Posicionamos su web SEO / SEM

Tama Ibérica, S.L. - Filtros de mangas

Tama Pulco-Air estándar

Filtros de manga: adecuado para la filtración y la relativa separación de polvo medio fino y impalpable

Foto de Filtros de manga
El filtro de mangas Pulco-Air está equipado con limpieza automática de aire comprimido y es apropiado para la filtración y la separación de polvos medios, finos e impalpables. Tiene una elevada eficacia de filtración y cuenta con una perfecta limpieza del tabique filtrante de funcionamiento continuo.

Principio de funcionamiento:

El aire polvoriento entra por debajo de las mangas filtrantes, a través de la boca conectada con la tolva o mediante cámara de tranquilización. El polvo contenido en el aire aspirado precipita en el contenedor de recogida con una considerable disminución de la velocidad; luego se dirige a las mangas filtrantes, pasando del exterior hacia el interior, depositando las impurezas en la tolva de recogida y restituyendo el aire depurado. Durante el funcionamiento, el filtro se mantiene siempre en perfecto estado gracias a un sistema de limpieza cíclica en contracorriente. Un chorro de aire comprimido, acumulado en el correspondiente depósito, se inyecta repentinamente de golpe dentro de las mangas, esto crea una violenta ola de sacudida en contracorriente en condiciones de separar y hacer precipitar las partículas depositadas en el exterior de las mangas. Dicho chorro, cíclicamente programado por un equipo electrónico, se inyecta a través de una red de tubos de soplado presentes en los respectivos venturis conectados con las mangas filtrantes.

Detalles de fabricación:

La fabricación de los filtros Pulco-Air, se lleva a cabo con paneles plegados a presión y pintados. Las mangas filtrantes son de un tejido de óptima calidad, desarrollado para conjugar las ventajas de una filtración eficaz con la mayor duración del elemento filtrante. Éstas se calzan en cestas metálicas galvanizadas o pintadas para aumentar su resistencia y su duración. El sistema de lavado de las mangas está formado por un programador cíclico con regulador de tiempo, pausa y limpieza, leds de control, depósito de acumulación de aire comprimido con descarga de la condensación y manómetro de presión, electroválvulas moldeadas a presión con piloto eléctrico de autorización, tubos de soplado y venturi de material plástico. El filtro se completa con patas de sostén, puerta de inspección, conexiones eléctricas entre las válvulas y recipiente de recogida del polvo.