Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

FLIR Systems Trading Belgium - Cámaras termográficas

Flir T540

Cámaras térmicas: para inspección de paneles de distribución eléctrica de alto voltaje

Foto de Cámaras térmicas
Un fallo imprevisto dentro de un panel eléctrico puede provocar un problema grave y costoso para el servicio de suministro. Cuando las conexiones o los componentes se recalientan, hay riesgos de pérdida de producción por tiempo de inactividad no planificado y existe la posibilidad de pérdidas por incendios por un cortocircuito eléctrico o un cable ardiendo. No siempre es posible prever cuándo va a producirse un error, porque los problemas no siempre son visibles a simple vista.

Las imágenes térmicas pueden ayudar a detectar puntos calientes en fusibles y conexiones de cables.

Se puede añadir una inspección térmica a las comprobaciones rutinarias de los paneles para obtener información clave, que los ojos por sí solos no pueden detectar. Una cámara térmica puede ayudar a detectar cualquier elemento exigido de la instalación eléctrica antes de que se produzca una avería. Esto le brinda la oportunidad de resolver problemas eléctricos como parte del mantenimiento planificado antes de que se convierta en un problema más grave y más costoso. Una cámara térmica de alto rendimiento, como la Flir T540 con una lente de 24°, puede ofrecer lecturas de temperatura precisas de un panel eléctrico a una distancia segura. Flir cuenta además con una selección de multímetros digitales y medidores de tenaza, como el CM46, que está diseñados para facilitar la toma de mediciones dentro de los paneles eléctricos. En el caso de los armarios de alto voltaje o de componentes inaccesibles, Flir ofrece ventanas de IR que se montan de forma práctica en la parte frontal del panel para se que puedan inspeccionalr sin desmontar nada.

La termografía puede ofrecer lecturas de temperatura precisas de un panel eléctrico a una distancia segura.

Mediante inspecciones térmicas regulares puede detectar y localizar rápidamente problemas relacionados con la temperatura, lo que incluye conexiones sueltas, contactos incorrectos, problemas con los fusibles, desequilibrio de cargas y diferenciales. Planificar reparaciones y mantenimiento preventivo para reducir el riesgo de incendios eléctricos, averías imprevistas y cortes de producción no planificados.