Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La sostenibilidad, una parte integral de la cadena de valor del papel tisú

Redacción Interempresas14/02/2014

La industria sigue trabajando para ofrecer higiene y salud de manera sostenible Roberto Berardi, presidente del European Tissue Symposium (ETS) y veterano en el sector, nos cuenta qué pasos está dando la industria para superar los desafíos de la sostenibilidad. Cuando se trabaja en un sector cuya materia prima procede de los bosques, es normal pensar a largo plazo. La sostenibilidad del negocio es una forma de vida en la industria europea del papel tisú, cuya materia prima proviene de árboles que tienen un ciclo de crecimiento de hasta cincuenta años.

Europa tiene algunos de los sistemas de gestión forestal más avanzados del mundo y cumple los más diversos criterios de sostenibilidad. El objetivo del sector del papel tisú es no solo fomentar la adopción de prácticas cada vez más sostenibles dentro de la propia industria, sino también contribuir de manera crucial a aumentar la higiene y la salud a escala europea de un modo sostenible. La sostenibilidad debe convertirse en la norma.

foto

Roberto Berardi, presidente.

Antes de adentrarnos en algunas de las iniciativas que la industria está llevando a cabo, definiremos lo que entendemos por “negocio sostenible”. A menudo se dice que la sostenibilidad se sustenta en tres pilares: el social, el medioambiental y el económico. Estoy de acuerdo con esta definición, por supuesto, pero mi preferida es otra que aprendí en un seminario de la Harvard Business School hace unos años: la sostenibilidad es liderazgo y responsabilidad. Para empezar, todo negocio debe tener claro hacia dónde va e incluir la sostenibilidad en todo lo que hace: objetivos, misión, estrategia, valores y responsabilidades. A continuación, debe crear un contexto corporativo y una cultura empresarial en los que las actividades sean válidas desde tres puntos de vista: económico, jurídico y ético.

La empresa que cumple estos tres criterios en todas sus acciones puede afirmar que es legítimamente sostenible. Como se ha podido comprobar en el pasado, los requisitos de naturaleza ética a menudo se convierten con el tiempo en requisitos legales, ya que la opinión pública demanda una manera de hacer negocios más sostenible.

Este enfoque coincide con el objetivo de la Comisión Brundtland: unir a los países en aras de un desarrollo más respetuoso con el medio ambiente; un desarrollo que atienda las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras de atender sus propias necesidades.

foto

Autor: Letizia Rostagno.

¿Qué hace la industria europea del papel tisú al respecto?

El sector dedica esfuerzos continuos a aumentar la sostenibilidad de sus actividades en diversos frentes, como el reciclaje, la recuperación, el transporte, la gestión del agua y la seguridad en el lugar de trabajo. Existen una serie de iniciativas ya consolidadas y también varios proyectos nuevos y muy prometedores que probablemente marquen la dirección futura de la industria.

Certificación forestal: Un elemento crucial para demostrar nuestras credenciales de sostenibilidad

Estamos enormemente orgullosos de nuestra última iniciativa en el ámbito de la certificación forestal, una actividad fundamental para la industria que da tranquilidad a los clientes y consumidores, y credibilidad al sector.

ETS apoya el uso de fibras procedentes de bosques gestionados de manera legal y sostenible, y fomenta el uso de la certificación de terceros como una de las mejores formas de asegurarse de que los proveedores cumplan los requisitos de este tipo de gestión. Nuestra asociación respalda los diversos programas internacionales y nacionales de certificación forestal para proveedores, sin favorecer ninguno en concreto. La certificación de fibras ha sido bien acogida por los clientes, y ETS tiene el firme compromiso de apoyar la gestión sostenible de los bosques, teniendo en cuenta la responsabilidad social y la viabilidad económica. También respaldamos el desarrollo de estándares, mediciones del rendimiento y la mejora continua de las prácticas recomendadas en los ecosistemas forestales.

En ETS, usamos la definición de “gestión forestal sostenible” acordada en la Segunda Conferencia Ministerial sobre Protección de Bosques en Europa, celebrada en Helsinki en 1993: “La administración y uso de los bosques y tierras forestales de forma e intensidad tales que mantengan su biodiversidad, productividad, capacidad de regeneración, vitalidad y potencial para atender, ahora y en el futuro, las funciones ecológicas, económicas y sociales relevantes a escala local, nacional y global, y que no causan daño a otros ecosistemas”.

Asimismo, ETS celebra la entrada en vigor en 2013 del nuevo reglamento de la UE sobre la comercialización de la madera, que garantiza que en los veintiocho estados de la Unión solo se vendan productos derivados de madera aprovechada legalmente. Los miembros de ETS llevan años comprometidos con el uso exclusivo de fibras procedentes de fuentes sostenibles y aprovechadas legalmente.

Búsqueda de oportunidades en el reciclaje y la recuperación

Europa es el continente que más papel recicla, con porcentajes superiores al 70% en 2012, un aumento considerable en comparación con la cifra del 40% en 1995. Mientras que el consumo de papel se mantiene en cifras similares a las de 1998, el volumen de reciclaje es un 150% superior. En Europa, la fibra de papel se recoge y se recicla una media de 3,5 veces, comparado con las 2,4 veces del resto del mundo. ETS, además, es miembro del European Recovered Paper Council, cuya finalidad es alcanzar un porcentaje de reciclaje del 70% en la UE, Suiza y Noruega en 2015, un objetivo que ya se ha logrado y que supera al resto de regiones del mundo.

Quisiera subrayar que varios estudios basados en la metodología de evaluación del ciclo de vida (LCA) indican que los productos de papel tisú sostenibles pueden fabricarse con fibras tanto recicladas como vírgenes; ambas con sus ventajas e inconvenientes. Según estudios sobre la huella de carbono en la producción de papel higiénico, la decisión de usar un tipo u otro de fibra no afecta significativamente a la huella de carbono, y ninguna de las dos clases de fibra puede considerarse preferible desde el punto de vista ecológico en términos de emisiones de carbono.

Los efectos totales sobre el medio ambiente dependen de varios factores, como la ubicación de la planta papelera, la cercanía de las fibras disponibles, las opciones energéticas y el tratamiento de los residuos de producción; criterios que deben estudiarse caso por caso. De ahí que defendamos un enfoque basado en el ciclo de vida total, a fin de conocer el efecto medioambiental total de nuestros productos. De ahí que no estemos a favor de etiquetar nuestros productos con un indicador de la huella de carbono, ya que este criterio solo mide uno de los factores, lo que puede ser malinterpretado por los consumidores. Así, seguimos con gran interés el proyecto de la UE que pretende establecer los efectos medioambientales teniendo en cuenta el producto y la organización, ya que es un sistema que abarca todos los factores y es más preciso que limitarse a la huella de carbono.

En el ámbito de las nuevas tecnologías, la industria del papel tisú emplea técnicas sofisticadas que permiten usar cada vez más fibras recicladas en los productos sin sacrificar la suavidad, la resistencia ni la capacidad de absorción. Las empresas están innovando con el uso de fibras recicladas o respetuosas con el medio ambiente que proceden de plantas que crecen bien y son capaces de producir una materia primera similar a las fibras vírgenes.

Una de las últimas iniciativas de varios líderes del sector es el reciclaje de las toallitas. El proyecto todavía está en fase de investigación, pero los resultados podrían ser rompedores y contribuir a que Europa siga siendo el centro del reciclaje mundial.

Reducción de las mermas

El método más sostenible de recuperar materiales usados es no generar residuos, para empezar.

Las plantas papeleras europeas dedican muchos esfuerzos a minimizar los residuos en los procesos de producción, al cortar el papel y en la manera de usar la maquinaria y las carretillas elevadoras. El objetivo es disminuir al mínimo las mermas –y por lo tanto el desperdicio– al manejar los productos de papel tisú. Al mismo tiempo, la industria está desarrollando productos más absorbentes, que permiten reducir la cantidad de papel que usan los consumidores.

La conservación del agua es un tema crucial que preocupa a todos los países. En este sentido, las empresas del sector del papel tisú cada vez emplean más circuitos de producción cerrados para poder reutilizar el agua. No obstante, los países del norte de Europa, donde el agua es más abundante, están evaluando si esta es la opción más eficaz en su caso.

Sostenibilidad en el lugar de trabajo

La seguridad en el entorno de trabajo es un requisito previo fundamental para la sostenibilidad, además de una obligación legal y ética. Garantizar la seguridad es una cuestión de respeto, y si los empleados ven que la empresa prioriza la seguridad de sus trabajadores, estos estarán más motivados y rendirán mejor. El resultado es un círculo virtuoso que redunda en la prosperidad de la empresa. La implantación de valores y prácticas que garanticen la seguridad es básica no solo para la industria del papel tisú, sino también para sus numerosos proveedores. Estamos orgullosos de los estándares de seguridad que tenemos.

foto

¿Qué nos depara el futuro?

Tanto los clientes como los consumidores están cada vez más concienciados de la necesidad de ahorrar y conservar. Acogen muy bien, por ejemplo, la reducción del envasado, por eso el sector ha llevado a cabo varias iniciativas para hacer que los productos sean más compactos. Lo agradecen los distribuidores y comercios, ya que los productos llenan menos las estanterías, así como los consumidores, ya que ocupan menos espacio en casa. Los rollos de mayor tamaño –el doble de largos que los estándares–, que permiten ahorrar en envasado, transporte y almacenaje, ya hace varios años que se usan, y se están extendiendo a otros segmentos, como el de las etiquetas.

Asimismo, ETS ha realizado varios estudios sobre transporte para analizar el uso de los camiones y la optimización de la carga con el objetivo de ahorrar costes y energía. La industria no se detiene. También usamos plásticos reciclados para los envoltorios externos. Queremos que todas las partes de la cadena de producción sean conscientes de los efectos que provocan en el medio ambiente.

Nuestro sector seguirá derribando barreras en materia de técnicas de reutilización e incluso superará el excelente trabajo que está realizando en la actualidad. Estoy convencido de que desarrollaremos tecnologías de producción y manipulado de papel aún más eficaces, y quizás máquinas más compactas que puedan ubicarse más cerca del cliente final.

Espero que sigamos trabajando para limitar el consumo energético, fomentar las fuentes de energía renovables y reducir las distancias que deben recorrer nuestros productos. Hay en marcha varios proyectos muy prometedores en el ámbito de la generación de energía eólica con turbinas de viento instaladas en bosques, en colinas en las que están alejadas de las personas, y en zonas de baja productividad.

Mi sueño, claro, es que las innovaciones futuras den al planeta cantidades ilimitadas de energía barata y respetuosa con el medio ambiente. Así podríamos producir el rollo de papel ideal: suave, absorbente, resistente, muy largo, decorado, compuesto de fibras recicladas y a un precio asequible para la gran mayoría de personas.

Estoy muy entusiasmado con todo lo que hemos conseguido hasta ahora en el campo de la sostenibilidad. Soy optimista ante el futuro y hacia dónde nos dirigiremos gracias a la innovación y a la determinación. Aun así, no queremos ser complacientes. El sector europeo del papel tisú tiene el compromiso de ayudar a las personas a alcanzar una mejor calidad de vida a través de productos que favorecen la higiene y, en consecuencia, la salud. A menos que seamos capaces de mejorar, o al menos mantener nuestras estándares de excelencia, no podremos seguir afirmando que somos “sostenibles”.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS