Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Suministrados por la firma Nord

Motorreductores para la limpieza de la emblemática Beekman Tower de Nueva York

Redacción Interempresas15/03/2013
El desarrollo de una góndola de limpieza adaptada a los sinuosos entrantes y salientes del edificio Beekman Tower, diseñado por el estudio del prestigioso arquitecto Frank Gehry y ubicado en Manhattan (Nueva York), constituyó un reto que superaron con éxito Nord y la firma española GinD. En concreto Nord se encargó del suministro de los motorreductores y los variadores de frecuencia instalados en la góndola diseñada por GinD, que está especializada en este tipo de maquinaria.

El desarrollo de una góndola para la limpieza y el mantenimiento de la emblemática Beekman Tower resultó especialmente complejo debido a las características de este edificio diseñado por el estudio de Frank Gehry, bien conocido en España por el Museo Guggenheim de Bilbao.

Con 265 metros, la Beekman Tower es el edificio residencial más alto del hemisferio occidental, pero sobre todo destaca por su diseño de corte clásico, con ondulaciones de acero inoxidable que reflejan la luz y van transformando el aspecto exterior del edificio a lo largo del día. Se puede calificar sin lugar a dudas como una de las fachadas más complejas nunca realizadas, ya que es completamente asimétrica y sin dos piezas iguales. La forma sinuosa de la fachada complicaba enormemente el acceso a los vidrios para su mantenimiento y limpieza.

La góndola de GinD (Góndolas in Design), firma española con sede en Madrid, ha sido diseñada a medida para alcanzar en su totalidad las fachadas del edificio, y para ello ha sido necesario contar con los mejores equipos de accionamiento, cuyo suministro fue asignado a Nord como viene siendo habitual entre ambas empresas: “Trabajamos junto a Nord en todos nuestros proyectos ya que nuestra confianza en ellos a nivel técnico es máxima, la calidad es óptima, el servicio posventa ofrece cobertura internacional y el precio es competitivo dentro del mercado”, afirma Hugo Donoso, Managing Director de GinD. Nord es el proveedor habitual de motorreductores y variadores de frecuencia para GinD, y este proyecto no fue una excepción. El reto era importante teniendo en cuenta que todo el proyecto ha sido diseñado y calculado completamente a medida.

La góndola y los componentes de Nord

El equipo de GinD consta de un brazo telescópico, un sistema especial de guías en fachada y una barquilla multitelescópica para acceder a los retranqueos del edificio. Las unidades suministradas por Nord han desempeñado diversas funciones: elevación, contrapeso y rotación, así como el cabrestante y la extensión y recogida de la unidad telescópica.

foto
En la Beekman Tower de Nueva York se utilizó una góndola de limpieza del tipo GinD SJ. Consta de un brazo telescópico, un sistema especial de guías por la fachada y una barquilla multitelescópica para acceder a los retranqueos del edificio.

Para la elevación, Nord ha entregado un reductor cónico con motor con freno para mover el tambor en el que se enrolla el cable de la góndola cuando ésta se eleva. Además el variador de frecuencia, también de Nord, suaviza los arranques y paradas de la góndola; también sirve para mantener la posición relativa de la góndola, respecto a la fachada del edificio, cuando funciona el telescopio.

El contrapeso es el cajón situado en la parte trasera del mástil y es fundamental, ya que de no estar presente la estructura debería ser mucho más fuerte, y por tanto más pesada y costosa. Nord optó por otro motorreductor cónico que desplaza hacia adelante y hacia atrás un contrapeso que se mueve cuando se extiende el telescopio. Este motorreductor se encarga asimismo de mantener el centro de gravedad de la máquina en el centro de giro de todo el conjunto. Dentro de este apartado hay que añadir asimismo un variador de frecuencia que se encarga del movimiento de la masa del contrapeso con rampas de aceleración y desaceleración.

Por lo que respecta a la rotación, dos motorreductores coaxiales de NORD engranan una corona para el giro de toda la máquina, de manera que la góndola se pueda situar en cualquier cara del edificio. De nuevo un variador de frecuencia suaviza los arranques y las paradas, además de proporcionar distintas velocidades de rotación dependiendo que el telescopio esté extendido o no. El objetivo es igualar la velocidad lineal en el giro de la góndola; si el telescopio está recogido, los motorreductores trabajarán a mayor velocidad que si está extendido. La extensión y recogida de la unidad telescópica corresponde a dos motorreductores cónicos de Nord.

El proyecto de la Beekman Tower exigió también el montaje de un cabrestante con el fin de elevar cargas, como por ejemplo cristales nuevos para reparar la fachada del edificio o equipos de climatización, hasta la azotea del edificio. La góndola que emplea el personal de limpieza no se puede utilizar para este fin ya que está tarada para la carga de personas y del poco peso calculado para el material. En este caso Nord optó de nuevo por uno de sus motorreductores cónicos.

foto
Para extender y recoger el brazo telescópico se utilizaron dos motorreductores cónicos de Nord tipo SK 9032.1.

En la elección de Nord, GinD valoró aspectos como “calidad, servicio y soporte técnico a escala mundial, ya que exportamos el 100% de nuestra fabricación”, tal como apunta Hugo Donoso, quien califica como “óptimo” el grado de colaboración entre ambas compañías: “Nord ha colaborado con nosotros en la selección de los equipos a suministrar, así como en la instalación de los mismos. En todo momento ha ofrecido su servicio y ha solucionado todos los problemas que han ido surgiendo a medida que se iba desarrollando el proyecto”.

Las prestaciones que proporcionan los productos de Nord han constituido también un factor fundamental. Así, un cálculo comparativo entre los componentes de Nord y sus competidores indica para los motorreductores que los esfuerzos radiales admisibles por los reductores de Nord son superiores en un 23,8% a los de la competencia; en cuanto a los variadores de frecuencia, aguantan un 25% más de sobrecargas típicas respecto de la competencia.

Este nivel de servicio y de rendimiento ha sido apreciado en su justa medida por el cliente final, que según GinD ha quedado completamente satisfecho. “El funcionamiento ha sido perfecto, sin averías ni anomalías de consideración desde su instalación. El equipo trabaja todos los días – siempre y cuando el clima lo permite – dada la complejidad que representa la limpieza del edificio“, tal como destaca Hugo Donoso. GinD trabaja con Nord en todos los proyectos que tiene actualmente en marcha.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Tecma - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS