheinrich.

“En Qingpu estamos fabricando carretillas elevadoras modernas y eco-eficientes, basándonos en los estándares de calidad europeos. La nueva planta nos brinda la oportunidad de producir modelos adicionales de carretillas en línea con la demanda del mercado”, ha declarado Hans-Georg Frey, presidente de la Junta Directiva del grupo en la inauguración de la planta en Qingpu, el pasado ocho de agosto.

La nueva planta, que se ha construido en tan sólo un año, se empleará para el desarrollo y la fabricación de carretillas eléctricas de barra timón, así como de carretillas contrapesadas y de retráctiles para la región de Asia-Pacífico. Para allanar el camino a este proyecto, Jungheinrich adquirió 60.000 metros cuadrados de terreno en la zona industrial de Qingpu. Las nuevas instalaciones miden 36.000 metros cuadrados, mientras que el edificio de oficinas ocupa 4.000 metros cuadrados, distribuidos en tres pisos. La nueva fábrica reemplaza a la anterior planta, construida en 2006, que había alcanzado los límites de su capacidad.

El diseño de las nuevas instalaciones se ha basado en un sofisticado concepto energético que utiliza principalmente agua para el funcionamiento del aire acondicionado en verano, lo cual supone un ahorro del 90% en comparación con la cantidad de refrigerante que necesitan estructuras similares. Asimismo, implica una reducción substancial en la emisión de gases de efecto invernadero. En invierno, la planta se calienta mediante el uso de energía geotérmica, con un sistema que retorna al suelo la energía no utilizada. Por otro lado, la fábrica está equipada con un sistema de conservación de energía que suministra aire purificado y filtrado a cada oficina, mientras reduce la humedad del aire en todo el edificio. “Estos son sólo algunos de los numerosos factores ecológicos que se tuvieron en cuenta para el diseño de nuestra nueva planta”, ha declarado Reinhild Kühne, director gerente de Jungheinrich Lift Truck Manufacturing (Shanghai) Co. Ltd y responsable de la implementación del proyecto.

La nueva planta de Jungheinrich ha recibido, en su inauguración, el certificado Leed Silver, un sistema ecológico de clasificación para edificios desarrollado por el U.S. Green Building Council. Este sistema define un conjunto de estándares para una edificación ecológica, incluyendo la conservación de los recursos y las operativas sostenibles. Según Kühne: “Estamos encantados de haber recibido esta certificación por uno de los edificios más eficientes de toda la región de Shanghai, permitiéndonos poner un edificio “saludable” a disposición de nuestra altamente motivada plantilla. Esta característica está realzada en el plano del edificio, basado en los principios de diseño del Feng Shui.”

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS