Posicionamos su web SEO / SEM
La multinacional Mewa cuenta con una logística de primera para tratar anualmente 108 millones de paños

Paños técnicos que pasan por las mejores manos

David Pozo13/11/2013

Cualquiera podría preguntarse si comercializar paños técnicos y encargarse de su mantenimiento puede ser un negocio rentable que mueva decenas de millones de euros al año. Pues la respuesta es un sí rotundo. La multinacional alemana Mewa es una de las principales compañías del sector de gestión textil en Europa. El pasado 1 de octubre un nutrido grupo de periodistas de la prensa especializada pudimos visitar las instalaciones de Mewa Textil-Management en Italia, concretamente en la localidad italiana de Turbigo, cerca de Milán. Por las manos de sus 38 trabajadores y de sus imponentes lavadoras, secadoras y clasificadoras pueden pasar unos 84 de millones de paños técnicos al año. Hemos querido conocer el proceso que sigue cada paño desde que entra sucio en los Safety Container de Mewa, hasta que abandonan de nuevo las instalaciones con destino a alguno de los 165.000 clientes de la compañía.

La planta de Mewa en Turbigo (Italia) fue inaugurada en 1997, diez años después de que la multinacional alemana se instalase en el país transalpino, primero, y por las facilidades idiomáticas, en Bozen, una localidad muy cercana a la frontera austriaca. Tras década y media, la planta puede tratar hasta 10 millones de paños técnicos al mes, unos 80-84 millones al año, entre ellos 12 millones de paños para los clientes de Mewa Francia. Una demanda que ya no se podrá absorber a partir de 2016, cuando se espera estar a la máxima capacidad solo con los paños provenientes de Italia, tal y como reconocía Thomas Hell, director técnico de Mewa Turbigo.

foto

Exteriores de la planta de Mewa en Turbigo (Italia).

Existen seis puertas de carga/descarga de paños, a través de las cuales entran mensualmente unos 13.000 contenedores de seguridad, clasificados por colores. Los verdes provienen de la industria gráfica; los de color rojo del sector de la automoción, principalmente talleres; y los azules, de la industria metalúrgica. Cada contenedor es conducido por un operario a una máquina que mediante el prensado mide la cantidad de paños que hay en el contenedor (con un margen de error de 10 a 20 paños). El Safety Container es uno de los elementos que diferencia a Mewa de la competencia en la gestión de los paños técnicos. Cada uno de ellos cuenta con un código y una etiqueta del cliente para saber en qué lugar se encuentra en cada momento. Se trata de contenedores certificados con una vida de útil que va de los 5 años (contenedores verdes) a los 8 años (el resto).

foto
El contenedor de seguridad SaCon de Mewa está fabricado con poliestireno de baja presión resistente y de alto peso molecular. Gracias a una tapadera articulada con bi-sagras y gomas de estanqueidad inyectadas, queda cerrado herméticamente.

En la zona de descarga de los paños se vigila si en el interior del contenedor existe algún tipo de cuerpo extraño. “No debería haberlos, pero nuestra obligación es comprobarlo. Impartimos cursos e intentamos educar a nuestros clientes para que nuestros contenedores solo sean depósitos para los paños técnicos de Mewa”, aclaraba Thomas Hell.

La planta de Turbigo cuenta con dos túneles de lavado. En uno de ellos solo se trata los paños provenientes de la industria gráfica, ya que el nivel de disolventes en este tipo de paños es muy elevado, y la máquina está preparada para apagarse automáticamente en caso de que el nivel sea muy alto. Cada hora se lavan aproximadamente unos 50.000 paños. La duración del ciclo de lavado es de 240 a 320 segundos, y hasta que un paño acabe pasando todo el túnel pasarán unos 50 minutos.

foto
Con detergentes biodegradables que se utilizan en la dosis más baja posible, Mewa alcanza un alto grado de limpieza.

Para lavar 100 paños se necesitan unos 55 litros de agua, la mitad de ella es limpia y la otra parte reciclada de la línea de lavado de ropa de trabajo con la que también cuenta Mewa en Turbigo. El agua limpia se coge de un pozo subterráneo y se calienta mediante calentadores y con el calor del agua ya usada, para pasar de 12 a unos 35 °C.

Para el secado, la planta italiana cuenta con dos líneas de secado con cuatro cámaras donde se introducen 10.000 m3 de aire, 6.000 de aire limpio captados al principio y al final de la línea y 4.000 m3 que se generan entre las propias cámaras.

foto
Tras el lavado, se presionan los paños para quitarles la humedad.

Mewa produce a gran velocidad con todas las garantías

Cinco paños por segundo es la cifra del rendimiento que puede alcanzar la tejeduría de MEWA Textil- Management, una de las principales compañías del sector de gestión textil en Europa. Los paños de limpieza se confeccionan con la máxima calidad a gran velocidad en sus plantas textiles.

Constantes evaluaciones de calidad ponen a prueba su resistencia y capacidad de absorción, para dar salida a un producto con todas las garantías. Un procedimiento con el que, en total, Mewa teje al año cerca de 108 millones de paños.

A diario se emplean miles de paños de limpieza de Mewa en imprentas, talleres y en la industria metalúrgica en 20 países europeos. Con ellos se limpian herramientas, máquinas y plantas de producción. La compañía dispone en toda Europa de 43 instalaciones y más de 4.500 trabajadores se encargan de esta producción, así como del suministro, la recogida y el cuidado de los paños y otros productos textiles para el uso empresarial, que se limpian y sustituyen en caso de desgaste antes de la nueva entrega a sus 165.000 clientes.

foto

El siguiente equipo que tuvimos la posibilidad de conocer de cerca fue el de la clasificación de los paños. En él se separan uno a uno y se depositan sobre unas cintas, en que pasan a la categoría de limpios, desecho (los que ya no se pueden reutilizar) o a volver a lavar. Observar cómo los operarios hacen la inspección visual paño a paño para su clasificación resulta espectacular. Después se clasifican por peso, desechando los que están desgastados (muy finos) o los que pueden tener algún elemento pegado o incrustado (muy pesados). Cada paño tiene un peso medio de 35 gramos y su vida útil es de unos 50 lavados.

foto
En el control visual, se retiran los paños que no cumplen con los estándares de calidad de Mewa.

Antes de introducir los paños de nuevo en el contenedor, el Safety Container es pasado por una lavadora y escaneado para certificar exactamente cuándo ha sido lavado. Un operario de calidad comprueba entonces que el contenedor esté en perfecto estado y lo cierra herméticamente.

El respeto por el medio ambiente en este tipo de plantas resulta fundamental, más si tenemos en cuenta que se utilizan 250 m3 de agua cada día. Para separar el aceite del agua utilizada se sube el pH, se añade ácido y se calienta. El aceite se almacena para separarlo de nuevo y en Italia se vende, ya que no está permitida su reutilización. En cambio en la planta de Mewa en Alemania el 80% de las necesidades se cubre con aceite reciclado. El agua, una vez reciclada, se trata biologicamente, bajando la suciedad en un 99,9% antes de pasarla al canal de depuración.

foto
El agua utilizada es tratada biológicamente para bajar la suciedad en un 99,9%.

El negocio de Mewa en España

El pasado año la delegación en España de Mewa facturó 8,1 millones euros. El servicio incluye tanto la confección, el suministro, la recogida y el cuidado de los productos textiles, como su mantenimiento y sustitución en caso de desgaste. La actividad de la empresa se desarrolla en el ámbito de paños de limpieza y alfombrillas absorbentes. Además, Mewa ofrece artículos de protección laboral (EPIS) y necesidades técnicas.

Mewa Servicio Textil, con sede en Viladecans (Barcelona) y delegaciones en Amorebieta (Bizcaia) y San Fernando de Henares (Madrid), cuenta actualmente con 47 trabajadores y 3.600 clientes de contrato. El volumen mensual actual de lavado de paños es de 1,9 millones.

Empresas o entidades relacionadas

MEWA Textil-Management

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS