Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Nederman Ibérica, S.A. - Filtros de cartuchos

Nederman MFS

Sistemas de filtros modulares: ideal para sistema de extracción en origen

Foto de Sistemas de filtros modulares
El sistema de filtro modular resuelve sencillamente el problema de partículas, humo, polvo, gases y olores en el aire. La construcción modular significa que el sistema es adecuado tanto para espacios de trabajo pequeños como para grandes talleres de fabricación. Acompañándolo de los ventiladores, los brazos de extracción y las cajas de control de Nederman, puede crear una solución para cualquier lugar de trabajo.

Las aplicaciones típicas son la soldadura TIG o por puntos, la extracción en laboratorios y la manipulación de ingredientes alimentarios, olores y productos químicos.

- Instalación sencilla y rápida: pocas piezas.

- Fácil de ampliar.

- Se puede acompañar de un ventilador, un brazo de extracción y una caja de control.

- Económico y eficiente.



MFS con filtro de partículas:

- Para humo de soldadura, polvo y partículas grandes. Una unidad de filtro completa incluye el cartucho del filtro, la consola y dos conexiones.



MFS con microfiltro / filtro Hepa:

- Para partículas ultrafinas y contaminantes. Una unidad de filtro completa incluye el cartucho del filtro, su soporte y dos conexiones.



MFS con filtro de gas / carbón:

- Absorbe los olores, gases, humo y disolventes orgánicos (tolueno y metiletilcetona). Una unidad de filtro completa incluye el cartucho del filtro, su soporte y dos conexiones.



Directrices generales para el uso de los filtros de carbón de Nederman:

Las dudas normalmente están relacionadas con los productos químicos que se pueden utilizar o no. En consecuencia, se ha redactado unas directrices para que resulte más fácil prescribir este tipo de productos.

Las directrices son aplicables a los siguientes filtros: filtro de carbón MFS, filtro de FilterCart Carbón y filtros para los productos de extracción en bancos de trabajo.



1. Los filtros están diseñados principalmente para disolventes orgánicos:

Los productos químicos inorgánicos y los ácidos rara vez se filtran eficientemente.



2. Los disolventes deben tener un peso molecular superior a 50:

Las moléculas más ligeras no se absorberán muy bien y la vida útil del filtro será muy breve. Las moléculas muy ligeras no se absorberán en absoluto. Puede hallar el peso molecular del producto químico en su ficha de datos de seguridad.



3. Los filtros no se pueden utilizar con productos químicos tóxicos:

Esto se basa en dos motivos. Por una parte, los brazos de extracción no pueden capturar el 100 % de todos los humos; por la otra, un filtro saturado podría expeler productos químicos tóxicos al aire. Esto podría perjudicar al operario. Los productos químicos contraindicados están marcados con el símbolo naranja de toxicidad.



4. Los disolventes deben tener un olor evidente:

Ya que dependemos de dicho olor para detectar que el filtro está saturado.



5. La concentración nunca debe ser tan alta que represente un riesgo de explosión:

Una concentración alta también reducirá en gran medida la vida útil del filtro.



6. Vida útil: no se puede medir la caída de la presión en un filtro de carbón para calcular su vida útil:

Un filtro de carbón saturado presentará la misma caída de presión que uno nuevo. El carbón puede absorber el 10-25 % de su peso antes de saturarse, por lo que un método de cálculo es pesar el filtro y comparar el valor con el de uno nuevo. Si conoce la concentración y el caudal de aire, dichos valores se pueden utilizar para estimar la vida útil del filtro.



7. Cuando efectúe los cálculos relativos a filtros de carbón MFS:

Asegúrese siempre de que el caudal de aire no excede de 500 m3/h. Un caudal de aire mayor reducirá la eficiencia de filtración.